Recomendaciones en Ajedrez 365

martes, 11 de febrero de 2020

Libro: La pipa de Duchamp, un romance ajedrecístico - Marcel Duchamp y George Koltanowski

El arte, el ajedrez y una pipa de 87 mil dólares, constituyen el marco de la relación que existió entre el artista del dadaísmo Marcel Duchamp y el gran maestro de ajedrez George Koltanowski.

Hoy en Ajedrez 365 os queremos presentar un interesante libro histórico que abarca tres décadas, dos continentes, dos guerras mundiales y un gran número de acontecimientos internacionales sobre el arte y el ajedrez de mediados del siglo XX. La Pipa de Duchamp, que podéis adquirir en este enlace, explora la notable amistad existente entre Marcel Duchamp, considerado por numerosos historiadores y críticos de arte como el artista más importante del siglo XX, y George Koltanowski, gran maestro de ajedrez que destacó por su capacidad para el ajedrez a la ciega.

Libro: La pipa de Duchamp, un romance ajedrecístico, Marcel Duchamp y George Koltanowski
Portada del libro
(Fuente: North Atlantic Books)

La artista e historiadora cultural, Celia Rabinovitch, describe el ascenso de cada uno de ellos a la fama, las partidas de ajedrez que establecieron la relación entre ambos y la pipa, recientemente descubierta, que Duchamp le regaló a Koltanowski. Rabinovitch, en su libro, nos invita a descubrir al mago del ajedrez, Koltanowski, y a un Duchamp algo alejado del pedestal de la fama, destacando sus aspectos más humanos.

Estos son algunos de los pasajes más destacados del libro:

Capítulo 11: El enfrentamiento de 1929


El ajedrez es un deporte. Un deporte violento.
—MARCEL DUCHAMP


Después de que sus caminos se cruzasen en varios torneos de ajedrez en Europa, empezando por el Torneo de París 1924 y terminando por el de La Haya 1928, Duchamp y Koltanowski se volvieron a enfrentar en el Campeonato Internacional de Ajedrez de París 1929, produciéndose un inesperado resultado, ya que Koltanowski perdió ante Duchamp en tan sólo quince movimientos.

Koltanowski, en sus notas, solo menciona esta partida de forma muy somera:
Marcel Duchamp, el reconocido artista del Desnudo descendiendo una escalera, fue un enamorado del ajedrez. Jugó el Campeonato de Francia en varias ocasiones, fue miembro del equipo olímpico francés, y su libro, “L'Opposition et les cases conjuguées réconciliées” (1932), gozó de gran reconocimiento. Una de sus obras muestra una escena familiar en un jardín con una partida de ajedrez como protagonista (*), dicha obra se expone en el museo de Filadelfia, siendo una de las pinturas más famosas que tienen al ajedrez como tema principal. Ayudó tremendamente a la American Chess Foundation con sus obras de arte, obteniendo el apoyo de la élite de Nueva York... Jugué con el dos veces en los torneos de Bruselas, ganando en ambos casos. Sin embargo en París, 1929, perdí.
(*) De hecho la obra es conocida con el nombre de La partida de ajedrez.

La partida de ajedrez, Marcel Duchamp, 1910
La partida de ajedrez
Marcel Duchamp, 1910


Koltanowski conservó la planilla de la partida que disputó en el Campeonato de Ajedrez de París; dicha planilla fue encontrada en su libro de recuerdos después de su fallecimiento.

Portada del libro de puntuaciones de George Koltanowski
Portada del libro de puntuaciones de George Koltanowski
(Fuente: Duchamp´s Pipe, página 66)

Planilla de la partida de ajedrez Koltanowski - Duchamp, Campeonato Internacional de Ajedrez de París 1929
Planilla de la partida de ajedrez Koltanowski - Duchamp
Campeonato Internacional de Ajedrez de París 1929

(Fuente: Duchamp´s Pipe, página 66)

Aunque Koltanowski frecuentemente escribió sobre anécdotas y peculiaridades de conocidos jugadores de ajedrez, su única mención sobre Duchamp es precisamente la entrada que he mencionado anteriormente. Pero es que la suya era un tipo diferente de amistad, una de la que no se podía hablar con sólo unas pocas palabras. No fue hasta que Koltanowski regalo la pipa de Duchamp a Nikki Lastreto, cuando Koltanowski confirmó de alguna manera la amistad que les unía. A su vez, Lastreto, entendió lo que significaba este regalo, y conservó la amistad de Koltanowski hasta su fallecimiento.

Capítulo 14: Ajedrez itinerante bajo la amenaza del fascismo


Tanto el ajedrez como la música son artes visuales unidas a la mecánica. Ambas son artes del movimiento. La belleza de una posición de ajedrez reside en que no es estática. La belleza está en la disposición de las piezas y las posibilidades inherentes.
—MARCEL DUCHAMP


Los errores están todos sobre el tablero, sólo están esperando a ser cometidos.
—SAVIELLY TARTAKOWER


En medio de un entorno de gran inestabilidad política, en 1930, la industria del diamante en Amberes, al igual que muchos otros oficios durante la Gran Depresión, sufría un duro revés. Y así fue como George Koltanowski y su hermano Harry comenzaron un negocio de sombreros en Ypres. Según él mismo describe: “En los años de escasez de 1932 a 1933, decidí probar suerte en algo más que tallar diamantes para así poder llevar una vida decente. Los estadounidenses no compraban diamantes y el ajedrez en esos días no permitía vivir de las exhibiciones. Así que pensé, como las mujeres de todo el mundo seguían comprando sombreros, por qué no montar un negocio de venta de sombreros."

George Koltanowski y su firma, Torneo Internacional de Madrid 1936
George Koltanowski y su firma
Torneo Internacional de Madrid 1936

(Fuente: Duchamp´s Pipe, página 84)

Desafortunadamente el negocio fue un fracaso, y lo abandonaron. Fue entonces cuando Koltanowski decidió dedicarse al ajedrez a tiempo completo, tanto escribiendo como participando en torneos y exhibiciones.

A partir de junio de 1934, Koltanowski disputó varios torneos de ajedrez en España, un país que apreciaba por su gente, clima y buena comida. En el torneo internacional de Barcelona, empató con Andor Lilienthal (1911–2010) y Savielly Tartakower (1887-1956). Koltanowski fue el primero que llamó "Tartakoverismos" a los conocidos dichos de Tartakower y, a menudo, se hizo eco de ellos repitiéndolos el mismo. Dichos como "El ajedrez es una lucha contra los propios errores" o "Siempre es mejor sacrificar las piezas de tu oponente", gozaron de popularidad en el repertorio de frases de Koltanowski.

Koltanowski impresionó de tal manera a los responsables del Club Ajedrez Barcelona que, en septiembre de 1934, fue invitado a entrenar a su equipo. Este hecho facilitó que pudiese desplegar su vocación pedagógica a lo largo de toda Cataluña: impartiendo clases, dando charlas y escribiendo sobre ajedrez en varios periódicos locales, lo que supuso, en su conjunto, un notable incremento del interés de muchos aficionados en perfeccionar su juego.

El 22 de octubre de 1935, Koltanowski comenzó a editar su propia revista de ajedrez, ¡Jaque!, donde publicó anécdotas y curiosidades sobre el ajedrez mundial. En esa época Koltanowski llegó a ser un popular y reconocido maestro de ajedrez en Cataluña.

También en 1935 desempeñó la función de entrenador de la sección de ajedrez del Club Atlético de Madrid. Desde Madrid escribía:
“Este es el clima con el que todo el mundo sueña. La lluviosa y brumosa Bélgica nunca ha sido testigo de días tan claros y soleados… ¿Quién puede desear algo más que poder comer anchoas en abundancia, así como disfrutar del azul del Mediterráneo, de las personas más amigables del mundo, y de incontables amantes del ajedrez? ”
Sin embargo, su gozo se vio truncado cuando en julio de 1936 se encontró en medio del caos político y militar de la Guerra Civil Española:
“Luego, la guerra en su forma más espantosa se extendió por España. Yo estaba en Madrid entonces. Afortunadamente conseguí escapar en un último tren a Valencia y desde allí en buques de guerra ingleses a Marsella.”
Después de la fuga en tren, Koltanowski comenzó a ganarse la vida como maestro itinerante de ajedrez. En solo dos meses de 1937, enero y febrero, disputó, en más de cincuenta exhibiciones diferentes, casi quinientas partidas de ajedrez, de las cuales 237 fueron disputadas en la modalidad de ajedrez a la ciega. En 1936 ganó el Campeonato Belga en Gante; en 1937, en Edimburgo, estableció un nuevo récord mundial jugando treinta y cuatro partidas simultáneas de ajedrez a la ciega, una hazaña que fue noticia destacada en todo el mundo.

En septiembre de 1938, Koltanowski abandonaba Europa para emprender una gira ajedrecística por Norte América. Realizó exhibiciones en las principales ciudades canadienses, incluyendo Montreal, Quebec, Toronto y Winnipeg. El 6 de noviembre de 1938, dio su primera exhibición de ajedrez a la ciega en Estados Unidos, en el Marshall Chess Club de Nueva York. Esa exhibición también contó con jugadores como el excampeón mundial Emanuel Lasker, Frank Marshall, Al Horowitz o Isaac Kashdan. Koltanowski jugó contra 10 tableros con los ojos vendados, ganando siete partidas, perdiendo una y empatando dos. El resultado fue considerado como una auténtica proeza dentro del mundo del ajedrez norteamericano.

Koltanowski continuó con su estilo de vida nómada hasta 1939, viajando entre América Central, América del Sur, Nueva York, el Medio Oeste Americano, California y gran parte de Canadá, todo mientras las tensiones políticas iban aumentando en Europa. Posteriormente acordó capitanear el equipo de ajedrez de Bélgica, como así ratifican sus propias palabras:
”Salí de Europa en barco de camino a Buenos Aires, Argentina, para disputar los Juegos Olímpicos de Ajedrez como capitán del equipo de Bélgica. Yo estaba pletórico ya que iba a dar exhibiciones a la ciega en Canadá, Estados Unidos, Cuba, Guatemala y otros países de América Central y del Sur... Fue todo un subidón bajar del barco en Quebec y comenzar allí mi peregrinación ajedrecística. Mis exhibiciones tuvieron mucho éxito y, después de un par de torneos, tanto en La Habana como en Santiago de Cuba, viajé en un barco de la United Fruit a Guatemala.

Fue un viaje maravilloso que pronto quedó estropeado cuando, al llegar a la alta meseta en la que se encuentra la ciudad de Guatemala, me esperaba un telegrama que decía: "Bélgica ha cancelado su participación en el Juegos Olímpicos de ajedrez. Lo siento".”
Después, en septiembre, Inglaterra y Francia declararon la guerra a Alemania. Anticipando su vulnerabilidad en el conflicto, el gobierno belga movilizaba a sus militares. Seis meses después, en mayo de 1940, Alemania invadía la neutral Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo. La mayor parte de la familia de George Koltanowski perecía en el Holocausto nazi, incluyendo su madre y su hermano Harry, algo de lo que él raramente hablaba. Fue una pérdida demasiado dolorosa como para querer recordarla.

Según Koltanowski describe más adelante:
"Con cada exhibición añadiendo nuevas hazañas y cada año haciendo de mi vida una aventura más impredecible, cada acto ajedrecístico era proseguido de un tiempo de inactividad en espera de tiempos más pacíficos. Viajes, tanto voluntarios como forzados, aventuras, dificultades, enfermedades y la guerra, han dejado su huella en las páginas de mi libro".
Afortunadamente, tanto su audacia como su talento para los idiomas (hablaba con fluidez inglés, flamenco, francés, alemán, ruso y español), le permitieron viajar y asentarse en otros países con facilidad. Así, tuvo la oportunidad de emigrar a los Estados Unidos, algo que le ofreció el cónsul estadounidense de La Habana al quedar impresionado con su extraordinaria habilidad para el ajedrez a la ciega. Gracias a ello Koltanowski pudo asentarse en Estados Unidos. Después de numerosas giras, exhibiciones y torneos a lo largo de Estados Unidos y Canadá, en enero de 1943 comenzó a trabajar como tallador de diamantes en Manhattan. En ese momento tenía treinta y nueve años.

Capítulo 17: Ajedrez de bolsillo y la empresa Chess for All


El ajedrez es más puro, socialmente, que pintar, porque no puedes ganar dinero con él.
—MARCEL DUCHAMP, en una entrevista en The New York Times, 1956


Fama ya tengo. Ahora necesito dinero.
—WILHELM STEINITZ


En Nueva York, Duchamp y Koltanowski habían retomado su amistad. Jugaban al ajedrez en el Marshall Hall Chess Club o, cuando el clima lo permitía, en la Washington Square de Manhattan Station. Según relata Duchamp: “Koltanowski y yo tenemos una pequeña oficina en el centro donde el recibe su correo y ha disputado alrededor de 50 partidas de ajedrez". En 1942, constituyeron el Greenwich Village Chess Club. Una entidad itinerante que contó con varias ubicaciones, el club estaba formado por una colección variopinta de amantes del ajedrez, profesionales y adictos a dicho juego. El escritor Arturo Schwarz señalaba: “No fue un club de ajedrez real: fue simplemente una reunión de cinco amigos, incluyendo a George Koltanowski, el viejo amigo que Duchamp conoció en Bélgica en 1923... El club disputó sólo un encuentro oficial, en 1943, contra el London Terrace Chess Club, al que Duchamp se unió posteriormente en 1947".

El comisario de arte y erudito Francis Naumann, señalaba sobre las actividades ajedrecísticas de Duchamp en Nueva York, y sobre su diseño de un juego de ajedrez de bolsillo:
No mucho después de su llegada a Nueva York, Duchamp comenzó a esbozar algunos diseños de un juego de ajedrez de bolsillo, constituido por un tablero de ajedrez portátil y 32 pequeñas piezas, que podía ser llevado en el bolsillo de una chaqueta y utilizado cada vez que una posición particular necesitaba ser analizada en profundidad. Las piezas estaban impresas en celuloide y se sostenían sobre el tablero gracias a un perno de metal fijado a cada casilla. Al principio, Duchamp pensó que el conjunto tenía potencial de mercado, ya que no sólo sería atractivo para el jugador de ajedrez medio, sino que, por experiencia, sabía que sería un artículo perfectamente adaptado al estilo de vida peripatético de la mayoría de los jugadores de torneos.”
George Koltanowski, Berkeley, California, 1941
George Koltanowski
Berkeley, California, 1941

(Fuente: Art Frisch. Duchamp´s Pipe, página 104)

Cuando Beatrice Wood vio el juego de ajedrez, recomendó que Duchamp lo comercializara. "¿Qué haría yo con el dinero?", respondió él. "Tengo suficiente para mis necesidades... Si tuviera más dinero, tendría que gastarlo y dedicar parte de mi tiempo a cuidar de él, y esa no es la forma en que quiero vivir". Por otro lado, Duchamp escribía a Man Ray en julio de 1944 lo siguiente: “¿Recibiste el juego de ajedrez de bolsillo? Estoy haciendo (yo mismo) más o menos 50 juegos que venderé rápidamente en el mercado estadounidense. Necesitan demasiada mano de obra para que sea rentable lanzar su producción a gran escala, los jugadores de ajedrez no quieren pagar grandes precios por un simple juego de ajedrez de bolsillo".

De hecho, Duchamp a menudo necesitaba dinero. Fue en un momento de estos cuando él y Koltanowski decidieron promover el conjunto portátil y crear así una pequeña línea de ingresos adicional. Llamaron a su empresa Chess for All (Ajedrez para Todos). En un folleto publicitario, el nuevo producto se ofrecía por 5 dólares, o 6 dólares si uno quería poder disputar seis partidas de ajedrez por correspondencia contra un gran maestro. “Su única oportunidad de jugar contra un maestro de ajedrez”, rezaba el panfleto propagandístico.

Ajedrez de bolsillo, diseñado por Marcel Duchamp en 1943
Ajedrez de bolsillo
Diseñado por Marcel Duchamp en 1943

(Fuente: Duchamp´s Pipe, página 105)

Duchamp fabricó tan sólo unos 150 juegos. Al fabricar el juego de ajedrez de bolsillo para consumo público, Duchamp también hizo realidad su sueño de crear un juego de ajedrez dedicado a la figura de Frank Marshall, dado que nunca llegó a producir el multicolor "Marshall’s Chessmen" que había diseñado por primera vez en 1920.

Koltanowski promocionó este juego de ajedrez de bolsillo en sus torneos y exhibiciones de ajedrez.

Capítulo 18: The Imagery of Chess, 1944-45


Esta debe ser la primera exhibición en la que el jugador a la ciega tiene ventaja.
—GEORGE KOLTANOWSKI, The Chess Review, 1945


Marcel Duchamp es el más profesional pintor surrealista y, a la vez, ajedrecista... Después de terminar el sensacional "Desnudo descendiendo por una escalera" decidió dejar la pintura, la cual se había vuelto demasiado sencilla para él, para así poder dedicar su tiempo al ajedrez, actividad que consideraba más difícil".
—NEWSWEEK, 25 de diciembre de 1944


Puede ser verdad que Koltanowski absorbiese la mayor parte del surrealismo de Duchamp, de igual manera que Duchamp aprendía del ajedrez de Koltanowski. Ambos continuaban explorando los enfoques caprichosos y surrealistas del arte y del ajedrez. Sus negocios empezaron a crecer cuando Duchamp organizó una nueva exhibición, The Imagery of Chess (1944–1945), que se celebró tanto en el Marshall Chess Club como en la Julien Levy Gallery de Nueva York. Durante dicha exhibición, Duchamp invitaba a los artistas a que rediseñaran un juego de ajedrez estándar o a que creasen obras que explorasen el simbolismo del ajedrez.

Sobre la autora del libro: Celia Rabinovitch


Celia Rabinovitch, artista, escritora y erudita, construye su experiencia artística en un matiz de comprensión del arte moderno, la historia, la antropología cultural y la mitología comparada. Su anterior libro, Surrealism and the Sacred: Power, Eros, and the Occult in Modern Art, nos descubría la lucha existente en el arte entre las fuerzas sagradas y las fuerzas seculares, desde la prehistoria hasta el Surrealismo. Sus otras publicaciones exploran conexiones entre el arte, la biografía, la poesía y la experiencia espiritual. Sus luminosas pinturas han sido expuestas en Canadá, Europa y Estados Unidos, incluyendo la Bienal de Florencia de 1999 y durante la exposición internacional sobre el cambio climático de 2018, en el Museo Dr. Bernard Heller, HUC-JIR, en Nueva York. Educada en la Universidad McGill (PhD, religiones) y la Universidad de Wisconsin (MFA, pintura), Rabinovitch mantiene una larga asociación con la UC de Berkeley, donde previamente dirigió los programas extendidos de arte y diseño.

Celia Rabinovitch
Celia Rabinovitch
(Fuente: Duchamp´s Pipe, página 291. Foto de Robert Malmberg)

Fue también directora de la Escuela de Arte de la Universidad de Manitoba, Canadá, y ha sido profesora en la Facultad de Artes de California, en el Instituto de Arte de San Francisco y en la Universidad Stanford. También ha dado conferencias e impartido clases en la Universidad de Cornell, en el Museo de Israel en Jerusalén, y en la Universidad de las Artes de Filadelfia, y participado como artista residente en la Universidad de Siracusa y en la Universidad de Victoria, en la Columbia Británica. Cuando no se encuentra en su estudio de arte, Rabinovitch disfruta de su jardín diseñado según los criterios de la permacultura y de sus amigos los animales salvajes. La pipa de Duchamp es su segundo libro.

3 comentarios:

Joaquim dijo...

Hace algunos meses, recibí algunos correos de la escritora, artista e historiadora Celia Rabinovitch.
Todo obedecía a que, cuando estaba escribiendo un libro sobre Marcel Duchamp y George Koltanowski, se percató de que algunos años antes había escrito un pequeño artículo sobre este maestro del ajedrez a la ciega, que había pasado algunos años en España, tanto compitiendo en torneos, como también dando clases de ajedrez y como editor, cuyo enlace es el siguiente:
https://www.ajedrez365.com/2012/01/georges-koltanowski-1903-2000-anecdotas.html
En su misiva me pidió si podía ayudarle en conseguirle alguna información, tanto escrita como gráfica, que fuera original. Siempre que está en mi mano he accedido a colaborar en todo aquello que supusiera dar un poco más de difusión a nuestro Ajedrez.
Así, le envié algunas fotografías originales, como también información escrita. Aunque no tengo aún su libro en mis manos, he visto por los índices del mismo que algo de todo ello se ha incluido.
En cierta ocasión, a raíz de dicho artículo, Ricardo Moyano anotó un comentario en el que decía que estaba buscando datos sobee Koltanowski. Ahora puede empezar a encontrar algunos más en una crónica que el amigo José Luis Pérez acaba de publicar en su web:
https://www.ajedrez365.com/2020/02/libro-la-pipa-de-duchamp.html
En ella creo que existe un enlace que se refiere a la forma de conseguir el libro para todos los que estén interesados en él.
Espero que lo indicado sea de interés general.

Joaquim dijo...

Al margen que en el enlace que figura al principio del artículo de José Luis Pérez, figura la dirección para aquellos que deseen adquirir el libro,
https://www.penguinrandomhouse.ca/books/605086/duchamps-pipe-by-celia-rabinovitch/9781623173562
a una petición mía a Emily Shapiro, representante de Celia Rabinovitch, me ha pasado esta nota:
Hola Joaquim,
Si lo desea, puede dirigir a las personas a nuestro sitio web para comprar el libro:https://www.northatlanticbooks.com/shop/duchamps-pipe/

Además pueden comprar el libro en Amazon si quieren: https://www.amazon.es/s?k=duchamp%27s+pipe&__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&ref=nb_sb_noss
Espero que, con ello, no exista ninguna dificultad para todos aquellos que estén interesados en él.
Saludos

Alejandro dijo...

En la web http://www.chessdryad.com/ hay TONELADAS de artículos en diarios mientras Koltanowski vivió en California.


Jugar al ajedrez