Recomendaciones en Ajedrez 365

miércoles, 22 de mayo de 2019

¿Por qué los buenos ajedrecistas juegan también bien al poker?

Es bien sabido que los jugadores de ajedrez son capaces de asimilar de forma muy rápida las singularidades y los diferentes matices que se dan durante una partida de poker. Y es que aunque en el ajedrez ambos contendientes comienzan la partida con posiciones idénticas y el mismo número de piezas, no es menos cierto que en el poker no tienen tanta importancia las cartas que se reciben, sino que lo más importante es lo que el jugador es capaz de hacer con las mismas.


En el ajedrez, como en el poker, cada partida es única. Lo que un jugador realiza sobre el tablero depende de lo que su oponente ejecute sobre el mismo, de igual manera que en el poker un jugador desarrollará un juego diferente dependiendo de las acciones desplegadas por sus oponentes. Eso sí, en ambos juegos siempre reinará la tensión y la intriga.

Semejanzas entre ajedrez y poker


Es muy cierto que los juegos de poker de siempre guardan importantes similitudes con el ajedrez. El primer rasgo común es que en ambos juegos la estrategia empleada es fundamental, conocer el juego de tus oponentes y saber cómo debemos jugarles es crucial a la hora de conseguir la victoria. Al igual que un jugador de ajedrez puede encontrarse incómodo ante posiciones agudas, un jugador de poker puede no desenvolverse bien cuando se le juega agresivamente.

Tanto en el ajedrez como en el poker es posible jugar pasiva o agresivamente, esto no implica que vayamos a jugar siempre agresivamente o viceversa, sino que deberemos aplicar la estrategia que más nos convenga en cada momento, dependiendo del oponente o los oponentes con los que nos encontremos.

Por otro lado, en ambos juegos resulta imprescindible el cálculo. En el ajedrez es muy importante anticipar las jugadas del adversario y analizar sus consecuencias, el objetivo es evitar caer repentinamente en una posición inferior. En el poker, para maximizar las posibilidades de victoria, es muy importante calcular las probabilidades de que las cartas de nuestros oponentes sean unas u otras, y de que en el flop, en el turn y sobre todo en el river, pueda salir una u otra carta.

Otro aspecto que deben cuidar tanto los jugadores de ajedrez como los de poker es el control emocional. Ambas son disciplinas que requieren una gran concentración mental, siendo fundamental que nuestro contrincante no sea capaz de interpretar las expresiones de nuestro rostro. Así que la expresión poner cara de poker también aplica y mucho al ajedrez. En ambos juegos es crucial mantener la calma y la concentración para conseguir aplicar la mejor estrategia y seguir analizando el juego sin cometer errores.

En conclusión, en ambos juegos es necesario tomar decisiones de manera muy rápida, en ajedrez se juega con reloj y el poker es un juego de gran dinamismo, y dichas decisiones deben basarse en las consecuencias que nuestras jugadas puedan tener tanto a largo plazo (estrategia) como a corto plazo (cálculo o análisis, en ajedrez también denominado táctica).

Diferencias entre ajedrez y poker


Mientras que en el ajedrez nuestro contrincante cuenta con toda la información, ya que desde un primer momento va conociendo las diferentes posiciones que debe ir analizando, en el poker siempre hay una parte de información que se desconoce, nos referimos a las cartas repartidas durante el pre-flop, conocidas como hole cards o pocket cards.

La suerte es otro factor que puede resultar crucial en el poker. Por el contrario, la posibilidad de que un jugador de ajedrez gane gracias a la diosa fortuna es prácticamente inexistente. En el ajedrez el componente de azar es mínimo y resulta muy difícil que un principiante gane a un gran maestro, sin embargo esto es mucho más probable en una partida de poker.

Ajedrecistas que juegan al poker


Uno de los ajedrecistas más famosos que también suele participar en torneos de poker de manera frecuente es el GM Alexander Grischuk. Grischuk cuenta actualmente con un ELO Fide de 2772 puntos ocupando la 9 posición del ranking mundial. En cuanto a lo que respecta al poker, estuvo patrocinado por una importante casa de apuestas y ha participado en numerosos eventos principales de la WSOP. No obstante, en lo que respecta al poker, no cuenta con resultados destacables.

Otro destacado ajedrecista que ha hecho sus pinitos en el poker es el GM Hikaru Nakamura, actual número 11 del ranking mundial de ajedrez con 2761 puntos ELO. Su participación en el evento principal de la WSOP de 2011 levantó agudas críticas por parte del excampeón mundial de ajedrez Garri Kasparov, que no llegó a entender su interés por el poker.

Pero si hay una historia realmente exitosa en ambos juegos, es la del MF Jeff Sarwer. Este ajedrecista canadiense fue un niño prodigio del ajedrez aprendiendo sus reglas con tan solo 4 años y consiguiendo ganar a los 8 años el Campeonato Mundial de Ajedrez Sub-10 de 1986 celebrado en Puerto Rico. Actualmente cuenta con solo 2266 puntos ELO ya que su faceta deportiva la ha enfocado fundamentalmente hacia el poker, habiendo conseguido un tercer puesto en el European Poker Tour de Vilamoura en 2009 (ganado más de 200.000 dólares).

En lo que respecta al ajedrez femenino, la ajedrecista más conocida en el entorno del poker es la GMF Almira Skripchenko (actualmente con 2406 puntos ELO), que ha conseguido ganar más de 250.000 dólares en premios y también ha sido patrocinada por una prestigiosa casa de apuestas a principios de esta década.

0 comentarios:


Jugar al ajedrez