Recomendaciones en Ajedrez 365

martes, 11 de diciembre de 2018

VII y VIII Campeonatos Femeninos de Ajedrez de España, Barcelona 1961 y Madrid 1964, doble triunfo de Pepita Ferrer Lucas y dos subcampeonatos para Maria Lluïsa Puget González

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, Barcelona del 20 al 29 de septiembre de 1961


1961 fue el año en el cual Pepita Ferrer Lucas se estrenó como campeona de España. Fue el primero de los ocho títulos conquistados. La trayectoria de esta gran jugadora ya es conocida de todos los aficionados. Pero, por si acaso, en este enlace, podéis acceder a una pequeña biografía sobre ella. Aunque esté en catalán espero que la podáis entender perfectamente.

VII Campeonato Femenino de España – Barcelona 1961, ajedrecistas participantes
VII Campeonato Femenino de España – Barcelona 1961
De izquierda a derecha: Glòria Velat, Carmen Carrión, María
Luisa Gutiérrez, María Giner y Júlia Maldonado
Sentadas: Maria Rosa Ribes, María Jesús Portaña,
Maria Lluïsa Puget, Lolita Gálvez y Pepita Ferrer


Pepita Ferrer había alcanzado el cuarto lugar en 1953, no participó en el de 1955 (ver este artículo), y ocupó el segundo lugar en 1957. El mismo subcampeonato alcanzó en 1959, siendo superada por María Luisa Gutiérrez en el sistema de desempate.

El ajedrecista español Román Torán
Román Torán
(Foto: Archivo)

Román Torán, en una crónica del 24 de septiembre de 1961 en La Vanguardia, daba cuenta del inicio del campeonato e incluía como participante a Florita Palacios, de la Federación Asturiana, además de las diez jugadoras que figuran en la imagen que inicia esta crónica. Supongo que se trataría de una confusión o bien fue baja de última hora. Un detalle que ignoro. Lo cierto es que dicha fotografía nos muestra, por lo menos a mí por primera vez, la imagen de dos de dichas participantes que me eran desconocidas: María Jesús Portaña y Lolita Gálvez. No tanto la de Carmen Carrión, que ya había concursado en otros campeonatos nacionales, como el de Valencia-1955 y cuyo enlace he anotado en el párrafo anterior.

Jordi Puig Laborda
Jordi Puig Laborda
(Foto: Archivo)

Este campeonato de 1961 se disputó, en horario de 4 a 9 de la tarde, en los salones del Club Ajedrez Barcelona. Jordi Puig Laborda, en uno de sus artículos en la revista Destino, que era como una crónica general y detallada de cada una de las participantes, decía lo siguiente:

“Del 20 al 29 de septiembre se disputó en Barcelona la séptima edición del Campeonato Femenino de España, en donde tuvo lugar ya la anterior de 1959, habida cuenta que se celebra cada dos años.

Esta consecutividad es debida a que no ha sido posible encontrar otra Federación que la Catalana dispuesta a encargarse de su organización. Y ello resulta tanto más incomprensible cuando se observa que Valencia, antaño organizadora y una de las que con la Catalana contribuyen con su participación a dar lucimiento al Campeonato, ha sido la que ha detentado el título nacional desde 1957 al obtenerlo María Luisa Gutiérrez, en Madrid, y refrendarlo a los dos años en Barcelona.

Por otra parte nos consta que existen jugadoras suficientes en el panorama español –sólo en Málaga hay 14 actualmente- que podrían dar mayor relieve con su participación. Si ello no es así habremos de creer que no reciben el necesario estímulo de sus Federaciones para dedicarse a su práctica. Nuestra Federación Catalana puede darles el ejemplo de haberlas incluido en sus Campeonatos generales, aparte de reservarles asimismo una prueba cada dos años para su propio elemento, con lo que se consigue interesarlas fuertemente en el juego y promover e instigar un mejoramiento de su nivel técnico. Es algo que tal vez tendría que sugerirse por la FEDA a sus regionales directamente o por medio del Pleno correspondiente.


Partida de ajedrez Maria Rosa Ribes contra Júlia Maldonado
Una partida entre Júlia Maldonado (izq.) y Maria Rosa Ribes
(Foto: Archivo)

En esta ocasión la competición se desarrolló entre cinco catalanas -hay que hacer constar que Júlia Maldonado sustituyó a la representante asturiana, (en estas notas de Puig podemos ver que Román Torán no estaba equivocado cuando anotaba la inscripción de la asturiana Florita Palacios, en unos párrafos que ya hemos leído), inscrita pero no presentada- tres valencianas, una malagueña y una aragonesa. Con diez participantes el campeonato ganó en importancia, a la par que se dio la favorable circunstancia de ser cuatro las candidatas potenciales al título, con lo que el interés quedó asegurado.

Así, Pepita Ferrer, considerada la favorita indiscutible, aunque con la reserva de sus fracasados intentos anteriores
-como ya he comentado al principio de este apartado- a causa de su tribulación cuando se enfrenta con adversarias del mismo sexo; María Luisa Gutiérrez, doble campeona vigente, siempre en la brecha; la positiva incógnita de Glòria Velat de Colominas, primera campeona de España (ver este artículo) y ausente de la prueba ocho años; y la revelación de Maria Lluïsa Puget, actual campeona de Cataluña.

El comienzo de Pepita Ferrer no fue nada halagüeño, pues siguiendo su irregular costumbre, sólo entabló con Ribes, aún con el riesgo de pasar por una posición inferior que aquélla no aprovechó. Luego le sucedió algo similar con Puget, la cual incomprensiblemente cedió tablas en posición favorable
(qué lástima que las partidas se hayan perdido por el camino). En cambio, dio muestra de su alta clase ante Colominas (Glòria Velat) y Gutiérrez, justificando completamente su consecución del título (estas dos partidas sí figuran en el pgn adjunto).

Puget estuvo superior ganando a Gutiérrez y entablando con Ferrer y Colominas, aún con la salvedad anteriormente indicada, si bien se descuidó demasiado con Giner y Carrión, al no lograr más que tablas, con lo que tuvo que renunciar a mayores aspiraciones. El haber terminado imbatida, como la campeona, es otro mérito de su brillante actuación.


La ajedrecista María Luisa Gutiérrez
María Luisa Gutiérrez
(Foto: Archivo)

Gutiérrez empezó amparada al corresponderle las adversarias que alcanzarían luego inferior clasificación, pero cuando debió enfrentarse con las primates mostró su fragilidad, perdiendo con Ferrer y entablando con Ribes. Colominas se mostró a nivel inferior de sus anteriores gestas, lo que era de esperar dada su actual irregular actividad. Pero creemos podría recuperarse fácilmente si se empeñara en ello.

La afición de Ribes no se ve compensada con mejores resultados, a pesar de que en esta ocasión superó sensiblemente anteriores clasificaciones. Deslucieron mucho su actuación sus derrotas con Gálvez y Giner, que no compensaron estimables resultados, como sus tablas con Ferrer, Gutiérrez y Colominas. Todas pusieron gran empeño y entusiasmo, y aunque esto fuera lo más destacado de las restantes, no deja de ser muy valiosa su dedicación, que deseamos prosigan y estimulen…”


También en Mundo Deportivo se sucedieron diversos artículos sobre el curso del torneo, aunque sin la inclusión de alguna partida que hubiera agradecido la clientela. En el epílogo de dichos artículos figuraba la imagen que adjunto, aunque no tenga la nitidez deseada, así como el título que la encabeza, además de una entrevista a la campeona, realizada por Mari-Carmen Hernández.

VII Campeonato Femenino de Ajedrez de España 1961, Pepita Ferrer campeona
Pepita Ferrer, del Club Comtal, campeona de España
(Fuente: Mundo Deportivo: 5/10/1961)

“… Pepita Ferrer, militante en las filas del Comtal, es pues nuestra actual campeona, que tras brillantes palmarés regionales e incluso dentro de la panorámica española ha conseguido, al fin, su primer galardón nacional.

La expresión de Pepita Ferrer dista mucho de ser la de hace dos años. Entonces, decepcionada por no haber alcanzado su meta, quedó subcampeona, esta desilusionada, ahora ha visto realizado el sueño que tiene derecho todo buen jugador.

-¿Esperabas tranquila esta revancha?

Sí, porque sin esa tranquilidad me hubiera sido imposible ganar. Empecé a jugar con ganas y lo demás vino ya luego.

-¿Estabas segura de que ibas a ganar?

-Al menos de que ganaría a María Luisa Gutiérrez que era la actual campeona.

-¿Entonces es que no la considerabas temible?

-No, ni ahora ni antes, a pesar de que me había ganado dos veces, la verdad es que consideré más peligrosas a las jugadoras catalanas Maria Lluïsa Puget y Maria Rosa Ribes.

-¿Se cumplieron tus temores?

En efecto, mi papeleta con respecto a ellas fue la más peligrosa, hice tablas con ambas.

-¿Quién duró menos en tus manos, Pepita?

-María Jesús Portaña, no llegó todavía a la hora.

-¿La que más?

-Puget, estuvimos cinco horas.

-¿Es cierto lo de tu retirada?

-Sí, ya no tomaré parte en más competiciones femeninas.
(Una sentencia que no cumplió).

-¿Lo harás en pruebas mixtas?

-Sí, es la única manera de jugar bien. Cuando lo hago contra chicas me domina el nerviosismo de tal manera que no rindo lo que debiera, en cambio me supero en las competiciones mixtas.

-¿No será en parte cobardía?

-No, cobardía no, más bien es deseo de tranquilidad, el juego lo quiero como un sedante y si empiezo a perder kilos…

-¿Entonces para la próxima competición Pepita Ferrer estará ausente?

-Como soy la actual campeona de España estoy dispensada a la hora del campeonato regional, o sea que durante estos dos años estaré ausente; ahora bien, si el próximo Campeonato de España se celebra fuera de Barcelona Pepita Ferrer estará presente.
(Y lo cumplió. Fue en Madrid, cuyo resumen veremos luego).

¿Cuál es tu categoría actual?

-Estoy dentro de la primera preferente. Soy la única chica en España que la tiene.
(Debo indicar que la categoría Preferente la obtenían en Catalunya los jugadores de primera categoría que habían conseguido lo puntos necesarios en los campeonatos individuales. Y no resulta fácil el intento).

-¿Tuviste que entrenarte mucho para la competición nacional?

-Entrenarme, no. Lo que hice fue tomar parte con anterioridad en una competición que se celebró en Berga y esto me sirvió de entreno.
(Podéis ver una crónica de este torneo de Berga de 1960 en este enlace).

-¿Son realmente las féminas barcelonesas las más significativas en estas lides?

-Sí, las jugadoras de aquí no sólo lo han demostrado sino que reamente lo son. Para mí las mejores son Glòria Velat y Maria Lluïsa Puget.

-¿Cuál es tu historial deportivo hasta la fecha?

-He tomado parte en diez competiciones, seis campeonatos de Cataluña y cuatro de España. En los que respecta a la región quedé, por orden, tercera y el resto campeona, y en el nacional tercera, segunda, segunda y primera.
(Creo que Pepita Ferrer no acierta con la primera de las clasificaciones, puesto que en el primer campeonato de España que intervino -1953-, quedó en cuarta posición -no tercera-, no concursando en el de 1955. Sobre esto ya hablo en otro espacio de esta crónica).

-¿En total, pues?

-Seis títulos y dos subtítulos.

-¿Muchos años en la práctica?

-Alrededor de los dieciséis años son los que llevo en el ejercicio del ajedrez.

-¿Te conocen internacionalmente?

-Todavía no, pero quizás sea en Holanda donde haga mi debut.

-¿Está muy próximo?

-Es aún un proyecto…

A lo mejor hay suerte.”


Veamos una imagen de Pepita Ferrer, de algunos años antes, disputando su partida con Eustòlia Embaeff, una “no reconocida” campeona de Catalunya. En este enlace, podéis ver algunos detalles sobre ello y los tejemanejes de aquellos tiempos, como el que explicaré más adelante sobre el campeonato femenino de España de 1964.

Partida de ajedrez Eustòlia Embaeff Zvova-Pepita Ferrer
Partida Eustòlia Embaeff Zvova-Pepita Ferrer
(En un campeonato femenino de Catalunya)

(Foto: Ajedrez Español)

También en El Ajedrez Español, y presidiendo la foto que antecede, se comentaba que había aparecido en Diario de Barcelona una crónica del periodista y escritor Domingo de Fuenmayor, bajo el título de: JAQUE-MATE femenino, que decía lo siguiente:

“Leo y oigo en los periódicos o a través de la radio, muchas entrevistas hechas a señoras y señoritas. Casi siempre, cuando el entrevistador pregunta a la personaje por sus aficiones o dedicaciones deportivas, al margen de la actividad objeto de la entrevista, declara aquélla que practica la natación, le equitación, el baloncesto. Respecto a las artes, suelen declararse, con unanimidad emocionante, aunque un poco monótona, amantísimas de la pintura, la música, la literatura y de leer de un tirón incluso a los clásicos aburridos de solemnidad.

Nunca, en cambio, he oído ni leído que una dama o damita contestase:

-Pues mire usted, señor periodista: a mí lo que más me gusta es jugar al ajedrez.

Sin embargo, en este campeonato femenino de ajedrez, que se está desarrollando estos días en Barcelona, me indica la equivocación en que estaba; mi deficiencia informativa: las mujeres juegan al ajedrez, aunque haya quienes opinen -varones orgullosos- que no es juego de mujeres. ¡No sé por qué no!...

¿Por qué las mujeres hablan mucho, y mientras está pensándose las jugadas conviene guardar silencio? ¡Bah!... Mujeres existen muy calladitas -aunque la femineidad se lleve la fama de parlanchina-, capaces de ganarle la partida al más pintado, a la chita callando.

El ajedrez es, sin duda, juego para hombres, pero para mujeres también. Para mujeres, por lo que tiene de sedentario, de requerir paz, la tranquilidad; asimismo, la estrategia, pero ésta no indispensablemente de campo de batalla, sino para incruentas lides.

Sólo en contadísimas ocasiones, una partida entre “ellas” y “él”, que pudo concluir en “tablas”, terminará con el tablero en la cabeza de su viril adversario. No; no es el ajedrez juego de nervios desatados, sino controlados perfectamente. Y si las mujeres saben jugar, sabrán perder, con la sonrisa en los labios y deportivamente, no llegando tarde a la cita de la derrota o del triunfo, con el reloj de las exactas cronometraciones al lado.

La práctica del ajedrez no tiene sexo, como también de él carece el cultivo de la poesía. Así, las mujeres que escriben buenos versos quieren ser llamadas poetas y no poetisas, y el vocablo “ajedrecista” señala igual a las mujeres que a los hombres. Queda el amor -no el inteligente amor propio- al margen. Don Juan Tenorio, amador de oficio, no jugaba al ajedrez… y así de mal le salieron sus partidas “simultáneas” y sus partidas “a ciegas”.


Tartakower y Torres Quevedo, con la máquina del ajedrez
Tartakower y Torres Quevedo, con la máquina del ajedrez
(Foto: Archivo)

Jugar al ajedrez requiere la serenidad del “póker”; pero más sabiduría, porque en el ajedrez no juega el azar o puede vencérsele. Aunque haya habido un ajedrecista automático: aquel que creara Torres Quevedo, adelantado de la cibernética.

Total, que ignoraba por mi parte la existencia de tantas damas y damitas jugadoras de ajedrez, en la cantidad y calidad necesarias para organizar el campeonato que me ha servido de tema. Sea para todas ellas mi saludo; con admiración, simpatía, un poco de envidia y un mucho de sonrojo, porque yo no he pasado de las “damas”.”


Más adelante ya veremos las clásicas mesas de juego de este club que han visto, en el transcurso de los años, el concurso de grandes acontecimientos, como el Campeonato de España entre los grandes Manuel Golmayo y el Dr. Ramón Rey Ardid. O bien como el primer campeonato femenino del Club Ajedrez Barcelona. Toda una tradición.

Los ajedrecistas Manuel Golmayo de la Torriente y el Dr. Ramón Rey Ardid
Manuel Golmayo de la Torriente y el Dr. Ramón Rey Ardid
El día de la presentación del match

(Foto: Archivo)

Partidas de ajedrez entre Golmayo y el Dr. Rey en 1944
Una de las partidas entre Golmayo y el Dr. Rey
(En segundo término Valentín Marín, presidente de la
FEDA y el Dr. Esteban Puig y Puig, árbitro del match)

(Foto: Archivo)

Y para mejor claridad, la imagen de una de las rondas de dicho I campeonato femenino de Barcelona, donde se pueden ver con todo detalle las mesas, con una nutrida concurrencia de espectadores, entre los que destacan el Dr. Esteve Puig i Puig y Valentín Marín. Y entre los dos, el presidente del Barcelona, Àngel Molero, que luce bigote.

I Campeonato Femenino de Barcelona 1932
I Campeonato Femenino de Barcelona 1932
Local del Club de Ajedrez Barcelona

(Foto: Archivo)

Y estos fueron los resultados del VII Campeonato femenino de ajedrez de España…

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación final por orden del sorteo inicial
Clasificación final por orden del sorteo inicial

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación final por orden de puntuación
Clasificación final por orden de puntuación

Qué puedo decir yo que no haya dicho Jordi Puig Laborda en el aludido artículo en Destino. Un buen torneo de Pepita Ferrer, que finalizó imbatida, lo mismo que su colega Maria Lluïsa Puget, que iba en primer lugar al término de la 7ª ronda, pero sus tablas en las dos últimas partidas contra Giner y Carrión le privaron del título. Puget realizó un excelente torneo y fue un éxito lograr clasificarse por delante de la experiencia de Gutiérrez y Velat. Renovó el subcampeonato en el siguiente torneo, pero de ello hablaré más adelante.

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación después de la 7ª ronda
Clasificación después de la 7ª ronda

Pepita Ferrer Lucas, imagen y firma
Pepita Ferrer Lucas
(Barcelona, 7/5/1938 - Tarragona, 14/1/1993)

(Foto: Archivo)

María Lluïsa Puget i González, imagen y firma
María Lluïsa Puget i González
(Barcelona, 11/2/1935 - 8/10/1998)

(Gentileza de Lucien Francino)

Por lo que respecta a la campeona de España María Luisa Gutiérrez, al final de la 5ª. Ronda llevaba una marcha impecable: 5 de 5 -y todo hacía presagiar que renovaría el título, ya obtenido en 1957 y 1959-. Ver la clasificación…

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación después de la 5ª ronda
Clasificación después de la 5ª ronda

… pero en la ronda 6ª sería la catalana Maria Lluïsa Puget quien rompería su marcha. Y en la 8ª ronda fue Pepita Ferrer quien se ocupó de que los deseos e ilusiones de la gran jugadora valenciana no se cumplieran, no sin que existiera una cerrada pugna con diversas alternativas, como hemos visto en los recortes de clasificaciones al final de distintas rondas.

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, partida María Giner - Maria Lluïsa Puget
8ª Ronda: Partida María Giner (derecha) - Maria Lluïsa Puget
(Gentileza de Lucien Francino)

Y estos fueron los enfrentamientos de la 8ª ronda…

VII Campeonato femenino de ajedrez de España, resultados de la 8ª ronda
Resultados de la 8ª ronda

Y estas fueron las jugadoras que los protagonizaron. Observad el tipo de mesa al que he aludido al principio. En esta ocasión hubo un cambio, las sillas. Los organizadores debieron interpretar que los antiguos sillones resultaban demasiado incómodos.

Campeonato femenino de España - Barcelona 1961 - 8ª ronda
Campeonato femenino de España - Barcelona 1961
8ª ronda – todas las jugadoras que están
de cara jugaban con las piezas negras
Están situadas en el mismo orden del cuadro, de izquierda a derecha.
Únicamente no aparece en la foto Júlia Maldonado,
que jugaba contra Lolita Gálvez.

(Gentileza de Lucien Francino)

Glòria Velat obtuvo una buena clasificación, con diversos altibajos en su juego, normal por llevar tiempo desconectada del ajedrez. Y también fueron buenas las posiciones de Ribas y Gálvez, que empataron con la campeona y tal vez fueron las que más inquietaron a las primeras clasificadas. Carrión y Giner cumplieron, dando algún que otro disgusto. Floja, muy floja, la actuación de mi recordada amiga de la familia, la veterana Júlia Maldonado, que se recuperaría en el siguiente campeonato. Tal vez su incorporación de última hora en el torneo, por la baja de la representante asturiana, le privó de cierto entrenamiento y predisposición previa para jugarlo. Y bastante hizo la aragonesa María Jesús Portaña, venciendo a esta última.

Y esta fue la partida que valió un título…

Las ajedrecistas Pepita Ferrer Lucas y María Luisa Gutiérrez
Pepita Ferrer Lucas y María Luisa Gutiérrez

Ferrer Lucas, Pepita - Gutiérrez, Maria Luisa [C14]
VII Campeonato Femenino de España - Barcelona 8ª ronda 28/09/1961


1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Ae7 5.e5 Cfd7 6.Axe7 Dxe7 7.Cf3 c5? (ver diagrama)

Partida de ajedrez Pepita Ferrer - María Luisa Gutiérrez, 1961, posición después de 7…c5?
Posición después de 7…c5?

Esta jugada, normal en la francesa, es en este momento un grave error, que Pepita aprovechará [>=7...0-0= ] 8.Cb5! Ca6? Y después del primero llega el segundo... debía jugarse, aunque hace daño a la vista, ... Rd8 9.Cd6+ Rf8 10.Axa6 bxa6 11.c3 f6 12.0-0 cxd4 [Era algo mejor, aunque insuficiente, 12...fxe5 13.dxe5 Tb8 14.b4+- ] 13.cxd4 g6 buscando una salida para el rey negro. 14.Tc1 Rg7? [>=14...Cb6 pero tampoco salvaba la partida.] 15.Tc7! Tf8 16.Dc1 Ni mejor ni peor que otras movidas de dama 16...Dd8 17.exf6+ Rxf6 18.Ce5 Te1 o bien Cg5 aún eran mejores. 18...Rg7 19.Cxc8 (Ver diagrama)

Partida de ajedrez Pepita Ferrer - María Luisa Gutiérrez, 1961, posición después de 19.Cxc8
Posición después de 19.Cxc8

Dc2 era mejor, pero Pepita va por el camino más sencillo. 19...Txc8 20.Txd7+ Dxd7 21.Cxd7 Y con pieza de menos las negras abandonaron. 1-0

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, Madrid del 6 al 12 de marzo de 1964


Así daba cuenta Román Torán en su crónica en La Vanguardia del comienzo del torneo…

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de La Vanguardia, 1/3/1964
La Vanguardia, 1/3/1964

La ajedrecista Pepita Ferrer en 1964
Pepita Ferrer, la campeona
(Foto: revista Destino)

Un torneo que se jugó entre los días 6 al 12 de marzo en los salones del Centro Asturiano de Madrid y que constituyó un éxito rotundo de las jugadoras catalanas que ocuparon los tres primeros lugares.

El diario MARCA, en su edición del 11/3/1964, y en una crónica de Carlos Albero (*), venía titulada así: Cerrada lucha en el Campeonato nacional femenino entre las catalanas Ferrer y Puget. Su partida de mañana, decisiva para el título. Y decía esto:

“Se mantiene la incertidumbre en el Campeonato femenino de España. La actual campeona, Pepita Ferrer, de Barcelona, y María Luisa Puget, que en la última edición de este certamen obtuvo el título de subcampeona, se encuentran al frente de la clasificación y todo parece indicar que de la partida que han de disputar mañana, en la ronda final, dependerá la resolución del Campeonato…”

Luego el diario añadía una serie de resultados, así como la clasificación provisional, para continuar con algunos detalles sobre los enfrentamientos de las diferentes jugadoras, para concluir con…

“… nota sorprendente es la pobre actuación de la ex campeona de España, Pilar Cifuentes, pues llevaba mucho tiempo apartada de las competiciones y no ha conseguido entrar en juego.”

(*) Será intuición o bien un pensamiento sin ningún fundamento, pero diría que este cronista, Carlos Albero, podría ser el pseudónimo de Román Torán Albero. Tal vez el amigo Ricardo Lamarca Barrios podría sacarme de dudas.

Y esta fue la crónica de Torán en La Vanguardia, ante la interesante ronda final…

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de La Vanguardia, 12/3/1964
La Vanguardia, 12/3/1964

Y en Mundo Deportivo aparecía esta pequeña nota sobre los resultados finales, con errores incluidos sobre la procedencia de algunas jugadoras…

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de Mundo Deportivo, 14/3/1964
Mundo Deportivo, 14/3/1964

… cuya procedencia real y clasificación podemos ver en estos dos cuadros que siguen…

VIII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación final por orden del sorteo inicial
Clasificación final por orden del sorteo inicial

VIII Campeonato femenino de ajedrez de España, clasificación final por orden de puntuación
Clasificación final por orden de puntuación

Y así reza la crónica final de Román Torán sobre este torneo nacional…

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de La Vanguardia, 13/3/1964
La Vanguardia, 13/3/1964

También Jordi Puig, en la revista Destino, daba cuenta, como siempre, de su impresión sobre un torneo de ajedrez. En esta ocasión fue sobre este nacional femenino. Parece que no todo fue de color de rosa y su crítica fue notoria. Empezaba así…

“En Madrid y del 6 al 12 de marzo, se ha disputado el VIII Campeonato de España femenino, que tiene lugar cada dos años.

El torneo ha sido muy pobre, pues además de reunir una participación reducida, exceptuando las catalanas, las jugadoras han demostrado un nivel de juego casi elemental e incluso la excampeona Pilar Cifuentes no ha estado a la altura de lo que de ella cabría esperar.

La ajedrecista Glòria Velat Badia
Glòria Velat Badia
(Foto: Archivo)

Además, la ausencia de la valenciana María Luisa Gutiérrez y de la otra catalana Glòria Velat, ambas excampeonas, ha eliminado toda capacidad de sorpresa.

Pepita Ferrer se halla ahora en un momento importante en España, ha rebasado el ámbito femenino, en el que prácticamente no tiene rival y está en fase de superación para mayores empresas, no sólo en el campo internacional femenino, en el que últimamente demostró sus posibilidades y que prepara ya mejorar próximamente, sino incuso en la máxima categoría del ajedrez nacional, en el que aparecerá de un momento a otro si se lo propone, como así parece.

Su inmediato antecedente es el campeonato general de Cataluña, en su máxima categoría, considerado como semifinal del campeonato de España, en cuya prueba, si bien hasta ahora ha conseguido resultados modestos en cuanto a amenazar los puestos clasificatorios, aunque suficientemente meritorios por lo que pueda creerse capaz de realizar una mujer, no nos extrañaría mucho que en el término de muy poco tiempo lograra introducirse en los puestos privilegiado.

El empuje que arrastra Pepita Ferrer parece ser ha despertado las ansias de otras jugadoras que creen poder tener también sus posibilidades en el sector, y el señuelo de la participación en el Torneo Zonal va a depararnos un próximo campeonato de España que podría ser, si se hace propicio el ambiente, el punto de partida para una auténtica vitalización del ajedrez femenino.

En este campeonato la superioridad de Pepita Ferrer ha sido manifiesta y sólo cedió tablas en la última ronda con su más directa rival, María Lluïsa Puget, ya que le bastaba para conservar el título, al propio tiempo que “Marisa” conservaba el suyo de subcampeona, no sin dificultades. El tercer puesto fue para la veterana y acérrima concurrente Júlia Maldonado, que sólo fue batida por sus dos antecesoras.

La mayoría de las restantes dieron incluso una muestra más del endémico problema de la ética deportiva de no saber abandonar a tiempo cuando se llevan piezas de menos en posiciones desesperadas. Llamamos la atención sobre este particular, haciéndolo extensivo a todos los jugadores que lo practican, por no saber reconocer la superioridad del adversario, y que ofrece la particularidad de que generalmente se da precisamente en las capas inferiores, aunque a veces éstos sean jugadores de los llamados de segunda categoría.”


Luego Puig seguía con la clasificación final y con el detalle de la inclusión de la partida entre Pepita Ferrer y Júlia Maldonado, que podemos ver ahora…

Las ajedrecistas Pepita Ferrer Lucas y Júlia Maldonado de Monerris
Pepita Ferrer Lucas y Júlia Maldonado de Monerris

Ferrer Lucas, Pepita - Maldonado de Monerris, Júlia [B90]
VIII Campeonato Femenino de España Madrid
6ª Ronda - 11.03.1964


1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.a4 Cbd7 7.Cb3 e6 8.Ae2 Dc7 9.f4 Ae7 10.Ae3 h6 11.Af3 Cc5? [11...e5 Parecía más aconsejable.] 12.De2?! [>=12.Cxc5! dxc5 13.e5+/= con ventaja.] 12...Ad7? [>=12...Cxb3 13.cxb3 e5= ] 13.a5 [13.Cxc5 seguía siendo mejor.] 13...Ac6 14.Cxc5 dxc5 15.Df2 Cd7 16.0-0 0-0 17.Tfd1 Tad8 18.Rh1 b5?! [>=18...Tfe8 ] 19.axb6 Dxb6 20.b3 Cf6 21.Ca4 [>=21.e5 ] 21...Axa4? [Debía jugarse... 21...Txd1+ 22.Txd1 Dc7 conservando una cierta igualdad.] 22.Txa4 Txd1+ 23.Axd1 Td8 24.Ae2 a5 25.h3 Dc7 26.Ad3 Cd7 27.Dd2 Cb8 28.Dc3 [>=28.Dxa5 Dxa5 29.Txa5 Cc6 30.Ta1 Cb4 31.Td1 con ligera ventaja.] 28...Cc6 29.Axc5 Axc5? [>=29...Dxf4!= ] 30.Dxc5 (Ver diagrama)

Partida de ajedrez Pepita Ferrer - Júlia Maldonado, 1964, posición después de 30.Dxc5
Posición después de 30.Dxc5

30...Dxf4!? Maldonado creía alcanzar tablas por jaque continuo, pero esto era posible si hubiera visto 34. ... Txd3!! 31.Dxc6 Dc1+ 32.Rh2 Df4+ [32...Txd3! 33.De8+ Rh7 34.cxd3 Df4+ 35.Rg1 (35.g3 Df2+= ) 35...Dc1+ 36.Rf2 Dd2+ 37.Rg3 De3+= ] 33.Rg1 Dc1+ 34.Rf2 Dd2+? [34...Txd3!! (Ver diagrama)

Partida de ajedrez Pepita Ferrer - Júlia Maldonado, 1964, posición después de 34…Txd3!!
Posición después de 34…Txd3!!

35.De8+ Rh7 36.cxd3 Dd2+ 37.Rf3 Dxd3+ 38.Rg4 (38.Rf2 Dd2+ 39.Rg3 Dd3+ 40.Rh2 Dd6+= ) 38...De2+ 39.Rf4 Df2+ 40.Re5 Dc5+ y parece que el rey blanco no puede salir del encierro.] 35.Rf1? [35.Rf3!+- ] 35...Dd1+? 36.Rf2 Dd2+ 37.Rf3 e5 38.Db6 Df4+ 39.Re2 Dg5 40.Df2 Td6 Y las negras aún se defendieron hasta la jugada 57, en que abandonaron. No es una gran partida... pero es la única que ha llegado a mis manos. 1-0

Y en Mundo Deportivo aparecía también una especie de entrevista a Pepita Ferrer, con el título Tomando Café con… Pepita Ferrer. M.L.M. le preguntaba…

“-¿Se necesitan facultades especiales para este juego?

-Capacidad de concentración, nervios firmes, técnica y fantasía y, sobre todo “voluntad de vencer”.

Aquí tenemos a la campeona femenina de España, Pepita Ferrer, ella le dirá:

-¿Qué representa para ti este juego?

-En plan deportivo, todo, ya que yo trabajo en administrativo y el ajedrez es mi diversión.

-¿Consideras, entonces, este juego como un deporte?

-Naturalmente, deporte es ejercicio, no sólo físico sino también mental.

-¿Qué mínimo señalas para empezar a jugar decentemente?

-Depende la afición y de las facultades, hay que estudiar mucho y todo ello llevado al máximo; yo diría unos dos años.

-¿Dónde acostumbras a jugar?

-En Ajedrez Condal, de Barcelona.

-¿Qué te gusta más, partidas por equipos o individual?

-Por equipos se sufre más, pero es más interesante.

-¿Hay mucho femenino que juega?

-No demasiado.

-¿Cómo te va en este Campeonato de España?

-Bien.

-¿Cuál ha sido para ti la competición más interesante a la que has asistido?

-La primera individual en Barcelona, fue emocionante y de una gran tensión para mí.

-¿Te gusta el café?

-Muchísimo, sobre todo cuando juego, mantiene la mente clara y en este juego todo lo que la ayudes es poco.

Pepita Ferrer, joven, guapa, inteligente y rubia, sigue siendo por este año 1964 campeona de España; esperamos lo sea por muchos años ya que es una “hincha” del ajedrez.”


Y en el diario MARCA, del 13/3/1964 se leía este titular…

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de Marca, 13/3/1964
Marca, 13/3/1964

… y el mismo periodista del anterior reportaje, Carlos Albero, comentaba estas cosas…

“… se esperaba con gran expectación el choque de la ronda final entre Pepita Ferrer y María Luisa Puget, que se encontraban igualadas a puntos, tras haber ganado todas sus partidas y que, por lo tanto, tenía carácter decisivo. Pero la partida defraudó a los espectadores, porque finalizó en un rápido empate que decidía el título a favor de Pepita Ferrer pues, según la reglamentación de estas pruebas, al persistir la igualada después de aplicarse el sistema de desempate Sonneborn-Berger, el campeón retiene el título. Por esto se esperaba que Puget plantease una lucha arriesgada ya que, aun perdiendo, no corría peligro su segundo puesto…

… Ferrer y Puget han renovado los títulos conseguidos en 1962
(de hecho fue en 1961). Con el tercer puesto de la señora Maldonado, las jugadoras catalanas han demostrado neta superioridad sobre el resto de las participantes…”

Y esta es una imagen del momento de la celebración de las campeonas, junto a cuatro personajes del ajedrez español… aunque uno de ellos es para mí un desconocido. Ruego información del nombre del mismo a la persona que reconozca al señor con gafas de la fotografía.

VIII Campeonato femenino de España 1964, reunión en el bar
VIII Campeonato femenino de España 1964
De izquierda a derecha: José Sanz Aguado, Esteban Gete Martín,
María del Pilar de Cifuentes, Pepita Ferrer Lucas, Maria Lluïsa
Puget González, -no identificado- y Fernando Rubio Aguado

(Foto: Gentileza de Lucien Francino)

Y para terminar sobre ambos torneos nacionales femeninos, también en El Ajedrez Español, nº 94, de 31 de marzo de 1964, se podía leer en el Editorial de la página 649 lo que figura en el siguiente recorte; toda una queja sobre el Campeonato de España de 1964, donde el articulista no deja títere con cabeza por la penosa organización del certamen. De todas formas, pienso que la misión de la revista debió ser, al margen de dichos comentarios, incluir algunas de las partidas que se disputaron. No fue así.

VIII Campeonato Femenino de Ajedrez de España, recorte de El Ajedrez Español nº 94, 31/3/1964
El Ajedrez Español nº 94, 31/3/1964

El sistema de desempate


Ya comenté en otro artículo que el sistema de desempate para dilucidar el título del campeonato femenino de España de 1964 no me parecía adecuado. Es decir, sí hasta el Sonneborn-Berger. Pero otorgar el título a una de las dos jugadoras porque había vencido en el anterior, no me parece ni justo, ni deportivo. Hubiera sido diferente de tratarse de un match entre ellas dos, donde sí existían los precedentes de los diversos empates para el campeonato del mundo donde Botvinnik conservó el título frente a Bronstein (1951) y Smyslov (1954), después de sendos empates a 12, por poner un ejemplo. Y viendo los comentarios del recorte anterior, donde se habla de la poca influencia que el torneo tuvo en la prensa y el público, hubiera sido una buena dosis de interés para aquéllos que las dos vencedoras disputasen un match de desempate en el número de partidas que determinase la FEDA. No fue así y se perdió la oportunidad de fomentar el ajedrez femenino. Una pena.

Curiosidades


Veamos ahora un par de fotografías en las que aparece Pepita Ferrer, que siempre serán interesantes de conocer, por su buena predisposición a jugar por equipos y en simultáneas.

Pepita Ferrer en el Campeonato de España por equipos de 1971
Igualada, 20/9/1971 - 1ª ronda Campeonato de España por equipos
Match Tarragona (2 ½) Ateneo Marítimo de Valencia (1 ½)
A su izquierda, su compañero de equipo, Juli Baixauli Cullaré

(Foto: Gentileza de Josep Alió i Borràs, de su libro Els Escacs a Tarragona)

La siguiente fotografía figura en la web del Club Ajedrez Amposta y fue incluida con motivo de celebrarse en esta población el 74º Campeonato Femenino de Cataluña 2016, cincuenta años más tarde de esta visita de Pepita Ferrer.

Pepita Ferrer impartiendo unas simultáneas en 1966
1966, Plaça de l’Aube de Amposta
Pepita Ferrer jugando unas simultáneas

(Fuente: https://escacs-amposta.blogspot.com/search?q=PEPITA+FERRER)

Y esto es todo, un pequeño paseo por ambos torneos que, aunque la información fue y es un tanto escasa, creo que por lo menos habrá quedado constancia de lo que fueron, así como de las tres únicas partidas que he podido reunir, que figuran en el pgn adjunto.

Espero que los dirigentes del Club de Ajedrez Amposta no se enfaden por haber incluido la fotografía tomada de su web.

Joaquim Travesset
11 de diciembre de 2018

2 comentarios:

Joaquim dijo...

Dos cosas:

1) Espero que en breve el amigo José Luis Pérez pueda incluir la fotografía de las jugadoras del torneo de 1961, que no ha aparecido en el artículo por omisión.

2) A todos los interesados en conocer el segundo apellido de algunas jugadoras que por lo menos yo no conocía, he encontrado en unos artículos de Ricard Guinart Cavallé los segundos apelledos de tres de ellas.
No todas las que indico jugaron en estos dos torneos, pero sí en otros campeonatos de España.
Maruja, o Marujita, Muñoz Orts
Júlia Maldonado Palacios, de Monerris
María Luisa Gutiérrez Blanco

Joaquim dijo...

Incorporada la fotografía, queda subsanada la omisión.


Jugar al ajedrez