Recomendaciones en Ajedrez 365

jueves, 21 de marzo de 2013

Olaf Ivan Ulvestad, una figura peculiar dentro del Ajedrez (etapa en EE.UU.)

Artículo de Alejandro Melchor

Olaf Ivan Ulvestad
Posiblemente el nombre de Olaf Ivan Ulvestad sea ajeno para la mayoría de ajedrecistas actuales, pero no así para los que tengan cincuenta y cinco o más años, y muy especialmente para aquellos que le disputaron alguna partida aquí en España en las décadas de los ‘60 y ‘70.

Mi amigo Joaquim Travesset ya trazó una somera semblanza de su persona en el artículo sobre el Torneo de Ajedrez de Santa Coloma de Queralt 1963 pero creo que se merece un homenaje más detallado, no en vano su nombre no es desconocido en el mundillo del ajedrez ya que todo el mundo recuerda la jugada 5...b5 en la Defensa de los 2 Caballos ( 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.Cg5 d5 5.exd5 b5!?) que él mismo “patentó” en un artículo publicado a comienzos de 1941. Hemos de hacer notar, no obstante, que contra la mejor respuesta 6.Af1! el Negro está obligado a mover 6...Cd4 y tras la natural y teórica 7.c3 nos encontramos por trasposición en la más fiable variante Fritz, conocida en su orden normal tras 5...Cd4 6.c3 b5 7.Af1! etcétera.

Posición de la Defensa de los 2 Caballos
Posición después de 5… b5!?

Olaf Ivan Ulvestad nació en Tacoma (Estado de Washington) el 27 de Octubre de 1912, quinto de seis hijos de unos padres inmigrantes noruegos que luchaban por llegar a final de mes. Aprendió a jugar a los 17 años y aunque estaba lejos del centro del ajedrez de los EE.UU., tuvo la gran fortuna de que en la década de los ’20 y ’30 se formaran una serie de fuertes jugadores en el Estado. El primer resultado que se le conoce es la tercera posición del Campeonato estatal de 1932, para ganarlo por primera vez dos años después, logro que consiguió nuevamente en 1952 y 1956.

Durante su juventud empezó a practicar el “ajedrez a la ciega”, habilidad que descubrió en la escuela secundaria. A la pregunta de si era memoria o visualización gráfica, nuestro protagonista dijo: “Intento mantener una imagen mental clara de los tableros en mi mente. Por supuesto el tablero en el que estoy jugando en ese momento es el más claro en mi mente, pero inconscientemente mantengo la imagen de todos los diez tableros. Supongo que es una especie de idea, de mente fotográfica." (Seattle post-intelligencer, Octubre, 1934). Para él, el ajedrez era más una ciencia que un juego de azar y cuando perdía era porque hacía un mal movimiento, no porque no recordaba la posición de las piezas en el tablero. Ulvestad, por otro lado, !negaba modestamente todo crédito por su notable hazaña¡

Una idea de como era Ulvestad como persona durante sus primeros años nos la proporcionó Jack Nourse (Washington Chess Letter, Octubre, 1951):"En su primera etapa, Ulvestad fue un joven sensible reflexivo con un gran sentido del humor. También estaba dotado de un atributo poco común entre los Maestros de ajedrez -el rasgo entrañable de la modestia-. Estas calificaciones, junto con una amplia dote de tolerancia colocan a Olaf, en mi opinión, como aporte superior a su Maestría de ajedrez". Remarquemos aquí que este es el recuerdo que de él tuvieron quienes le conocieron aquí en Cataluña, es decir, que ambas características ¡no le abandonaron con el transcurso de los años¡

Ulvestad en 1934
Ulvestad con 22 años

Posición de la partida de ajedrez Ulvestad - Ishida, Seattle, 1937 (mate en 4)
Ulvestad - Ishida, Seattle, 1937 (mate en 4)

Tras una estancia de cerca de tres años en Alaska (desde finales 1935 a finales de 1938), posiblemente en busca de trabajo, Olaf, tras sus excelentes resultados en Torneos de la Costa Oeste, tomó la decisión de intentar un reconocimiento nacional y para ello se trasladó a la populosa área de New York. Allí era un perfecto desconocido, y probablemente tuvo que estar sobreviviendo merced a sus partidas “a la ciega” y su facilidad para las “rápidas”. En su primer gran Torneo de Ajedrez contra algunos de los mejores jugadores americanos del momento (Ventnor City, Julio 1939) mantuvo la compostura y de acuerdo al cronista, el GM I. Horowitz, produjo el ajedrez más interesante derrotando incluso al antiguo campeón A. Santasiere. Precisamente este jugador le vanagloria cuando de él dice que ”posee un peculiar talento para el juego combinativo salvaje” (y nosotros podríamos añadir que lo mantuvo incluso en los últimos años de su carrera aquí en España…).

En los dos siguientes años sus resultados no fueron lo que todos esperaban de él tras dichas alabanzas, soliéndose clasificar en las posiciones intermedias. Sin embargo, creó importantes partidas dignas de un premio de belleza y tuvo contra las cuerdas a los más experimentados Maestros americanos del momento; así, por ejemplo, en el primer Campeonato de EE.UU. (New York, 1939) dejó escapar el triunfo contra Reshewsky, después de 28 jugadas en una pintoresca posición donde este último tuvo que hacer 14 jugadas en menos de un minuto, o contra H. Morris en Ventnor City, 1940, donde recibió un premio a la partida más excitante -aunque no exenta de errores-. Estas partidas las encontraréis en el fichero Chessbase adjunto.

En 1941 Ole llega a ser más conocido en el mundillo ajedrecístico gracias a la publicación del boletín “Chess Charts”, pequeño panfleto de 16 páginas con análisis columnistas explicados por escrito en los márgenes inferiores. El ejemplar nº 1 está datado en Enero, y en el segundo, de Abril, da a conocer su más famosa innovación, 5..b5!? en la Defensa de los 2 Caballos, que lo inmortalizará para el futuro.

Último ejemplar (Abril 1941) de Chess Charts
Copia del segundo y último ejemplar (Abril 1941) de Chess Charts,
producido por Olaf I. Ulvestad y Kenneth Harkness

(hacer clic sobre la imagen para verla a mayor tamaño)

Sin embargo, su incorporación a las filas militares –debido a la II Guerra Mundial– en la primavera del mismo año, es el fin del Boletín. Aunque Ole colaboró al final de la misma década en las posteriores y magníficas revistas que aparecieron, a él le cabe el “honor” de haber dado a conocer ¡¡las dos más cortas revistas especializadas jamás publicadas!!, ya que también en 1947 -coautoría con R.P. Allen- publicó un librito llamado “NeoChess” de 14 págs. ¡del que solo se conoce una copia¡.

De su experiencia en la Guerra durante los cuatro años que duró su incorporación a filas no le gustó nunca hablar. Durante el periodo de formación fue asignado a Tejas y rápidamente volvió a New York donde todavía tuvo tiempo de participar en partidas en el famoso Marshall Chess Club, hasta que tuvo que regresar a Seattle a inicios de 1942 debido al fallecimiento de su padre. Tras pasar por varios cuarteles, después del verano de 1943, y ya en el frente, se le asignó a un Batallón de tanques en el Norte de África, pasando sucesivamente a Italia, Francia y Alemania con el avance aliado, hasta su vuelta a los EE.UU. el verano de 1945. Se sabe que organizó exhibiciones simultáneas tanto a la “ciega” como actividades competitivas, y como muchos soldados, recibió diversas distinciones y condecoraciones, …y lo más importante de cara a su futuro “salto” a Europa: ¡una pensión vitalicia del Estado¡

Su vuelta al tablero competitivo en 1946 no pudo ser más espectacular… y dramática. En el Open-US celebrado en Pittsburg se produjo la que pudo ser la más terrible experiencia que Ole pudo sobrellevar en su vida. Tras haberse clasificado cómodamente en la fase previa y haber vencido al temible Hermann Steiner, se volvió a encontrar con el mismo adversario en la tercera ronda de la Final (ambas fases contaban para el cómputo final) cuando se produjo la siguiente “bofetada”:

Hermann  Steiner     Olaf Ulvestad
Hermann Steiner                  Olaf Ulvestad     

Ulvestad, Olaf - Steiner, Herman [A10]
US-op fin-A Pittsburgh (3) – 1946


1.Cf3 f5 2.c4 Cf6 3.Cc3 e6 4.g3 d5 5.cxd5 exd5 6.Ag2 c6?

[6...Cc6 7.d4 Ae7 ; 6...d4? 7.Da4+ Cc6 8.Cxd4! ]

7.d4 Ad6? 8.Af4! Axf4 9.gxf4 Ce4 10.e3 Cd7 11.Dc2 0-0 12.0-0-0 Cdf6 13.Ce5 Da5 14.Axe4 fxe4 15.Thg1 Ae6 16.Rb1 Tac8 17.Da4 Dc7 18.Da3

[18.Dxa7 Ta8 19.Dc5 Ta5 ]

18...Tfd8

[18...Cd7 19.De7 ; 18...c5 19.Dxc5 ]

19.Tc1 a6 20.Ca4 Ce8 21.Db4 Cd6 22.Cb6 Tb8 23.b3 Te8 24.Tg5 Tbd8 25.Tcg1 Te7 26.h4 Cf5 27.h5 Dd6 28.Da5 Tf8 29.Ca4 Da3 30.Db6 Ac8 31.Cc3 a5 32.h6! Db4 (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Ulvestad, Olaf - Steiner, Herman después de 32… Db4
Posición después de 32… Db4

[32...Cxh6 33.Cxd5 cxd5 34.Dxh6 ; 32...g6 33.Txg6+ hxg6 34.Cxg6 Rf7 (34...Td7 35.Cxf8+ Rxf8 36.h7 Txh7 37.Dd8+ ; 34...Te6 35.Cxf8+ Rxf8 36.Dd8+ Rf7 37.Dg8+ ) 35.Cxf8 Rxf8 36.Dd8+ ]

33.hxg7! Cxg7

[33...Txg7 34.Txg7+ Cxg7 35.Dc7 ; 33...Tfe8 34.Dxb4 axb4 35.Cg4 Txg7 (35...bxc3 36.Txf5 Txg7 37.Cf6+ ) 36.Cf6+ ]

34.Cxd5! Dxb6 35.Cxe7+! Rh8 36.C5g6+! hxg6 37.Th1+??

Gran error, en una posición en la cual el negro estaba irremediablemente perdido tras 37.Txg6 (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Ulvestad, Olaf - Steiner, Herman después de 37. Txg6
Posición que se hubiera producido después de 37. Txg6

Esta sencilla jugada dejaba al negro la única opción: abandonar.

37...Ch5 38.Txg6 Db5! 39.Ra1? (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Ulvestad, Olaf - Steiner, Herman después de 39. Ra1?
Posición después de 39. Ra1?

Y es que cuando uno comete un error tan grande, no es extraño que aparezca un segundo. Ahora Ulvestad debió conformarse con tablas, en una posición de equilibrio.

[39.Tg5 Dd3+= Y el negro solamente puede conseguir tablas. (39...Dxg5? 40.fxg5 Ag4 41.Cg6+ ) ; 39.Th6+ Rg7 40.T6xh5=]

39...Rh7! 40.Tg5

[40.d5 Ah3! 41.Tg5 De2]

40...Dxg5 41.fxg5 Ag4 0-1

Esta partida decidió probablemente el resultado del Torneo; claramente afectado el espíritu de Olaf, hizo sólo dos puntos de las restantes seis partidas y así pasó de liderar el Torneo, a que Steiner se llevara para sí el Título a su casa. En Septiembre se disputó el match contra la URSS ya indicado por mi amigo Joaquim Travesset en el artículo antes mencionado en el que Ulvestad pudo ganar a un joven David Bronstein…

Partida de ajedrez Ulvestad- Bronstein jugada en 1946
1946 - Partida Ulvestad- Bronstein

…y cuyo desarrollo y comentarios fueron incluso incluidos en el libro “200 partidas abiertas” del campeón ruso.

Ulvestad con 34 años, en 1946
Ulvestad con 34 años, en 1946,
catalogado como el 81º jugador mundial


Los ajedrecistas Ulvestad, A. Dake y G. Koltanowski en 1947
1947 - Ulvestad junto a los GM A. Dake (izq.) y G. Koltanowski (der.)
y en el centro, el oficial de la Federación del Estado de Washington


Finalmente a finales de año se clasificó en la zona intermedia del Campeonato Nacional, pero produjo un interesante remate contra I. Horowitz que utilizó didácticamente Fred Reinfeld en su libro “1001 sacrificios y combinaciones brillantes” (ver págs. 3 y 4 en Removal of the Guard).

La mejor clasificación obtenida por Ole en un Campeonato americano, y posiblemente una de las mejores de su carrera, se produjo en el Nacional de 1948, donde ocupó el tercer lugar (sobre 20), produciendo bellas partidas como la disputada contra G. Kramer (ver colección). Desgraciadamente, a partir de 1950 la USCF lo modificó por uno al que solo se podía acceder por invitación, y a partir de 1960 Olaf ya se trasladó a Europa.

Una vez le preguntaron a Ulvestad la diferencia entre un Maestro y un Gran Maestro: “Un Maestro agoniza, y suda y se desgasta para encontrar la mejor casilla para un Caballo; un Gran Maestro sacude el Caballo en el aire y ¡lo deposita en la casilla adecuada¡”, dijo. En otras palabras, el Gran Ajedrez está en la punta de los dedos -así como Picasso reconocía que su mano le decía a su ojo lo que tenía que hacer-.

La década de 1950 se inicia con el enlace del primero de sus ¡tres matrimonios¡ y con su participación en el match radiofónico contra Yugoslavia ( 11-14 de Febrero ) donde es vencido en sus dos partidas contra Vidmar Jr. Después de la primera visita a Europa en la Segunda Guerra Mundial, y en 1950-51(donde desconocemos si participó en algún Torneo), regresó a Italia por tercera vez en 1952-53 donde siguió su mutuo amor hacia el ajedrez y la ópera (su otra gran pasión). Dotado de una voz de barítono que esperaba que le sirviese para cantar profesionalmente; como en el ajedrez, tenía un nivel standard muy alto, pero no del más alto a nivel profesional. Participó en los Torneos de Florencia y Milán, y aunque ya se conocían las partidas de este último, sólo hace escasas semanas he logrado encontrar las jugadas iniciales de algunas de sus partidas del primero de dichos Torneos en publicaciones italianas.

Sin embargo, es en esta década cuando alterna clasificaciones intermedias con algunas las mejores actuaciones de su carrera. Así gana el Campeonato del Estado de Washington de 1952 y 1956 ( 2º en el ’55 ); el “All Eastern States op.” de 1954; en 1955 los Open de Seattle y Washington State; en 1958 éste último de nuevo empatado con su gran amigo Viktors Pupols, hecho que repetiría el año siguiente; y este año de 1959 además el “Central Washington Open”, el “Heart of America op.”, el “Puget Sound op.”, “Inland Empire op.”, “Central Washington op.”, y el “Seattle op.”, éste último otra vez junto a V. Pupols. Por aquella época, posiblemente tres de los mejores jugadores del Noroeste americano eran Pupols, Elmars Zemgalis (ambos exiliados tras la II Gran Guerra) y él mismo. Que los matches son muy diferentes a los torneos, y los estilos individuales cuentan mucho explicarían los siguientes resultados entre ellos: Zemgalis derrotó convincentemente 3-1 a Olaf en 1952, Olaf venció a Pupols 7 ½ -2 ½ en 1957 y Zemgalis tuvo un estrecho 4 ½ -3 ½ para conquistar a Pupols en 1962.

Ya divorciado de su segunda esposa (1952-55), funda con otros entusiastas el Seattle Chess Center en Julio de 1957 gracias al padre de su tercera esposa -propietario del edificio-. Diseñado a partir de su equivalente de la ciudad de Nueva York, no había cuotas anuales, tan sólo un cargo de 25 centavos a la hora. El Centro, que consistía en una habitación grande y un altillo, se encontraba al nivel de la calle y atrajo la atención por su escaparate de juegos de ajedrez de colores y copias de revistas de ajedrez soviético con el título CCCP. Sin embargo, Seattle no tenía muchos jugadores en aquellos años; muchos eran miembros”pipas” satisfechos con las actividades de club local, no dados a más desarrollo. Que el Centro durara aproximadamente dos años fue un testimonio del deseo de Ole por ver que tuviese éxito; no obstante, el fracaso de la empresa, junto con el divorcio de su esposa, dejó a Ulvestad sin nada que lo sostuviese en su ciudad.

El ejemplar de Marzo de 1960 del “Washington Chess Letter” muestra una despedida de lo que pretende ser una visita de dos años a Europa, siendo la primera parada para ver al Dr. Euwe en Amsterdam. Nadie, especialmente Olaf, podría haber pensado que sería de ¡¡veintiséis años!! antes de su regreso a Seattle. He aquí la copia del anuncio:

Ejemplar del Washington Chess Letter en 1960
Anuncio de la visita a Europa de Ulvestad

En un siguiente artículo trataremos de esta segunda etapa de su vida, la que transcurrió básicamente en España.

Como colofón, un conjunto de partidas que se le conocen, hasta 1959, que podréis ver si descargáis el fichero Chessbase adjunto. En su interior el artículo que escribió – en inglés – de su experiencia del encuentro con la URSS en 1946.

Alejandro Melchor
17 de Marzo de 2013


Artículos relacionados: Olaf Ivan Ulvestad, etapa española.

2 comentarios:

Joaquim dijo...

Alejandro: Te felicito. Ha quedado muy bien. Ahora a esperar que la segunda parte sea aún mejor. Ulvestad fue muy buen jugador y cuando llegó a España quizás podríamos decir que se convirtió en el primer jugador neoprofesional. ¿O estoy equivocado?

Alejandro dijo...

Gracias, Joaquim.
Avanzo que ya he acabado la segunda parte, más extensa, y con mas material gráfico.
Realmente he conseguido información debajo de las piedras, y hasta de algún ajedrecista catalán que se enfrentó a él.



Jugar al ajedrez