Recomendaciones en Ajedrez 365

jueves, 21 de febrero de 2013

Juan U. Bäbler Martí (1892 – 1957), un enamorado del ajedrez

Artículo de Joaquim Travesset

Para muchos de los lectores ni la foto ni el nombre de Juan U. Bäbler Martí podrán vincularlos a nadie relativo al Ajedrez. Pero todos aquellos aficionados a este juego que tuvieron la oportunidad de convivir algunos años más de la primera mitad del siglo pasado, conocerán de sobra la gran pasión de un hombre que, al margen de dirigir con gran eficacia una de las mejores y mayores empresas de aquella época, como podía ser La Farga de Bebié, no escatimó nunca ni su tiempo ni su dinero para fomentar, organizar, crear y participar en multitud de actos que favorecieran el desarrollo intelectual y deportivo de las personas. Y una de estas actividades fue el Ajedrez.

Juan U. Bäbler Martí (1892 – 1957), un enamorado del ajedrez
Juan U. Bäbler Martí

Firma de Juan Bäbler Martí
Firma de Juan Bäbler Martí

Homenaje a Juan U. Bäbler Martí en 1956
La gran fiesta de su homenaje (2 de abril de 1956)

A pesar de la apariencia catalana de su segundo apellido, sus padres eran suizos y en Suiza nació él. Bäbler llega a la colonia a principios de los años veinte. Era el momento que se apreciaba la recuperación económica tras la Primera Guerra Mundial. Junto con su familia se instala en uno de los pisos de la torre, ubicada en los jardines de la empresa. Su responsabilidad humana y técnica era indispensable para desarrollar el cargo de director general. Alto, corpulento, alegre y extrovertido, expresaba fácilmente su simpatía. A su paso dejaba un inconfundible olor a tabaco, que despertaba en la gente las ganas de fumar alguno de aquellos cigarros.

En 1932 publicó un libro: JUB 130 esquemas para cálculos. Maquinaria de hilados y torcidos de algodón. Supongo que las tres primeras letras corresponden a las iniciales de su nombre: Juan U. Bäbler.

Pero con anterioridad, en 1930, publicó en Ripoll, el libro AJEDREZ, que contenía un extracto de las aperturas modernas, así como las 25 partidas del match Alekhine-Bogoljobow, comentadas por Max Blümich en la revista Deutsche Schachzeitung, -de la cual era su editor- y que Bäbler, con su traducción, las incorporó al libro. La revista Els Escacs a Catalunya se ocupó de dar fe de este acontecimiento.

Recorte de la noticia sobre la publicación del libro AJEDREZ de Juan U. Bäbler Martí en 1930
Recorte de la noticia, aparecida en la revista
Els Escacs a Catalunya nº 37, julio 1930, página 534


Integrado en la vida colectiva de la colonia fue, desde el principio, respetado por todos. Su gran pasión por el ajedrez le induce a introducirlo en La Farga de Bebié y, para ello, cuenta con el apoyo de Isidre Capdevila, que ya conocemos de sus participaciones en los Torneos de Vic 1949, donde por cierto Bäbler -que formaba pareja con Capdevila- jugó una partida, la de la séptima ronda, y de La Pobla de Lillet 1957, pasando largas horas con él.

Isidre Capdevila jugando ajedrez en 1979
Su gran amigo, Isidre Capdevila, en 1979,
jugando una partida en el club ajedrez Vic

(ni los años ni el tabaco consiguieron mermar su gran afición)

Ya en 1930 organizó un torneo comarcal en el que intervinieron los clubs La Farga Lacambra, Ripoll, Vic y La Farga de Bebié. A raíz del éxito de este torneo y con objeto de mejorar su exponente de juego, logró que el Campeón de Cataluña, Josep Vilardebó, se desplazara a La Farga para jugar con él. Fue a partir de este momento cuando Koltanowski empezó a realizar partidas a la ciega por toda la comarca.

Foto muy antigua de George Koltanowski
George Koltanowski, en una foto muy antigua

Y fue también entonces cuando Bäbler se proclamó campeón del Club Casino de Ripoll. Igualmente sus desvelos se prodigaron con el club ajedrez Vic, participando como jugador y formando parte de su equipo en los campeonatos comarcales y provinciales, apoyando económicamente ante los costosos desplazamientos y cuando era menester.

Durante la Guerra Civil, Bäbler, en ausencia de los Bebié, que se habían trasladado a Suiza, fue el máximo responsable de la factoría que, gracias a él y a las decisiones tomadas, permitieron salvaguardar la fábrica y la colonia.

Antes de continuar con nuestro personaje, me gustaría hablar un poco de la empresa que dirigía.

En la foto que sigue, aproximadamente de los años ’30, se ve una buena panorámica de la Colonia de La Farga de Bebié, pero sin terminar. Aún faltaba construir una serie de edificios comunitarios, como fueron la iglesia –que podemos ver en la siguiente foto-, así como otros.

La Farga de Bebié en 1930
La Farga de Bebié, a principios de los años 30

Iglesia de La Farga de Bebié
Iglesia de La Farga de Bebié, un día de Navidad

La Farga de Bebié fue conocida en su día como la colonia de los suizos. Eso fue debido a que su fundador, el suizo Edmund Bebié Wild, la empezó a construir en 1895, en una zona estratégica muy buena, aprovechando los meandros que dibuja el río Ter. Había llegado este mismo año a Barcelona y recorrió previamente toda la cuenca del Ter, antes de decidirse a crear una fábrica de hilados y una colonia textil.

La fábrica se puso en marcha cuatro años más tarde. Las casas de los trabajadores se construyeron utilizando todos los recursos y estilos modernos en cuestión urbanística. De hecho podríamos decir que era un verdadero pueblo, con todos los servicios necesarios para una vida comunitaria. Y así tomó el nombre de Colonia con el nombre de su fundador. La Farga de Bebié era una colonia textil centenaria. En esta última década entró en pleno declive y vio paulatinamente el despido de sus trabajadores. El fin de la actividad se produjo en marzo del 2008. Una más de las empresas de este tipo que debieron cerrar sus puertas.

Su situación geográfica estaba compartida entre los municipios de Montesquiu y Les Llosses, limitando las comarcas de Osona y el Ripollés, y entre las provincias de Barcelona y Girona. Dispone de estación de ferrocarril. El lado derecho de río, que pertenece a Les Llosses y es la primera que se edificó, estaba formada por la fábrica y los barrios de Sunyers, Balcón del Ter y Tibidabo y las Torres. En esta parte se construyeron los pisos antiguos o galerías; al lado del río, los pisos de la carretera o el Tibidabo, los pisos del molino, ubicados en el mismo lugar donde estaba el molino, los pisos de la fábrica, y la portería vieja. El resto de las edificaciones, Conangla, El Solell, el apeadero del tren y la iglesia, se crearon dentro de la demarcación de Sant Quirze de Besora, pasando en 1934 a formar parte del municipio de Montesquiu. No obstante, con las riadas del mes de octubre de 1940, algunas de estas construcciones se vieron afectadas notablemente.

La Farga de Bebié, el río Ter y tren sobre viaducto
Otra perspectiva de la Colonia con el curso de las aguas
del Ter y la majestuosidad del tren sobre el viaducto


Edmundo Bebié Wild y Ernesto Bebié Iruger
Arriba, izquierda, el fundador: Edmundo Bebié Wild, ingeniero suizo
Arriba, derecha, Ernesto Bebié Iruger, tercer hijo del fundador (*)
Debajo: Maqueta de la Colonia


(*) Tercer hijo del fundador y fruto del segundo matrimonio, fue el hombre clave en el desarrollo industrial y urbanístico de la Farga de Bebié a principios del siglo XX. Fue el único de los hermanos que tenía una dedicación plena dentro de la empresa, lo que obligaba a trasladarse a Suiza para reunirse con ellos y ponerlos al corriente de la situación. En estas reuniones, Ernesto proponía, pero sus hermanos -ajenos a la realidad de la empresa- discrepaban en muchas decisiones. Esto a menudo provocaba discusiones entre ellos.

Fabrica textil de La Farga de Bebié a principios del XX
Una de las naves de producción

Juan Bäbler con su familia
Juan Bäbler, con su familia,
en los jardines de La Farga de Bebié


Habiéndonos situado un poco en el escenario donde pasó Bäbler buena parte de su vida, volvamos ahora sobre el personaje. Ya decíamos al principio que Juan U. Bäbler fue un verdadero entusiasta del ajedrez, que no se cansó de fomentar, organizar, crear y participar. Pero no fue el clásico mecenas que se dedica exclusivamente a su club, como suele suceder en la actualidad. El club de Bäbler era El Ajedrez. Daba igual que el suceso se representara en La Farga de Bebié o bien en cualquiera de los pueblos y ciudades vecinas: Ripoll, Vic, Manlleu… incluso La Pobla de Lillet donde, me consta, que llegó a colaborar económicamente, y de forma magnífica y desinteresada, en alguno de los Torneos Nacionales que allí se celebraban y donde fue, siempre, recibido con todos los honores. Organizó también diferentes encuentros entre equipos de su zona y otros de la comarca.

Véase la noticia aparecida en La Publicidad, en marzo de 1930, en la que a pesar de que el resultado final no concuerda con los resultados parciales de los jugadores, ya se destaca la mano de Juan Bäbler.

Recorte de prensa en La Publicidad de marzo de 1930 sobre La Farga de Bebié y Juan Babler
Recorte de prensa en La Publicidad, marzo de 1930

Fueron frecuentes los enfrentamientos entre los jugadores de La Farga de Bebié, reforzados con los de Ripoll, contra los de La Pobla de Lillet, logrando con ello el fortalecimiento de una gran amistad. Y siempre procuró que por la Colonia Textil pasaran las mejores figuras del ajedrez catalán, con todo tipo de exhibiciones, como podremos comprobar en algunos de los recortes de prensa que adjunto, o bien en los comentarios que seguirán más adelante.

Carnet de socio del Club de Ajedrez de La Farga de Bebié
Detalle de un carnet de socio de la Sección de Ajedrez

Equipos de ajedrez de Manresa y La Farga de Bebié en julio de 1932
Julio de 1932 – Excursión a La Farga de Bebié del equipo del Club Ajedrez
Manresa, para jugar un match contra el equipo de la Colonia Fabril. En la
imagen podemos ver, mezclados, algunos jugadores de ambos equipos.


La imagen que aparece en el archivo ha sido cedida por la señora Montserrat Vilajosana Suaña, sobrina del que fue gran jugador del Club Ajedrez Manresa, Joan Vilajosana Guilá, a quién agradezco sinceramente este detalle, que ha permitido que saliera de nuevo a la luz, en recuerdo de todas aquellas personas que se entusiasmaron por el Ajedrez y que, en aquellos años, podríamos decir que fueron los iniciadores del auge que tuvo con posterioridad.

Uno de los primeros actos importantes en los que participó Bäbler, fue la realización del match entre Doménech y Koltanowski, aprovechando la predisposición de éste a este tipo de eventos, así como a las simultáneas a la ciega. Las partidas se celebraron en Ripoll. Pero ya con anterioridad George Koltanowski había celebrado diversas partidas a la ciega y simultáneas en la misma Farga de Bebié. El día anterior al de la foto que figura a continuación había dado, en el Casino de Ripoll, unas simultáneas a la ciega, con el resultado de +7 =2 -1. Uno de sus contrincantes fue Juan U. Bäbler.

Partida de ajedrez del encuentro Doménech-Koltanowski en 1934
Match Doménech-Koltanowski – 2ª partida
Academia Católica de Ripoll – 25/11/1934

Juan U. Bäbler es el cuarto, de pie, empezando por la izquierda
Sentados: de izquierda a derecha: J.Moreno, comerciante de Ripoll,
Dr.Baltasar Masdeu, Rafael Doménech, Eligio Martínez, notario y Koltanowski.
De pie: J. Carbonell, mosén Isidro Codina, cura-párroco de Aiguafreda, Bazola,
director de la Caja de Pensiones de Berga, Juan Bäbler, A. Pérez y Dr. Bonada.

Pero antes de recibir el homenaje sobre el que estamos hablando, Bäbler ya había recibido otro en 1949, como reza en alguno de los recortes de prensa que siguen, en el cual el Club Ajedrez Vic anticipa que le será entregado un pergamino, nombrándole Socio de Honor. Ver la parte que he señalado en negrita.

Recortes de Prensa de La Vanguardia sobre el Match Doménech-Koltanowski, 1948
Recortes de Prensa de La Vanguardia sobre
otro Match Doménech-Koltanowski en 1948


Recorte de Prensa sobre ajedrez de La Vanguardia, 24-12-1948
Recorte de Prensa de La Vanguardia, 24-12-1948

Así fue, pues, que diversas personalidades del ajedrez catalán, dándose cuenta del notable empuje que Bäbler había dado a este juego, decidieron homenajearlo. Y qué mejor que hacerlo en su propia casa y rodeado de los suyos. El recorte de prensa que sigue, y que se anticipaba al acto, se explica por sí solo. Los actos que se celebraron el 2 de abril de 1956 reunieron a lo más selecto del ajedrez de las comarcas de Vic, Ripoll y también de La Pobla de Lillet, que enviaron una buena representación, como muestra de las excelentes relaciones personales y deportivas que existían, así como a los mejores maestros, amigos y dirigentes del ajedrez catalán. Tan buenas eran las relaciones entre La Pobla de Lillet y La Farga de Bebié, que los primeros fueron invitados, el 15 de julio de 1956, el día de la Fiesta Mayor de La Farga de Bebié, a jugar un partido contra ellos, que era de agradecer en un día tan señalado. La Farga ganó por cuatro y medio a tres y medio, por la mínima, como ya lo habían hecho en otras dos ocasiones anteriores.

Por la mañana se celebró un encuentro entre jugadores de las citadas comarcas, reforzado con Josep Vilardebó y Juan Sola, contra otro del Club Ajedrez Barcelona, terminando en empate a 8 puntos, que vino a demostrar la ascendente fuerza de los jugadores de las comarcas. Como curiosidad y para que podamos ver la calidad de los contendientes, ahí van los resultados:

Resultado encuentro La Pobla de Lillet contra La Farga de Bebié en 1956
Resultado encuentro La Pobla de Lillet contra La Farga de Bebié

Sala de juego del encuentro de ajedrez La Pobla de Lillet contra La Farga de Bebié
Los jugadores en plena actitud pensativa. En el primer tablero de la
izquierda vemos a Capdevila –mano en la mejilla-, jugando contra Baldrich.
Entre los presentes se observa a la izquierda, encendiendo un cigarrillo,
a Fco. Cesari, a su izquierda, Ramón Parcerisas, detrás de éste, a Antolín
Borge y Verdera, con corbata negra y jersey.


Ajedrecistas del Club Ajedrez Barcelona en La Farga de Bebié, 1956
1956 – La Farga de Bebié
Algunos de los jugadores del Club Ajedrez Barcelona que intervinieron
en el match (de izquierda a derecha: Lorenzo Ponce, Andreu Cabezas,
Ricard Ribera, Isidro Vallés, Jaume Anguera y Lluis Coll)


Más ajedrecistas del Club Ajedrez Barcelona en La Farga de Bebié, 1956
Más jugadores del Club Ajedrez Barcelona (al fondo: Sres. Oller y Lecha
con sus esposas. A la derecha, Anguera y Arbó; en el centro: Beltrán,
Vila-Sala, Padreny, Flores, R.Ribera, Coll, Ponce y Baldrich)


Y ahora veamos a otros de los participantes en el duelo Comarca Vic/Ripoll-Club Ajedrez Barcelona…

Los ajedrecistas Josep Vilardebó, Jordi Palau, Josep Puigdollers y Juan Sola
Josep Vilardebó, Jordi Palau, Josep Puigdollers y Juan Sola

Los ajedrecistas Ramón Arbó, Joaquim Aulina, Joaquim Gil e Isidre Capdevila
Ramón Arbó, Joaquim Aulina, Joaquim Gil e Isidre Capdevila

Al mismo tiempo se realizaron una serie de simultáneas a cargo de los maestros Miquel Albareda: +18 =2, Alejandro Beltrán: +17 =2 -1 y Pedro Cherta: +13 =7.

Los ajedrecistas Cherta, Anguera, Gil, Beltrán, Albareda y Ribera
Cherta, Anguera, Gil, Beltrán, Albareda y Ribera
(Seis jugadores más del Club Ajedrez Barcelona.
Tres de los cuales intervinieron en las simultáneas)

Jugando las simultáneas de ajedrez en La Farga de Bebié
Delante del tablero tres jugadores que están jugando las simultáneas.
Detrás: Martí Ortigués, las señoritas Adelina Campos, María Rosa Bonfill,
Aurora Cuartero y Amelia Collado. Detrás de ellas el Dr. Massip.


Miquel Bonfill y Planesas
Dos señoritas de la Colonia ante el “avi” Miquel Bonfill y Planesas.
Una de ellas, la señorita Adelina Campos, parece colocarle una
enseña en la solapa de su americana.

Pero esto no fue todo. Ángel Ribera condujo dos simultáneas a la ciega, ganando ambas. Pero, según parece, la fiesta había empezado ya el día anterior, según se desprende del libro de memorias de Ángel Ribera –miembro del Comité Organizador- que, en su página 106, dice que también se realizaron unas simultáneas a 15 tableros, a cargo de Juan Sola, Esteban Pedrol y el propio Ángel Ribera. La novedad de las mismas es que cada uno de los tres maestros se turnaba a la hora de jugar. O sea, que cada uno de ellos realizó un tercio de las vueltas que necesitaron para obtener un resultado de +14 -1, en dos horas.

Terminados todos los encuentros se realizó el reparto de premios. Isidre Capdevila, presidente del Club La Farga de Bebié, recibió de manos de Juan U. Bäbler la Copa que se disputaba entre los dos equipos. Copa que después se ofreció al homenajeado como recuerdo de esta inolvidable fiesta.

Juan Bäbler recibiendo el trofeo de manos de Isidre Capdevila, en el centro Ricardo A. Oller
Juan Bäbler recibiendo el trofeo de manos de Isidre Capdevila
(en el centro Ricardo A. Oller, presidente del Club Ajedrez Barcelona)

Juan Bäbler con el trofeo
Juan Bäbler con el trofeo
(a su izquierda el presidente del C.A.Barcelona, Ricardo A. Oller)

Y el propio Bäbler se encargó de entregar medallas conmemorativas a todos los vencedores. Al finalizar dichas entregas, Bäbler recibió el pergamino –obra del artista local señor Marsal- que comentamos en la foto de más adelante y donde quedaron reflejadas las firmas de todos los participantes a la fiesta. Foto que, a pesar de ser bastante deficiente, he creído oportuno incluirla, dado el momento irrepetible. También se entregó a Bäbler el libro del Torneo Internacional de Barcelona de 1946, con la firma de los participantes.

Juan U. Bäbler Martí y el río Ter a su paso por La Farga de Bebié
Juan U. Bäbler Martí, sobre una vista del
Ter a su paso por La Farga de Bebié


Nota de prensa sobre el homenaje a Juan U. Bäbler Martí
Nota de prensa sobre el homenaje a Bäbler

Juan Bäbler, Ricardo Oller e Isidro Capdevila
Momento de la entrega del pergamino a Juan Bäbler
(de izquierda a derecha: Bäbler, Ricardo Oller e Isidro Capdevila)


Foto del pergamino entregado a Juan Bäbler
Un documento para la historia

En la foto superior vemos el cuadro con el pergamino, obra del artista local Ramón Marsal, entregado a Juan Bäbler, en recuerdo del homenaje que le tributaron los miembros del Club Ajedrez La Farga de Bebié, como prueba de afecto y admiración por sus constantes esfuerzos y desvelos en pro del Ajedrez Comarcal. En el mismo se pueden observar las firmas de todos los participantes en el homenaje. Me indica la señora Paquita Viñeta que la foto original que obra en su poder no es de muy buena calidad. A pesar de ello ha intentado y conseguido que ésta que llega a ustedes esté algo mejorada.

Detalles del programa del homenaje a Juan U. Bäbler Martí
Detalles del programa del homenaje
(para más detalle hacer clic sobre cualquier foto)

A primeras horas de la tarde se celebró el banquete, en el cual se juntaron algo más de un centenar de comensales. Presidía la mesa Juan U. Bäbler. A su derecha don Edmundo Bebié, Sra. de Bäbler, señor Haegl y Julio Bassols. Y a su izquierda, don Enrique Bebié, Sra. de Bebié, Ricardo Oller, Jacques Bäbler y esposa.

Como suele ser costumbre hicieron uso de la palabra algunos de los concurrentes, entre ellos el señor Sebastián Sanz, por el C.A, La Farga, el señor Juli, del C.A. Ripoll, el presidente del C.A. Vic y los señores Vilardebó, Tomás y Puig.

Detalles del menú del homenaje a Juan U. Bäbler Martí
Detalles del menú del homenaje

Una vez la comida estaba en su fase final, tomó la palabra el presidente del Club Ajedrez Barcelona, Ricardo Oller, quién ofreció una valiosísima medalla de oro al señor Bäbler. En su discurso resaltó los méritos que con relación al ajedrez reunía el homenajeado, en su larga vida como jugador y protector del noble juego.

El ajedrecista Ricardo A. Oller
Ricardo A. Oller
Presidente del Club Ajedrez Barcelona


Bäbler contestó expresando su agradecimiento a todos los presentes y ofreciéndose para continuar laborando por este juego “hasta el jaque final” que, lamentablemente, se produjo al año siguiente.

Seguidamente, en la sala de espectáculos, tuvo lugar un interesante festival, en el cual se puso de manifiesto lo íntimamente ligado que está el ajedrez con diversos aspectos artísticos. A continuación Julio Bassols, con su fácil palabra, desarrolló una conferencia sobre el tema “El juego del Ajedrez”, poco después que Rafael Doménech les obsequiara con un concierto de guitarra.

Doménech y Bassols con su esposa
Doménech y Bassols, con su esposa

También Ricardo Guinart Cavallé en sus crónicas en El Mundo Deportivo glosó la figura de Bäbler, así como su impulso y generosidad que vinculaban tantas y buenas amistades…

Pero todo se acaba en esta vida y también se acabó para él. Luchó hasta el último momento, tal como decía… “hasta el jaque final”.

Esquela de Juan U. Bäbler Martí el 23 de agosto de 1957
23-8-1957: Esquela que he encontrado
en la hemeroteca de La Vanguardia


Y yo también estuve en La Farga de Bebié… pero años más tarde. Resulta que un buen día Isidre Capdevila llamó a Ángel Ribera para ver si estaría dispuesto a rememorar aquellos viejos tiempos en vida de Juan Bäbler, haciendo unas cuantas simultáneas y alguna partida a la ciega. Mi suegro, que nunca tenía un no para nadie, aceptó. Por este motivo tanto él con su esposa como yo con la mía nos dirigimos a su casa, en La Farga de Bebié. La verdad es que no recuerdo cuantos días estuvimos allí. Lo cierto es que en los atardeceres jugábamos partidas informales con Capdevila, al margen de las que Ribera realizó tal como le había planteado él.

Y también hubo tiempo para que alguna mañana pudiéramos acercarnos al bosque, está claro que con su compañía, en un intento de encontrar algunas setas en los sitios que él debía conocer. Por lo tanto, debía ser aproximadamente sobre el mes de septiembre. Una de las fotos que guardo de aquel paso por la Colonia de La Farga de Bebié, que siempre me causó un grato recuerdo por su situación, limpieza, orden y organización, es la que me he tomado la libertad de incluir a continuación…

La Farga de Bebié en 1964
La Farga de Bebié, en 1964

Y esto es todo lo que he podido encontrar en informaciones dispersas; algunas de las cuales me fueron facilitadas por el amigo Alejandro Melchor, a quién agradezco sinceramente su siempre buena disposición en intentar resucitar cosas que prácticamente ya están en el cajón de los olvidos y que, al emerger, se rescatan para un relato unificador de una actividad cultural y de una vívida memoria de aquellos tiempos, en los que se gozaba plenamente de las aficiones de las personas. Otras, de la información encontrada en Internet sobre el libro Història d'una Colònia Tèxtil - La Farga de Bebié, de Paquita Viñeta Ortigués. Y también a Miquel Artigas, que me hizo notar que Bäbler era autor de una traducción de un libro de ajedrez de Max Blümich, como así consta en el excelente libro NEBEA: Nuevo ensayo de bibliografía española de ajedrez 1238-1938, que conjuntamente con Josep Alió y José Antonio Garzón editaron a finales del pasado año 2012, en una alusión clara a los cien años de haberse publicado el Primer ensayo, del maestro José Paluzíe, en 1912.

Joaquim Travesset
18 de febrero de 2013


Un vez cerrado el artículo, y gracias a la inestimable disposición de la señora Paquita Viñeta Ortigués, no solamente se han podido cambiar algunas de las imágenes por otras de mejor calidad, sino que se han podido incluir otras de notabilísimo interés para el relato que se perseguía, y que sirven para ampliar un poco más esta Historia del Ajedrez. Nuevamente agradezco sinceramente a la señora Viñeta todo este esfuerzo, así como el formidable envío de información gráfica que viene a resaltar, aún más, la figura de este apasionado del Ajedrez, Juan U. Bäbler y Martí.

6 comentarios:

raguesllo dijo...

Hola, algunas de las imagenes e informaciones que contiene el articulo publicado por el Sr. Joaquim Travesset han sido obtenidas y/o copiadas del libro Història d'una Colònia Tèxtil - La Farga de Bebié que también posee una página en Facebook.
En el articulo publicado -que me parece muy interesante - debe indicarse la fuente de información y más aún en este caso que se han copiado textos e imagenes. Ruego al Sr. Travesset que mencione el nombre del libro y no - fuentes diversas- como indica. Paquita Viñeta Ortigués, autora del libro Història d'una Colònia Tèxtil - La Farga de Bebié.

Joaquim dijo...

Sr. raguesllo:
Si, es cierto señor raguesllo. Hay algunos textos e imágenes que, evidentemente, son de la fuente que Ud. indica. Debía haber concretado la fuente de los mismos, como suelo indicar en otros artículos anteriores, pero mi lamentable olvido en esta ocasión ha sido por una omisión involuntaria, por lo que pido disculpas por la misma,
En mi ánimo siempre está realizar artículos sobre Ajedrez que traten de cosas antiguas. Y como puede suponer, a penas existe nada. Y créame que todo esto lo hago con la máxima afición y sin que medie ningún tipo de interés económico.
En alguno de los blogs referentes a La Farga de Bebié puse algún comentario acerca del trabajo que estaba haciendo, con el ánimo de intentar que algunas personas que conocieran el tema me ayudaran. También realicé algunas llamadas por teléfono con objeto de encontrar algún representante de los clubs que indico, pero en ambos casos no obtuve respuesta.
Tal como indico en el artículo, las imágenes y comentarios sobre la Colonia de La Farga de Bebié los incluí por dos motivos diferentes. El primero para situar un poco el lugar donde pasaron los hechos citados y el segundo para que los lectores se dieran cuenta de la excelencia del enclave y de su importancia, con el único interés de dar a conocer una Colonia Textil que fue el orgullo de la comarca.
Ahora mismo me pondré en contacto con el editor para que incluya el texto de la autoría que Ud. indica.
Quedo a su entera disposición. Reciba un afectuoso saludo.
jtravesset@hotmail.com

raguesllo dijo...

Sr. Joaquim, le agradezco su comprensión y le doy las grácias por su rectificación. Para su interés, le comunico que en la página del libro (facebook) hace pocos dias estoy incluyendo el tema del ajedrez. Le sugiero que visite de nuevo la página, pulse me gusta y recibirá un aviso cada vez que yo incluya un documento, imagen o cualquier información. Si le interesa alguna imagen puede ponerse en contacto conmigo a través de un mensaje emitido desde la página del libro y con mucho gusto le mandaré una copia sin la impresión del titulo del libro. Saludos cordiales.Paquita Viñeta

Joaquim dijo...

Sra. Paquita Viñeta:
Gracias por sus palabras, que agradezco sinceramente. He hecho caso a lo que Ud. manifestaba y con mucho gusto he obrado tal como indica.
Tendrá más noticias en breve.
Joaquim

Joaquim dijo...

Un vez cerrado el artículo, y gracias a la inestimable disposición de la señora Paquita Viñeta Ortigués, no solamente se han podido cambiar algunas de las imágenes por otras de mejor calidad, sino que se han podido incluir otras de notabilísimo interés para el relato que se perseguía, y que sirven para ampliar un poco más esta Historia del Ajedrez. Nuevamente agradezco sinceramente a la señora Viñeta todo este esfuerzo, así como el formidable envío de información gráfica que viene a resaltar, aún más, la figura de este apasionado del Ajedrez, Juan U. Bäbler y Martí.
Espero que todo ello sea del agrado de los lectores.

Joaquim dijo...

José Luis Pérez ha podido incluir otra fotografía muy interesante e importante. Es de una excursión del mes de Julio de 1932, que el equipo del Club Ajedrez Manresa realizó a La Farga de Bebié, para jugar un match contra el equipo de la Colonia Fabril. En la imagen podemos ver, mezclados, a algunos jugadores de ambos equipos. Dicha imagen que aparece en el artículo ha sido cedida por la señora Montserrat Vilajosana Suaña, sobrina del que fue gran jugador del Club d’Escacs Manresa, Joan Vilajosana Guilá, a quién agradezco sinceramente esta atención, que ha permitido que los aficionados al Ajedrez encuentren una nota más del entusiasmo que reinaba en aquellos años.



Jugar al ajedrez