Recomendaciones en Ajedrez 365

viernes, 11 de noviembre de 2011

Ángel Ribera Arnal (1909-2002), una vida dedicada al ajedrez

Artículo de Joaquim Travesset

Ángel Ribera Arnal nacía el 13 de marzo de 1909 en Barcelona, aunque sus padres procedían de dos pueblecitos de Huesca: Pomar de Cinca –nombre ajedrecístico- y Lastanosa.

Ángel Ribera Arnal, Campeón de Ajedrez de Cataluña 1933-34

Empezó a jugar al ajedrez en el año 1926, o sea a los 17 años, y dos años después, en 1928, ya se clasificó para jugar la final del Campeonato de Cataluña, contra Vilardebó. Fue un encuentro a 6 partidas. Vilardebó ganó tres, Ribera una y el resto tablas. De esta forma quedó subcampeón… y empezaba así su historia ajedrecística.

Al poco tiempo se incorporó al servicio militar, como decían entonces a servir al Rey, pero era otro tipo de rey, diferente del que estaba acostumbrado a mover. Fue destinado a Ceuta y Larache y, como se puede ver en la ficha adjunta, se le destinó a las tareas de cartero.

Cartilla militar de Ángel Ribera Arnal, 1932

Ya de vuelta a casa, aprovechaba los días festivos para acercarse al Foment Martinenc, una sociedad muy importante que reunía toda una serie de actividades diferentes, y miraba como los mayores jugaban al ajedrez. Mientras tanto se fue identificando con la gente que veía.

Con el cambio de domicilio también cambió un poco su lugar de visitas. Ahora lo hacía en la sección de ajedrez del Casal Catòlic de Sant Andreu, una sociedad que también mantenía toda serie de actividades artísticas, culturales y deportivas. Allí tuvo la gran oportunidad de conocer a un empresario bastante importante, don Ramón Riera, que poseía una fábrica de curtidos de piel, prácticamente muy cerca de donde hoy se encuentra la plaza de las Glorias, de Barcelona. Así, el dos de diciembre de 1928, entró a formar parte de su plantilla, como curtidor, y no salió de allí hasta su jubilación, habiéndose ganado el respeto de todos.

Continuemos ahora su historia entorno al ajedrez...

Empezó a jugar en el Foment Martinenc pero iba alternando algunos campeonatos sociales con otros clubs. Por ejemplo, durante los años 1928 a 1931 participó en los sociales del C. C. Sant Andreu, y venció en todos ellos… jugando todas las partidas a ciegas. Esta fue la condición que él impuso, ya que había muchísima diferencia entre él y sus adversarios. En uno de ellos consiguió un trofeo de S.M. el Rey. A partir de aquí empezó a anotar en una libreta toda su actividad ajedrecista, detalle que mantuvo al día durante toda su vida.

Así, en 1928, habiendo quedado subcampeón de ajedrez de Cataluña, como hemos dicho antes, fue seleccionado para participar en la Olimpíada de La Haya. Fue su debut internacional. Es de notar que los resultados no fueron los esperados. Había una notable diferencia entre los jugadores extranjeros y los nacionales. Todo y así, vence al campeón argentino Carlos Hugo Maderna, al estadounidense Hanauer y entabla con el letón Tauber, con Monticelli y con el rumano Proca.

También en 1928, en unas simultáneas con control de tiempo, entabla con Alekhine. Al año siguiente tomó parte en el Torneo Internacional de Barcelona, 1929, en el que participaban, entre otros, Capablanca, Tartakower –el creador de la apertura catalana-, Colle, Yates, Dr. Rey, Vera Menchik -la primera ajedrecista que se atrevió a desafiar las normas de la sociedad de principios del siglo XX-, y donde debemos destacar su victoria ante el campeón italiano Mario Monticelli.

Partida de ajedrez Richter – Ribera, Hamburgo 1930, y emblema del club ajedrez Hamburgo
Partida de ajedrez: Richter – Ribera, club de ajedrez Hamburgo, 1930.

En 1930 también es seleccionado para disputar la olimpíada de Hamburgo. Vence a Krogdahl y Abramavicius y entabla con H.Larsen, Hans Müller -¡Qué casualidad! Hans Müller fue el adversario de Czerniak en una partida en la que éste realizó una especie de defensa Benoni y que, años después, Ribera utilizó sistemáticamente-, Gemzoe, Gilfer, nuevamente con Taube y, finalmente con el inglés sir George Thomas.

Entre los años 1930 y 1936 participa en diversos torneos de ajedrez: Sitges 1934, donde vence al holandés Lodewijk Prins y entabla con Andreij Lilientahl. El menú de clausura del torneo era muy original. Pondré algunos ejemplos de los platos:

Salsa Tartakower
Medallones de ternera Chapeau Gromer
Pollo Lilientahl
Pastelería Spielmann...

R. Llorens – A. Ribera – Sitges, 1934
R. Llorens – A. Ribera – Sitges, 1934

Participantes en el Torneo de Ajedrez de Sitges, 1934
Participantes en el Torneo de Ajedrez de Sitges, 1934.
En primera fila: Valentín Marín –Director delTorneo-,
Lilientahl, Dr. Rey, Gromer, Tartakower y Dr. Ticoulat.
Detrás: Doménech, Suñer, Llorens y Spielmann.
Al fondo: Prins, Golmayo, Koltanovsky, Ribera y Cherta

Sitges en 1934
Sitges en el 1934, año del torneo

Luego vino el Torneo Internacional de Barcelona 1935, donde entabla con Flohr y Grob. Reus 1936, donde vence a Rellstab y entabla con Esteban Canal...

Aspecto de la Sala de juego del Torneo Internacional de Ajedrez de Barcelona, 1935
Aspecto de la Sala de juego del
Torneo Internacional de Ajedrez de Barcelona, 1935

Salo Flohr, en el Torneo Internacional de Ajedrez de Barcelona, 1935
Salo Flohr, en el Torneo Internacional de Ajedrez de Barcelona, 1935

En 1934 queda subcampeón del club ajedrez Ruy-López Tívoli, detrás de Comas, pero poco antes, en 1933, y después de perder la primera de las cuatro partidas con Pedro Cherta, ganó las otras tres, quedando Campeón de Cataluña. Al año siguiente ficha por el club ajedrez Barcelona, del que no se movería hasta después de 1958 y tras los incidentes que más adelante relataremos.

El club de ajedrez Ruy López Tívoli, ofreció una cena de homenaje a sus socios Ribera y Cherta, por haber obtenido los dos primeros puestos en el Campeonato de Cataluña. He aquí la firma de algunos de los presentes en dicho homenaje y la caricatura de ambos realizada por el excelente dibujante y caricaturista catalán Joaquim Muntañola.

Firmas de los asistentes a la cena de homenaje a Ángel Ribera y Pedro Cherta

Caricaturas de Ángel Ribera y Pedro Cherta dibujadas por Joaquim Muntañola

Con posterioridad, del 20 de junio al 5 de julio de 1935, tomó parte en el Torneo Nacional de Ajedrez, en Madrid, con objeto de designar el “challenger” del campeón de España, quedando segundo, con 13 puntos, detrás del campeón Vicente Almirall, y por delante de Cherta, Comas, Gómez, Ortueta, Fuentes, etc. y obteniendo el título de Maestro Nacional.

Aquí podemos ver la firma de todos los participantes:

Firmas de los participantes en el Torneo Nacional de Ajedrez, celebrado en Madrid en 1935

En 1936 queda campeón del club ajedrez Barcelona, después de desempatar contra el Dr. Josep Vallvé, título que conseguiría en diversas ocasiones.

Posteriormente vendrían los años de la guerra civil y sus consecuencias, con una posguerra con pocas actividades ajedrecísticas, salvo algunos pequeños torneos como el de las Fiestas del Pilar, del año 1942, donde vence al Dr. Rey-Ardid y a Antonio Medina.

Entre los días 15 al 30 de abril de 1943 se juega en Madrid un nuevo Torneo Nacional de Ajedrez. Debido a la gran cantidad de convocados, se realizan dos grupos de 12 jugadores cada uno. En el grupo A, vence Casas, seguido de Ribera. Por detrás quedan Fuentes, Pomar -parece ser que era éste su primer Campeonato de España-, Ingelmo, Esnaola, Ortueta, etc. En el B, vence Medina, seguido de Sanz. Les siguieron Alonso, Pedrol y Gómez...

Más abajo figuran las firmas de algunos de los protagonistas:

Firmas de los participantes en el Torneo Nacional de Ajedrez, celebrado en Madrid en 1943

También en 1943, gana en Sabadell, por delante de Ingelmo y R. Llorens, un torneo con fuertes jugadores catalanes.

En 1945 queda campeón social en la Unión Graciense de Ajedrez, un torneo fuerte, donde intervenían la mayoría de los mejores jugadores catalanes.

Entre los días 15 y 27 de agosto de 1951 toma parte en el I Torneo Internacional de Ajedrez de Berga. Este será su mayor éxito deportivo. El torneo se juega en el marco incomparable del Mesón del Castillo, en otro tiempo denominado Hotel del Castillo de San Fernando, desde el cual se domina una vista magnífica de toda la ciudad. El arbitraje estuvo a cargo del señor Ricardo Cuadra.

En dicho certamen interviene la flor y nata del ajedrez español: Pomar, José Sanz, Medina, Lladó, F. J. Pérez, Cherta, Saborido, Ingelmo, León, Génova, Dr. Font, completada con dos grandes maestros: el ucraniano de nacimiento –nació en Kiev- Nicolás Rossolimo y el belga Alberic O’Kelly de Galway.

La clasificación final fue la siguiente:

Clasificación del I Torneo Internacional de Ajedrez de Berga
Clasificación del I Torneo Internacional de Ajedrez de Berga

La gran actuación de Ribera, una de las mejores de su carrera –solamente perdió contra O’Kelly, en una posición en la que hubiera podido obtener tablas, e incluso ganar-, y que aún hubiera sido mejor de no mediar una indisposición, con fiebre de 40º, según explicaba el periodista Ricard Guinart Cavallé, cronista del torneo, en el resumen del mismo, publicado en la prensa de Barcelona, así como en el Ajedrez Español, nº 117/119, pág. 219. Esta incidencia obligó a aplazar su partida contra Génova, anterior a la de O’Kelly, detalle que le supuso jugar un tanto condicionado. De todas formas no se puede restar mérito al triunfo del gran maestro belga, que terminó imbatido. Rossolimo, en esta ocasión, no quedó tan bien como en el Internacional de Bilbao, del mismo año, donde hizo 9 de 9, delante de Pilnik, Prins y Pomar.

Veamos las dos partidas de Ribera contra O’Kelly y contra Rossolimo.

O’Kelly, vencedor del I Torneo Internacional de Ajedrez de Berga
O’Kelly, el vencedor del Torneo

Ribera Arnal, Ángel - O'Kelly de Galway, Alberic, [D45]
Torneig Internacional de Berga, 25.08.1951


1.d4 Cf6 2.Cf3 d5 3.c4 e6 4.Cc3 c6 5.e3 Cbd7 6.Dc2 Ad6 7.b3 0-0 8.Ae2 De7 9.0-0 dxc4 10.bxc4 e5 11.Te1 [ 11.Td1 Te8 12.Tb1] 11...Te8 12.Ab2 [ 12.c5] 12...e4 13.Cd2 Cf8 [ 13...b6] 14.f4?! [ 14.c5 Ac7 15.Ted1] 14...exf3 15.Axf3 Cg4 16.Cf1 Cg6 17.h3 Ch6 18.Ae4 [ 18.c5 Ac7 19.e4] 18...Dg5 19.Rh1?! [ 19.Axg6! hxg6 20.e4|^ Axh3? 21.Ac1 Dg4 22.Te3+- ( 22.c5) ] 19...Af5 20.Axf5 [ 20.g4!= Ae6 21.Axg6 hxg6 22.Ce4 De7 23.Cxd6 Dxd6 24.e4 g5 25.d5 cxd5 26.cxd5 Ad7 27.Tad1 Tac8 28.Df2+/=] 20...Cxf5 21.Ce4 Txe4!? [ 21...Dh4!] 22.Dxe4 Cg3+ 23.Cxg3 Dxg3 24.Rg1 f5 25.Df3 [ 25.De6+!? Rh8 26.Rf1 Dh2|^] 25...Dh2+ 26.Rf1 Ag3 27.Re2 Axe1 28.Txe1 Te8 29.Rf2 Ch4 30.Dg3 Dxg3+ 31.Rxg3 g5 32.Rf2 Rf7 33.a4 [ 33.g3! Cg6 34.g4 f4 35.e4|^] 33...Te4 34.g3 Cg6 35.Tb1 [ 35.Aa3=; 35.a5=] 35...b6 36.a5 b5 37.cxb5 cxb5 38.Aa3 [ 38.Tc1!+/= f4 39.gxf4 gxf4 40.exf4 Txf4+ 41.Rg3 Te4 42.d5+/=] 38...a6 39.Tc1 f4 40.Tc7+ Re6 41.gxf4? Con Ac1 el blanco tenía muchas posibilidades de ganar. [ 41.Ac1! Rd5 42.Tc5+ Rd6 43.Rf3 Te8 44.gxf4 ( 44.exf4) 44...gxf4 45.e4 b4 46.Td5+ Rc6 47.Th5 Tf8 48.Txh7 b3 49.Aa3 Tg8 50.h4+- y esto está muy bien] 41...gxf4 42.Tc6+ Rf5 43.exf4? [ 43.Ac1! Con esta aún había ventaja] 43...Txf4+ 44.Re3 Te4+ 45.Rd3 Cf4+ 46.Rc2 Te6 47.Tc7 h6 48.Ac5 Re4 49.Tb7? [ Con 49.h4! Cg6 50.Tg7 y aún no estaría todo dicho; Y si 49.Ta7 Cxh3 50.Ab6 Cf4 51.Txa6 Ce2 52.Ta8 Cxd4+ 53.Axd4 Rxd4 54.Rb3 Y ahora tiene toda la cara de tablas.] 49...Cxh3 50.Tb6 Rd5 0-1

Nicolás Rossolimo, jugando partidas simultáneas de ajedrez
Nicolás Rossolimo, jugando simultáneas

Rossolimo, Nicolás – Ribera Arnal, Ángel [B93]
Torneig Internacional de Berga, 19.08.1951


1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.f4 [ 6.Ae2] 6...Dc7 7.Ad3 Cbd7 Unas rondas antes Ribera jugó contra Arturo Pomar 7. ...,e5. Quizás para no encontrarse con una sorpresa varía la jugada. 8.0-0 e6 9.Rh1 Ae7 10.De1 Cc5 11.b3 0-0 12.Ab2 b5 13.e5 Cxd3 14.cxd3 dxe5 15.fxe5 Cd7 16.Ce4 Ab7 [ 16...Cxe5?!] 17.Cf3 [ 17.Tc1 Dxe5 18.Cf5 Dxb2 19.Cxe7+ Rh8 20.Tc7 Axe4 21.dxe4 Cf6-+] 17...Dc2 18.Cf6+ Cxf6 19.Tf2 Dxd3 20.exf6 Axf6 21.Axf6 gxf6 22.Td1 De4 23.Te2 Dg6 [ 23...Df4] 24.Ch4 Dh6 25.Te3 Tad8 [ 25...Tfd8] 26.Txd8 Txd8 27.h3 Df4 28.Tg3+ Rh8 29.Tg4 Dd6 [ 29...De5] 30.Df2 De5 31.Df1 f5 32.Tf4 Td2 [ 32...De3] 33.Tf2 Td4 34.Cf3 Axf3 35.Txf3 Te4 y las blancas abandonan. Una continuación podría ser: 36.Dd3 Te1+ 37.Tf1 h6 [ 37...f4 38.Txe1 Dxe1+ 39.Rh2 Rg7 40.Dd6 e5 41.Dd5 h5 42.a4 b4 43.a5 h4 44.Df3 Dg3+ 45.Rg1 Dxf3 46.gxf3 Rf6 47.Rf1] 38.a3 Rh7 39.Txe1 Dxe1+ 40.Rh2 De5+ 41.Rg1 Dc5+ 42.Rh2 Dxa3 0-1 Al terminar la partida el GM Rossolimo felicitó a Ribera y le dijo que su juego le recordaba el del GM yugoeslavo Svetozar Gligoric.

El ajedrecista español Francisco José Pérez
Francisco José Pérez, que se incorporó a última hora en el Torneo,
supliendo a Román Torán, que había quedado Campeón de España
hacía poco y debía atender a otro tipo de obligaciones

El 23 de abril de 1953, el club de ajedrez Barcelona organiza un encuentro con el potente equipo Golden Gate, de San Francisco (California), venciendo por 4 a 1. Ribera, en el primer tablero, hace tablas con el gran maestro Arthur Bisguier. Veamos la fotografía:

Partida de ajedrez Bisguier vs. Ángel Ribera
Partida Bisguier - Ribera, en el
encuentro entre los clubes de ajedrez Barcelona
y Golden Gate de San Francisco (California)


En esta década es donde, quizás, obtiene su juego una fuerza y solidez que no había tenido con anterioridad, quizás debido a la elección de aperturas y defensas más sólidas y así su juego se fue transformando en más firme. Ya hemos comentado que utilizó frecuentemente la defensa Benoni, que él denominaba Czerniak, por haberla visto por primera vez en una revista de El Ajedrez Español en la partida Hans Müller-Czerniak, Memorial Schlechter, Viena 1951 y que le dio tantos resultados. Es posible que él se anticipara a desarrollar este sistema antes que lo hicieran los jugadores de ajedrez soviéticos, encabezados por M. Tahl. Ribera decía que la idea de la defensa era: columna de rey abierta y mano libre en el flanco de dama, que compensaba la posible debilidad del peón de d6.

En 1955 el Club Ajedrez Lillet organiza el I Torneo Nacional. En él intervienen fuertes jugadores catalanes: Sola, Ribera, Albareda, García-Orús, Matías de Llorens, además de los locales Viñas y Canut. Venció García-Orús, recientemente fallecido, seguido de Ribera.

Ángel Ribera dando unas simultáneas de ajedrez junto a su hijo Ricardo y Josep María Bas i Ridameya
Angel Ribera y Ricardo Ribera, padre e hijo, Josep María Bas y Ridameya
dando unas simultáneas de ajedrez en la plaza de Castellar de n’Huch

Al final del torneo, cada uno de los jugadores realizó 22 partidas simultáneas.

En 1956, otra vez el Club Ajedrez Lillet, organiza el II Torneo Nacional. Esta vez más fuerte. Se alistan: Bas, García-Orús, Albareda, Pere Puig, Ribera, Ridameya, José Luis Sánchez, Vila-Sala y Matías de Llorens (este último el verdadero motor de la organización). Venció Miquel Albareda, el gran jugador vallesano, ganando todas las partidas y cediendo únicamente unas tablas en la postrera. Segundo quedó Ribera.

En 1957, en el III Torneo Nacional, Ribera quedó en cuarto lugar, detrás, de Albareda –nuevamente vencedor, como no, y ganando todas las partidas- Lladó y Miquel Farré.

Participantes en el II Torneo Nacional de Ajedrez Ronda de Falgars
II Torneo Nacional, Ronda de Falgars
De pie: P. Puig, García-Orús, Albareda, Ribera, Matias de Llorens, Bas.
Agachados (sólo reconozco al 3º, 4º y 5º desde la izquierda): Ridameya, Vila-Sala y Sánchez

Del 13 al 23 de agosto de 1958 se disputó el Primer Gran Torneo Internacional de Ajedrez de Santander. Obtuvo el tercer puesto, empatado, detrás de Pomar y J. Sanz, de un total de 12 participantes. He aquí la clasificación final:

Clasificación del Primer Gran Torneo Internacional de Ajedrez de Santander, 1958
Clasificación del I Gran Torneo Internacional de Ajedrez de Santander (1958)

Pero unos días antes, del 4 al 9 de agosto se celebró el tan controvertido encuentro de entrenamiento entre doce de los ajedrecistas más en forma del momento, con objeto de que la Federación Española de Ajedrez pudiera decidir quiénes serían los escogidos para ir a la Olimpíada de Ajedrez de Munich de 1958.

Antes de continuar, diremos que Ribera había finalizado, semanas antes, como subcampeón de Cataluña, por detrás de su amigo, el gran Miquel Albareda, y también como subcampeón de España –cuyo vencedor fue Pomar y destacando entre toda la pléyade de jugadores nacionales- y, a pesar de ello, la Federación no tuvo nada de esto en cuenta y quiso organizar un torneo, que no estaba previsto, con la excusa de que sería de entrenamiento de la selección.

Díez del Corral en el encuentro de entrenamiento para la Olimpíada de Munich de 1958
Díez del Corral, uno de los importantes en el encuentro de entrenamiento

Y hete aquí que Ribera, contra pronóstico general y con el desagrado del seleccionador, el señor Vicente Almirall, resulta el vencedor material del certamen, sin perder partida alguna, cediendo únicamente unas tablas contra Díez del Corral y venciendo a Saborido, Serra, Menvielle, Franco y Martínez Mocete, como prueba el cuadro de resultados adjunto:

Clasificación del encuentro de entrenamiento para la Olimpíada de Munich de 1958
Clasificación del encuentro de entrenamiento
para la Olimpíada de Munich de 1958

Parece ser que esto no fue suficiente para Almirall, que prescindió de Ribera para formar el equipo olímpico. Una decisión totalmente arbitraria que obedecía a preferencias determinadas por otros jugadores.

Pero, ¿cómo podía un señor realizar tal tejemaneje? Explicaremos un poco la situación del momento. Almirall era una persona económicamente muy bien situada. Como diríamos vulgarmente, no le venía de cinco duros. El local donde se ubicaba la Federación Catalana de Ajedrez, en la calle de Trafalgar, de Barcelona, era de su propiedad. Y ya sabemos que las federaciones no iban boyantes en cuanto a posibilidades económicas. No hace falta comentar más, se sobreentiende. De ahí su fuerza para establecer sus criterios.

Como es de suponer se formó un embrollo monumental. El excelente periodista, Ricard Guinart Cavallé, dejó constancia de todo ello en diversas crónicas en El Mundo Deportivo. Los jugadores más cercanos al problema le dieron su apoyo. Pero para una persona enamorada del ajedrez, esto fue un golpe terrible y más cuando su club, el Barcelona, no realizó, según él, las gestiones que merecía el caso para que se reparara la injusticia.

Es por ello que, al poco tiempo, abandonó el club.

Mientras tanto la Federación Catalana de Ajedrez organizó un banquete de homenaje a D. Vicente Almirall Castells, para el 24 de septiembre de 1958, en el Gran Casino del Parque de la Ciudadela y Ribera recibió una invitación (?). Habrase visto alguna vez un signo de hipocresía y de cinismo tan grandes. Lógicamente Ribera no asistió, pero sus amigos, algunos de ellos anteriores Presidentes de la Federación Catalana, en notas que tengo en mi mano, le reiteraron su apoyo.

En el libro de memorias de Ángel Ribera Arnal se puede leer:
Copia literal de su libro de Memorias, pág.119:

El día 8 de septiembre la Federación Española de Ajedrez dio los nombres de los 6 jugadores que el seleccionador nacional D. Vicente Almirall seleccionó para representar a España en las olimpíadas por equipos de Munich (Alemania). El Sr. Almirall cometió una gran injusticia al no ponerme en el equipo, toda vez que yo era el subcampeón de España y en el torneo de entrenamiento celebrado en Barcelona jugué en el equipo nacional quedando en primer lugar imbatido.

El día 17 de septiembre D. R. Oller, presidente de la F.C.D.A., me invitó a cenar en un céntrico restaurante de nuestra ciudad, para comunicarme que aceptara representar al equipo de la F. Catalana en el I Campeonato de España de Selecciones Regionales, a celebrar en Barcelona, del 22 al 27 de septiembre. También me propuso que participara en el homenaje al seleccionado nacional D. Vicente Almirall, para el día 24 de septiembre, fiesta de la Mercè, formando parte de un equipo de 36 jugadores de la F.C.D.A., contra otro equipo formado por los representantes de las federaciones que participaron en el I Campeonato de España de Selecciones Regionales, terminando la fiesta con el banquete de homenaje en un espléndido hotel de Barcelona. Me negué rotundamente a participar en todos los actos propuestos, porque el Sr. Almirall, al pisotear mi derecho de figurar en el equipo español en las olimpíadas de Munich (Alemania) no merece que yo asista a su homenaje.


Y más adelante en la pág. 121 dice:

El día 20 de Enero recibí una invitación de la Federación Malagueña de Ajedrez, para participar en el Torneo Internacional de Málaga. No acepté por falta de afición...

Como debería estar de decepcionado don Ángel Ribera para que, habiendo dedicado toda su vida a este noble juego, llegase a escribir “por falta de afición”.

Durante su vida ajedrecista, y a pesar de todo, estuvo vinculado de forma casi permanente con la Federación Catalana de Ajedrez, ocupando cargos en las Comisiones Deportivas, así como el de responsable máximo en la creación y en la organización de los torneos de veteranos, entonces llamados de la tercera edad. Fue también monitor, promotor dels escacs base, árbitro catalán y árbitro nacional.

Organizó el Trofeo “Dicen...”, que mantuvo bastantes años. En 1970 comienza a introducir el ajedrez en las escuelas y comienza el primer campeonato escolar, organizando campeonatos entre las mismas... e inaugura el primer campeonato de veteranos de Catalunya, que ganó en diversas ocasiones y que sirvió para que, con posterioridad, la Federación Catalana se hiciera cargo de él. También quedó en siete ocasiones campeón de España de veteranos, la primera en 1975 y con posterioridad de 1977 a 1981, de forma ininterrumpida.

Ángel Ribera en el Campeonato de España de Ajedrez de 1970
Ángel Ribera jugando el Campeonato de España de 1970,
en Avilés, en una pose característica

En el año 1965, a raíz de una petición del Dr. Joaquim Font y del señor Pujol, organiza en Berga un torneo cerrado, donde vence, aunque de forma ajustada.

En el año 1982, regresa al C. C. Sant Andreu y el club asciende de nuevo a la División de Honor.

Fue, en su época, el jugador catalán que jugó más simultáneas por toda Cataluña y no creo que nadie, aún ahora, haya disputado tantas.

Y también en su larga carrera defendió a diversos equipos. Además de los que hemos citado, se cuentan el Español, Ruy López Paluzíe, Igualada, C. C. Sant Andreu –donde contribuyó en el ascenso del equipo, en dos ocasiones, a la máxima categoría del ajedrez catalán-.

También en los últimos años de su vida, cuando su capacidad intelectual ya estaba bastante mermada, como así su escritura, aún quiso contribuir en las tareas de ayuda, fichando por el club Gaudí i el Llaç d’Argentona.

Ángel Ribera jugando al ajedrez con Jordi Pujol
Jordi Pujol, President de la Generalitat de Catalunya, jugando con Ribera,
en la inauguración del nuevo local de juego del Club de Ajedrez Gaudí

Y, como no, colaboró de forma entusiasta con el Hogar del Pensionista, dando lecciones, ofreciendo simultáneas, etc. Como premio le obsequiaron con este soneto de 1976, obra de Dídac de Segarra:

Las mesas del Hogar del Pensionista,
atento y rumiante, la vejez
ansía aparejada, la conquista
del título que ofrece el ajedrez.

Jugando, el jugador tiene a la vista
las piezas que domina, y a la vez
maneja la jugada ya prevista
y hacerlo campeón la madurez...

Aquella madurez que está prendida
al cuerpo envejecido, y en huída
de donde tu gozaste el vivir sano;

y ahora el campeón Ángel Ribera
ganando revivió su primavera
de aquel lejano ayer, de mano a mano.

Tuvo un par de disgustos. Uno de ellos el ya citado del año 1958 al no ser seleccionado para la Olimpíada de Munich y, el otro, la imposibilidad, por cuestiones económicas, de no poder organizar un encuentro de veteranos Cataluña-Moscú, en Barcelona, con la presencia del gran campeón Mikhail Botvinnik, con quien le hubiera entusiasmado jugar, después de haberlo hecho con otros cuatro campeones mundiales: Capablanca, Alekhine, Karpov y Kasparov, aún cuando con los tres últimos fuera en simultáneas.

Ángel Ribera firmando la paz con Kasparov después de ser vencido en unas simultáneas
Firmando la paz con Kasparov después de ser vencido

Recibió innumerables distinciones, pero la más destacada, al margen de la Medalla Plata de la Federación Catalana de Ajedrez fue, en Octubre de 1987, recibir la Placa y la Medalla de Forjador de la Historia Deportiva de Cataluña, entregada por la Generalitat en un acto sin igual celebrado en el Saló Sant Jordi.

O quizás me equivoque, la medalla más grande que recibió fue que era respetado por todos, amigo de todos y que, a pesar de su cuna humilde, sus cualidades humanas siempre estuvieron por encima de sus resultados. En su vida hubo dos pasiones: la Familia y el Ajedrez.

Ángel Ribera recibiendo la placa y medalla de Forjador de la Historia Deportiva de Catalunya
Recibiendo la placa y medalla de
Forjador de la Historia Deportiva de Catalunya

Y no me queda más que decir, únicamente que me perdonéis por publicar en catalán el último adiós que figura en el recordatorio que, después de su fallecimiento el 13 de febrero de 2002 en Cabrils, se entregó el día de su entierro...

És arribada l’hora de la fulla.
L’hora que no retarda la tardor.
I la tardor em subjecta i em despulla
davant d’Aquell que sempre té raó
i que és atent a força qualsevulla.

Déu em crida i, com la fulla s’esvera
fins a un somni de llums que no té fi,
encara el record vostre el tinc a l’era
batent-lo tot el temps, per més fruir.
I us dic adéu, fins a la primavera,
que és eterna i no para de florir!

... y que allá donde estés puedas realizar tu sueño, jugando con todos aquellos grandes maestros que siempre añoraste y, aunque sea un poco tarde, espero, que con estas líneas que hemos leído, se te rinda un poco de la justicia que en vida no te dieron.

Joaquim Travesset
Noviembre 2011


Desde Ajedrez 365 también queremos brindaros la oportunidad de que desde este enlace os descarguéis una selección de las mejores partidas de ajedrez de Ángel Ribera Arnal, sin duda, un personaje entrañable y una gran figura del ajedrez español y catalán.

Y una sorpresa más. La FNMT, en mayo de 2012, ha hecho, utilizando la foto que preside este artículo, un sello de correos en conmemoración del X aniversario del fallecimiento de Ángel Ribera.


Artículos relacionados:
Ángel Ribera Arnal, correspondencia privada de 1926 a 1935.
Ángel Ribera Arnal, correspondencia privada de 1936 a 1950.
Ángel Ribera Arnal, correspondencia privada de 1950 a 1955.
Ángel Ribera Arnal, correspondencia privada de 1956 a 1996.