Recomendaciones en Ajedrez 365

lunes, 28 de diciembre de 2009

Ajedrez brillante y a la ciega

Topalov jugando ajedrez a la ciega contra varios tablerosEn España no estamos acostumbrados a que surjan niños prodigios del ajedrez, de hecho, desde que Arturo Pomar apareció en escena, creo que es la primera vez que algo de este tipo acontece en nuestro país. El caso es que el pasado fin de semana, Agustín Ternet, un desconocido joven de tan sólo doce años, retaba a una partida a ciegas al mismísimo subcampeón de Europa sub-18, David Recuero, y le vencía en buena lid, y eso que este último jugó viendo el tablero. No os perdáis detalle de la combinación que esta joven promesa del ajedrez español tuvo la brillantez de idear.

La partida de ajedrez transcurrió como sigue:

1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. c3 Cf6
5. d4 exd4
6. cxd4 Ab4+
7. Cc3 d5
8. exd5 Cxd5
9. 0-0 Ae6
10. Ag5 Ae7
11. Axd5 Axd5
12. Cxd5 Dxd5
13. Axe7 Cxe7
14. Te1 f6
15. De2 Dd7
16. Tac1 c6
17. d5 cxd5
18. Cd4 Rf7
19. Ce6 Thc8
20. Dg4 g6
21. Cg5+ Re8


Partida de ajedrez Agustin Ternet - David RecueroHasta aquí todo parece normal, pero la combinación que, en este preciso instante, Agustín Ternet se sacó de la chistera es espectacular (ver diagrama):

22. Txe7+!! Rf8

Obviamente el sacrificio de calidad no se puede aceptar y las negras deben especular con el mate en c1.

Si 22... Dxe7 23.Txc8+ ganando y si 22... Rxe7 23.Te1+ Rd6 24.Db4+ Rc7 (si 24... Tc5 25. Te6+) 25.Ce6+ Rb8 26.Df4+ con idéntico resultado.

23. Tf7+! Rg8
24. Tg7+! Rh8
25. Txh7+! Rg8
26. Tg7+! Rh8


Si 26...Rf8 27.Ch7+ gana fácilmente.

Aquí nuestra joven promesa anunció mate en nueve... y jugando a ciegas.

27. Dh4+ Rxg7
28. Dh7+ Rf8
29. Dh8+ Re7
30. Dg7+ Re8
31. Dg8+ Re7
32. Df7+ Rd8
33. Df8+ De8
34. Cf7+ Rd7
35. Dd6++


Increíble, ¿no?

3 comentarios:

Ladrón_De_Versos dijo...

Jajajaja... hace algún tiempo que paso por tu blog: ¿Se trata de una broma en el día de los santos inocentes verdad? Esta partida de ajedrez se jugó entre Steinitz con las piezas blancas y Von Bardeleben con las piezas negras... Es la llamada inmortal de Steitnitz, una de sus mejores partidas, cómo es posible que más de 100 años después dos jugadores la realicen exactamente igual a la partida original? jajajaja, supongo que se trata de una broma, ya me responderás en tu blog o en el mío, porque estoy impaciente de saber tu respuesta ante dicha broma, jajajaja.

Por cierto, te he enlazado en mi blog que es de ajedrez, espero que te guste el enlace y también mi blog...

Un saludo y feliz año. Nos seguimos leyendo. Un abrazo.

Ladrón_De_Versos dijo...

Por cierto, mi blog es: http://ajedrezdeataque2.blogspot.com/

Este mensaje no es Spam, comprenderás que necesite hacerme algo de publicidad para difundir el juego de la noble ciencia y mi propio blog, así que te espero en mi blog próximanete.


Saludos.

Pepelu dijo...

Efectivamente Ladrón de Versos, se trataba de una broma en el día de los santos inocentes.

Como tu mencionas la partida de ajedrez se trata de la inmortal de Steitnitz, partida jugada durante el Torneo de Hastings de 1895 entre Wilhelm Steinitz - Curt von Bardeleben. La partida es famosa no sólo por su brillantez, recibiendo el premio de belleza del mencionado torneo, sino también por el lamentable incidente que protagonizó von Bardeleben.

Al disputarse la partida Wilhelm Steinitz ya contaba con 59 años y, a pesar de su edad, pudo calcular la larga combinación que surge tras el movimiento 21 del negro, una combinación realmente brillante y que muy pocos serían capaces de ver.

La nota negativa se produjo cuando Curt von Bardeleben, tras la jugada 25 de Steinitz, viendo que la derrota era inevitable, en lugar de estrechar la mano del veterano Steinitz y abandonar, se levantaba de su silla abandonando la sala de juego sin decir palabra. Un gesto de muy mal perder y, lo que es todavía peor, de muy poca educación.

Ante el estupor de los aficionados y cuando el tiempo de von Bardeleben se agotó, el campeón del mundo de ajedrez, Steinitz, mostraba a los asombrados espectadores el remate final que tenía preparado (las jugadas 26 a 35).

Al terminar su explicación, los aficionados ajedrecistas rompieron en aplausos durante bastante rato, ya que ciertamente la combinación se lo merecía. Así pues, finalmente la humillación para Curt von Bardeleben fue mayor.


Jugar al ajedrez