Recomendaciones en Ajedrez 365

miércoles, 7 de diciembre de 2016

XIX Campeonato Individual de Catalunya 1950/51, gran triunfo de Jaume Lladó Lumbera

El XIX Campeonato Individual de Catalunya 1950/51, organizado por la Federación Catalana de Ajedrez, estuvo lleno de tantos contratiempos que incluso se llegó a temer por su suspensión. Habían de participar en el mismo un total de 14 jugadores que debían ser, en primer lugar, los 8 primeros del campeonato anterior a los que se sumarían los 6 clasificados de la fase previa, que eran Vallvé, Ribera, Rosell, Bosch, Valls y Mora. De estos seis, Vallvé y Ribera fueron apeados en la final del año anterior por no haberse clasificado entre los ocho primeros. Aunque este torneo correspondía a la temporada 1950/51, realmente siempre se le asigna como 1951. Debo recordar que a finales de 1951 ya se estaba jugando el de 1952.

Jaume Lladó Lumbera, campeón del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Jaume Lladó Lumbera
(Foto: Archivo)

Estaba previsto que las partidas se jugasen todos los domingos, desde el 14 de enero de 1951 hasta el 8 de abril. Las partidas entre jugadores locales, o sea los de Barcelona capital, podían avanzar su partida al sábado, previo acuerdo. Todas las partidas se jugarían en los locales del Club Ajedrez Barcelona, con algunas excepciones puntuales con los jugadores foráneos como Mora, Bordell y Valls.


Vicente Almirall, Ramón Fabregat y Ricardo A. Oller
Vicente Almirall, Ramon Fabregat y Ricardo A. Oller
Dos presidentes de la Fed. Catalana y uno del Barcelona

(Fotos: Archivo)

Todas estas singularidades, unidas a los casos de Medina y Sanz, sobre los que hablaré más adelante, aún crearon más confusión y el desbarajuste constante que se iba produciendo creaba todo lo contrario al mejor ambiente y al interés que el seguimiento de las partidas podía despertar entre todos los aficionados. De todas formas, siempre existe una explicación, aunque esta no sea demasiado convincente. Resulta que cuando se inició el torneo el teórico presidente de la Federación Catalana era Ramón Fabregat, que llevaba un año con la dimisión presentada. No fue hasta el 8 de abril de 1951, con el torneo casi en su ocaso, cuando se nombró presidente a Vicente Almirall. Y está claro que cuando en cualquier actividad falta el responsable máximo, las cosas no pueden ir todo lo bien que se desearía. En consecuencia, Ricardo A. Oller, el presidente del Club Ajedrez Barcelona, que era donde se jugaron la mayoría de las partidas, tuvo que bailar con la más fea. Una imagen de los tres personajes la hemos visto hace un momento.

Comenzaré por el cuadro de clasificación final, pues es ahí donde radicaba el problema inicial para poder contar esta historia.

Clasificación final según orden de puntuación del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Clasificación final según orden de puntuación

Clasificación final según fue el orden del sorteo inicial del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Clasificación final según fue el orden del sorteo inicial

La consecución del cuadro de clasificación de este Campeonato Individual de Ajedrez, que acabamos de ver, ha estado llena de misterio. Todo fue a raíz de una petición que recibí del colega José Miguel Barrueco Martín -otro de los buscadores de tesoros antiguos de ajedrez- para que intentara completar los datos que a él le faltaban de toda la información que había ido recogiendo. Tampoco sabíamos el número de orden de cada jugador que podía haberles tocado en sorteo. Así que, me puse a la búsqueda de pequeños detalles que me ayudaran a completar el trabajo por él iniciado, que era el que figura en el cuadro adjunto. Esta información se hallaba en algunos ejemplares de Mundo Deportivo y la clasificación final coincidía con la que existía en un pequeño recorte en la revista El Ajedrez Español, pero nada definitivo.

Cuadro de clasificación del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Cuadro de clasificación recibido de José Miguel Barrueco

Los ajedrecistas Pere Cherta, Rafael Llorens y Romà Bordell
Pere Cherta, Rafael Llorens y Romà Bordell
(Fotos: Archivo)

Los ajedrecistas Àngel Ribera, Juan Sola López y Dr. Josep Vallvé
Àngel Ribera, Juan Sola López y Dr. Josep Vallvé
(Fotos: Archivo)

Los ajedrecistas Jaume Mora y Rafael Saborido
Jaume Mora y Rafael Saborido
(Fotos: Archivo)

El ajedrecista Arcadi Valls Boixeda
Arcadi Valls Boixeda
(Foto: Gentileza del Club d’Escacs Mataró)

El ajedrecista Ramon Bosch Climent
Ramon Bosch Climent
-en dos etapas diferentes de su vida-

(Fotos: Gentileza de Jaume Bosch Romay)

Por tanto, algo teníamos, pero faltaba información importante para llegar a destino. En primer lugar, y siendo Ribera uno de los jugadores que participaron en el torneo, fui directamente a la base de partidas de él, que he ido grabando en estos años. Y sí, de las once partidas que debió disputar Àngel Ribera, solamente encontré diez. No pude localizar la que jugó contra el Dr. Josep Vallvé. Es posible que dicha partida también esté en mi base, pero también es cierto que si el año no se corresponde con el de 1951, sería complicado hurgar en los centenares de planillas de Ribera para ver cuál de ellas podía ser. (Aunque tal vez tampoco estuviera allí, puesto que echo en falta numerosas partidas importantes de Ribera). Esto no era el problema esencial. El análisis de dichas diez partidas me llevó a diversas conclusiones:

Primera: Que Àngel Ribera tenía anotadas las fechas en cada una de sus partidas. Pero si el torneo comenzaba el 13 de enero de 1951, tal como él mismo dejó indicado en el anverso de la página 81 de su libro de memorias y terminaba el 7 de abril del mismo año, no puede ser que su primera partida, jugada contra Rafael Llorens, sea del día 20 de enero. Esta era la primera incógnita. Ribera siempre anotaba por riguroso orden quiénes fueron sus adversarios en cada torneo. Y al final de la lista anotaba la clasificación de todos ellos, que en este caso coincide plenamente con la que figura en el anterior cuadro de José Miguel Barrueco.

El ajedrecista Àngel Ribera Arnal
Àngel Ribera Arnal
(Foto: Archivo)

Segunda: Existía otra cuestión. Si el torneo se jugaba a una partida por semana, existe un salto de quince días entre la partida jugada contra Vallvé, el 24 de marzo, y la última contra Bordell, el 7 de abril. Esta es la segunda incógnita. Aquí pasaba algo raro que más adelante averigüé.

Tercera: Me fijé si Ribera repetía color en dos rondas seguidas. Y así fue: el 27 de enero y el 3 de febrero jugó consecutivamente con blancas contra Lladó y Rosell. Esto eran las rondas tercera y cuarta. Por tanto, Ribera tenía, sin discusión, el nº 2 de sorteo. Conociendo el orden de sus contrincantes, los demás números deberían salir por sí solos. Pero cuando quise entrar en el Swiss Manager y hacer una simulación, los primeros pasos salieron mal. Así que me dispuse a indagar en la hemeroteca de Mundo Deportivo, donde el excelente periodista Ricard Guinart Cavallé siempre intentaba resumir, en el poco espacio que disponía, todo aquello que pasaba en el mundo del ajedrez, fuera local, nacional o mundial. Y me encuentro con una nueva sorpresa en la edición del 2 de febrero, donde anota algunos resultados de la segunda y tercera rondas, indicando que Medina ganó a Rosell, (¿por qué más adelante Guinart dice que Medina no jugó ninguna partida?) quedando aplazada la partida Sanz-Valls. Aquí ya no entendía nada. Si en el cuadro de José Miguel existen doce jugadores y en el recorte de Ajedrez Español también, de donde salen Medina y Sanz. Seguí buscando información en Mundo Deportivo, pero estaba tan escondida que apenas podía descubrir algo interesante, hasta que saltó a mi vista la siguiente nota de Guinart en la edición del 16 de febrero:

El periodista de ajedrez Ricardo Guinart Cavallé
Ricardo Guinart Cavallé
(Foto: Archivo)

“El Campeonato de Cataluña ha entrado en la cuarta ronda. Entre el pasado sábado y domingo fue jugada ésta.”

“Los resultados que se registraron fueron: Lladó vence a Saborido; Llorens a Bosch; Bordell a Cherta; Ribera a Rosell y Vallvé entabla con Mora.”

“Sin embargo, no podemos dar la clasificación después de esta cuarta ronda
–ni pudo hacerlo en lo sucesivo- últimamente jugada, debido a que al menos que lo sepamos nosotros, la Federación u organismo competente de la misma no ha fallado nada referente a las partidas no jugadas a causa de enfermedad (a causa de la epidemia gripal que hemos padecido), pues ésta es la hora en que nadie sabe si concretamente han de jugarse o no, anotándose los puntos los contrincantes en cuyas partidas su oponente estuvo enfermo.”

“Lo importante no es precisamente si se anota el cero o no, sino la solución que va a dar el organismo rector a ello. Y rápida.”

“No se comprende esta demora, ya que según el reglamento de juego, cualquier jugador que falte dos rondas seguidas o alternas, sin causa justificada, queda eliminado del torneo. Ahora bien, ¿se considerará causa justificada la enfermedad o no? Y si se considera causa justificada no creemos puedan ser eliminados los afectados por esta circunstancia. Pero, además, ¿es justo o no que se le aplique el correspondient4e cero por incomparecencia?”

“Ante tal incertidumbre, se ha creado un clima de malestar que pudiera ser causa de un nuevo fracaso en la organización del Campeonato de Cataluña, muy dejado de la mano de la Federación… y de Dios.”

“Aún se está a tiempo a ello. Se deberían jugar las partidas atrasadas lo antes posible y no esperar que cure por si solo este defecto, ya que parece desde fuera existan dudas en su resolución y estas dudas y esta demora sólo empeoran el asunto. O en este caso de no estimarlo oportuno no jugar las partidas. Pero ello, sea lo que sea, debe solucionarse rápidamente sin esperar se entre en la quinta ronda y existan quiénes no sepan si sus partidas anteriores se deben jugar, o no sepan qué resultado debe anotarse.”

“Y por otra parte, debido a las causas citadas, y a la ausencia del campeón actual, A. Medina (como sabe el lector actuó en Alicante), no ha podido jugar aún ninguna partida, mientras la mayoría de participantes llevan jugadas cuatro rondas.”

“Qué esperar, pues?”

“Ya puestos a significar defectos, es uno y a nuestro entender grave, el caso de que los interesados puedan jugar a su conveniencia el día que les convenga, las partidas de la ronda correspondiente de modo anticipado (pero con el beneplácito de la Dirección) las partidas. Ello conduce a que en un día de juego del Torneo del Campeonato de Cataluña, se dé el caso que de siete tableros en juego, por fas o por nefas, sólo se vea uno. Y el aficionado que, cargado con buena dosis de optimismo y buena fe, se traslada a saborear las delicias del campeonato, se halle ante el desagradable caso, muy cercano a la poca seriedad de que en un solitario rincón halle un grupito que es el Campeonato de Cataluña en juego…”

“Es una lástima que sea así. Y este conjunto de defectos y concausas arrojan un saldo desfavorable a los fines que perseguimos los que queremos pasar por ajedrecistas. ¿Quién tiene, pues, la palabra?”



“Hasta aquí lo que habíamos escrito para la crónica del pasado viernes, pero que no vio la luz por exceso de original.”

“No hemos querido retirarlo por entender que tiene igualmente interés, hasta después de la ronda quinta, que es la que se jugó el pasado sábado y domingo, ya que Medina continúa ausente y quedan pendientes de juego, por aquellas causas, algunas partidas. Sería injusto no reconocer que al mal se la ha notado una mejoría. Se ha empezado a ponerle remedio y ello es bastante para que dentro de un plazo determinado quede solucionado.”

“Los resultados registrados en la ronda quinta fueron: Rosell entabla con Lladó. Valls pierde con Llorens. Sola entabla con Bordell. Saborido vence a Vallvé. Bosch pierde con Ribera. Cherta-Medina, no jugada por ausencia del último, quedando en descanso Mora (tenía que jugar con Sanz)”.

Otro de los detalles citados por Guinart en Mundo Deportivo, lo vemos en la imagen que sigue, puesto que habla ya de resultados directos entre los jugadores que quedan (ya no figuran ni Sanz ni Medina).

Nota en Mundo Deportivo sobre el XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Detalle de Mundo Deportivo
30 de marzo de 1951


En consecuencia, ahora comienzan a verse los dos saltos en las fechas de las partidas de Ribera. (Si consultáis sus partidas que figuran en el pgn adjunto veréis con claridad este dato. A las partidas de Ribera he podido añadir otras tres, después de buscar por todos sitios, las jugadas por Saborido, contra Sola y Vallvé, y la interesante Lladó-Bordell). Y es que el grupo no fue inicialmente de doce jugadores sino de catorce, tal como mandaban las previsiones. Y teniendo en cuenta las notas de Guinart, indicando que en la segunda ronda Medina ganó a Rosell, que tenía el nº 3 de sorteo, se deduce fácilmente que el adversario del nº 3 en dicha ronda debía ser el 13. Por tanto este último era el número de Medina, siendo el 11 el de Sanz, que es quién ocupa la otra fecha que saltaba. A pesar de las abstenciones de Medina y Sanz, el torneo no restó interés, aunque hubo otro tipo de dificultades que los organizadores tuvieron que soslayar.

Sala de juego del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Un aspecto de la sala de juego del Club Ajedrez Barcelona
(Foto: Archivo)

Otro aspecto de la sala de juego del XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51
Otro aspecto de la sala de juego del Club Ajedrez Barcelona
(Foto: Archivo)

En teoría las partidas debían jugarse todos los sábados y únicamente se disputarían en domingo las que afectasen a jugadores de fuera de Barcelona, especialmente las de Mora, Bordell y Arcadi Valls. Y a pesar de que el local del Barcelona, de la calle Julià Portet, era el lugar indicado para las disputas, alguna de las partidas se jugó en Terrassa, como el caso de la Bordell-Vallvé, como ya he dejado entrever al principio de esta crónica.

Los ajedrecistas José Sanz y Antonio Medina
José Sanz y Antonio Medina
-dos ausencias importantes-

(Foto: Archivo)

Así, pues, ya tenemos confeccionado el cuadro, por orden de sorteo. Cuando tenía ya completo dicho cuadro, he obtenido información de otra fuente que ha venido a confirmar mis especulaciones.

Todo esto, unido a conocer algunos resultados más, que parecían imposibles de conseguir, ha posibilitado obtener la puntuación definitiva de cada uno de los jugadores.

Para ser sincero, diré que únicamente me queda una sola duda. Y esta duda está centrada en el resultado de las partidas Bordell-Rosell y Rosell-Vallvé -que he anotado tablas en ambas-, y Bordell-Vallvé, que he dado la victoria al primero. En cualquier caso, la puntuación sería la misma que indica el cuadro, pero podría ser que el resultado real fuera Bordell 1 Rosell 0, Bordell ½ Vallvé ½, y Rosell 1 Vallvé 0. No sé si he sabido explicarme.

Si analizamos ahora la actuación de los jugadores, veremos que Lladó, que desde hacía unos años venía conquistando títulos uno tras otro -y también en años sucesivos- (Ver el artículo sobre el Campeonato de España de 1956), seguía siendo uno de los mejores jugadores nacionales de aquellos tiempos. En una crónica en El Ajedrez Español vino a denominársele Jaime el Conquistador. Muy buenas las actuaciones de Sola y Mora (incomprensible derrota del egarense ante Bosch, pero esto daba a entender que no había ningún jugador que desentonara). No tanto las de Bordell y Saborido, aunque este último tuvo que superar en las primeras rondas el problema de la gripe, por lo que es mejor dejarle por esta vez al margen de toda crítica. Rafael Llorens estuvo lejos de sus mejores tiempos que le llevarían al subcampeonato de España de 1944, o el de Catalunya de 1946, o su buen torneo en Barcelona 1946, donde obtuvo buenos resultados con los jugadores extranjeros. De Moisés Rosell, el campeón de la Unión Graciense de Ajedrez, no he podido conseguir ninguna fotografía, a pesar de mis desvelos, pero sí un recorte de su victoria en el Campeonato de la Unión Graciense de Ajedrez, UGA, que figura en la página 17 de un boletín informativo de la Federación Catalana de Ajedrez, de junio de 1949, cuando ésta estaba ubicada en la calle Hospital, nº 95, de Barcelona.

Moisés Rosell en el Boletín de la Federación Catalana
Fragmento del Boletín de la Federación Catalana
(Foto: Archivo)

Rosell firmó demasiadas tablas y una sola victoria, así como de Ribera, Valls y Cherta podía esperarse un mejor lucimiento. El Dr. Vallé, en diversas ocasiones campeón del Club Ajedrez Barcelona, estuvo flojo. Y el otro representante de la UGA, Ramon Bosch, hizo lo que buenamente pudo, que ya es mucho hacerle la vida imposible a Jaume Mora, en su partida.

La imagen que sigue, que figuraba en una portada de los boletines de la UGA -mayo de 1944- con una calidad muy deficiente y que el amigo José Luis Fanjul San Miguel se cuidó de enviarme hace tiempo este original, que ya tuve la oportunidad de incorporarlo en un artículo anterior, corresponde a la visita que Alekhine realizó a los locales de la Unión Graciense de Ajedrez, UGA. Está claro que esta fotografía no tiene nada que ver con el campeonato de Catalunya que estamos viendo, pero sí que estoy seguro que en ella figura Moisés Rosell, pero como sea que yo nunca tuve la oportunidad de conocerle, ignoro quién es de la misma. Esperemos que algún lector pueda descifrarnos esta incógnita.

Alexander Alekhine en el la Unión Graciense de Ajedrez
22 de febrero de 1944 - Local de la Unió Gracienca d’Escacs - UGA
Sentados de izquierda a derecha: Agustín Monserrat, exsecretario
de la FCd’E, Jacinto Garrigosa, presidente de la Federación
Riojana de Ajedrez, Juan Piqué, presidente de la FCd’E, Dr.
Alexander Alekhine, Pere Godó y Sebastián Suñé, presidente y
vicepresidente de la UGA, respectivamente. A su alrededor, otros
miembros de la FCd’E y un gran número de socios del club


Como casi siempre, las mayores dificultades en esa época consisten en que no se encuentran la gran mayoría de las partidas que se disputaron. Las pocas que he podido salvar están en el pgn. Y de todas ellas, solamente dos del vencedor, Jaume Lladó que, dicho sea de paso, figuró siempre comandando la clasificación, llegando a la última ronda con un punto de ventaja sobre Sola, su compañero de club, con quién debía enfrentarse en dicha ronda. De ganar Sola hubieran empatado para el primer puesto, aunque Lladó tenía mejor Sonen,… pero la partida terminó en tablas y Sola se aseguró el subcampeonato que, de ser vencido, hubiera perdido en favor de Jaume Mora. Juan Sola realizó un excelente torneo, perdiendo únicamente contra Rafael Saborido.

Así, pues, veamos la partida que Lladó vence a otro de los grandes campeones catalanes, Romà Bordell.

Los ajedrecistas Jaume Lladó Lumbera y Romà Bordell Rosell
Jaume Lladó Lumbera y Romà Bordell Rosell
(Fotos: Archivo)

Lladó, Jaume (Ruy López-Tívoli) - Bordell, Romà (Ruy López-Tívoli) [B25]
Camp. Catalunya Individual - Final – Barcelona: Ronda 10, 17.03.1951


1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 Cf6 4.Ag2 g6 5.Cge2 Ag7 6.0-0 0-0 7.d3 d6 8.h3 Ad7 9.Ae3 Tc8 10.Dd2 Te8 11.f4 (ver diagrama)

XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51, partida de ajedrez Lladó vs. Bordell, posición después de
Posición después de 11.f4

Un inicio siciliano convertido en una especie de india de rey. Una versión made in Lladó.

11...a6 12.g4!? Rh8 13.Cg3 Cg8 14.Cd1 b5 15.c3 b4 16.f5 [16.e5 ] 16...bxc3 17.bxc3 Ce5 18.g5 Da5 19.Cf2 Tb8 20.h4 Da3 [>=20...Cc6 ] 21.h5 Db2?! [>=21...Tb2 ] 22.fxg6 [22.h6 Af8 23.fxg6 fxg6 24.Dxb2 Txb2 25.Af4|^ ] 22...Dxd2 23.Axd2 hxg6 24.Tab1 Aa4 [>=24...gxh5 ] 25.Af4 Txb1 26.Txb1 Cxd3 (ver diagrama) [>=26...Rh7 ]

XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51, partida de ajedrez Lladó vs. Bordell, posición después de 26…Cxd3
Posición después de 26…Cxd3

27.Cxd3 Ac2 28.Tb2! Axd3 29.hxg6! Axc3 30.gxf7 Tf8 31.fxg8D+ Rxg8 32.Tf2! (ver diagrama)

XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51, partida de ajedrez Lladó vs. Bordell, posición después de 32.Tf2!
Posición después de 32.Tf2!

[32.Ac1? Ad4+ 33.Rh2 Axb2-/+ ] 32...Ad4 33.Cf5 Axf2+ 34.Rxf2 e5 35.Ad2 Ab1 36.Re3 Axa2 37.Cxd6 Rh7? [>=37...Rg7 ] 38.Ah3 Rg6 39.Re2 Rh5 40.Af5 Af7? (ver diagrama)

XIX Campeonato Individual de Cataluña 1950/51, partida de ajedrez Lladó vs. Bordell, posición después de 40…Af7?
Posición después de 40…Af7?

Un error. La torre no podrá contra la pareja de alfiles. [>=40...a5 ] 41.Cxf7! Txf7 42.g6! Te7 43.Rd3 Ta7 44.Rc4 Tc7 45.Ac3 Te7 46.Axe5! [=46.Rd5] 46...Rh6 [46...Txe5 47.g7 Te8 48.Ah7+- ] 47.g7 1-0

Lladó no era un jugador muy proclive a realizar sesiones de simultáneas, como lo fueron en su época Plàcid Soler, Rafael Llorens o también Àngel Ribera, pero nunca tenía un no cuando era solicitado para ellas. En las imágenes que siguen veremos una constancia de ello.

Jaume Lladó Lumbera dando unas simultáneas de ajedrez en 1954
Barcelona 1954
Simultáneas de Lladó en el Foment Martinenc

(Foto: Archivo)

Jaume Lladó Lumbera dando unas simultáneas de ajedrez en 1955
La Pobla de Lillet 1957
Jaume Lladó en unas simultáneas ante Franquesa y General Soler

(Foto: Archivo)

Algunas curiosidades del ajedrez en 1951


Para situarnos un poco en las fechas de la celebración de dicho campeonato de Catalunya, diré que se estaba jugando en Moscú el campeonato del mundo entre los grandes Mikhail Botvinnik y David Bronstein.

Moscú 1951 – Match Botvinnik-Bronstein por el Campeonato del Mundo de Ajedrez
Moscú 1951 - Botvinnik-Bronstein
(Foto: chessgames.com)

En Bélgica había renovado el título de campeona nuestra ya conocida Simone Bussers, a quién tuvimos ocasión de seguir durante su estancia en Barcelona, a raíz del I torneo Internacional femenino, donde fue la participante más joven.

La ajedrecista Simone Bussers
Simone Bussers
(Foto: Archivo)

Y, por otro lado, el Ajedrez Jake Club, de l’Hospitalet, que había organizado un importante Torneo de Campeones, con la participación de catorce notables jugadores de diversos clubs, terminó con la victoria de una joven promesa de dieciséis años del ajedrez catalán, Lluís Coll, representante entonces del A. A. Sant Just Desvern. Coll pasó posteriormente al Club Ajedrez Barcelona y siempre ha sido un jugador de una fuerza notable y de un ingenio combinativo fuera de lo común, que se ha mantenido con los años, como lo demuestra haber quedado en diversas ocasiones campeón de Catalunya de Veteranos, así como campeón de España. La partida que ganó al segundo clasificado, Antonio Montalbán, un fuerte jugador y campeón del Ajedrez Jake Club en 1947, la he añadido al pgn. Creo que es una buena partida y vale la pena seguirla.

El ajedrecista Lluís Coll Enríquez
Lluís Coll Enríquez
(Foto: Mundo Deportivo)

Siempre me resulta agradable intercalar en estas crónicas algunas caricaturas que el gran Joaquim Muntañola tuvo la gentileza de dedicar a algunos jugadores de ajedrez. Las que siguen son dos de ellas.

Caricatura del Dr Josep Vallvé i Piñol
Dr Josep Vallvé i Piñol
(Foto: Archivo)

Caricatura del Rafael Saborido Carré
Rafael Saborido Carré
(Foto: Archivo)

Ya habréis podido contemplar que no es mucho lo que se conoce de este torneo, pero por lo menos dejaremos constancia de lo poco que ha podido llegar a nuestras manos.

Antes de terminar debo manifestar mi agradecimiento a Jaume Bosch Romay, hijo de Ramon Bosch Climent, por sus atenciones y el envío de unas fotografías de su padre, de sumo interés para mis aspiraciones, así como de la información recibida de José Miguel Barrueco que, sin ella, tal vez no hubiera perdido el tiempo en el intento de completar toda la información posible -a pesar de las dificultades- sobre este interesante torneo.

Joaquim Travesset
7 de diciembre de 2016

4 comentarios:

Alejandro dijo...


Yo sí conocí a Moisés Rosell en la UGA, pero a partir de 1975. Recuerdo como era ( y las "timbas" de cartas que daba ), pero claro, es imposible retrotraerse como podía ser en la foto que adjuntas de 1944, y en consecuencia, encontrarlo en la misma.

Joaquim dijo...

Gracias, Alejandro. Esuna pena. Si te envíopor mail la misma foto, pero aumentada de tamaño, ¿podría servirte para identificarlo? O bien, en esas timbas que hablas, del 1975, ¿nadie tiene una imagen de ellas? Porlo menos para reconocerlo.

Pedro dijo...

Muy interesante el articulo y las fotografias que lo ilustran.

Alejandro dijo...


Tienes un pequeño dibujo de Moises Rosell en "Ajedrez español" nº 62 Febrero 1947, pág. 40