Recomendaciones en Ajedrez 365

viernes, 2 de septiembre de 2011

Curiosidades y errores en los finales de ajedrez (partida Freedman vs. Thompson, 1949)

Artículo de Joaquim Travesset.

Cuando vi por primera vez esta posición (ver diagrama más abajo), hace muchísimos años, siempre la recordé como uno de tantos errores que suelen ocurrir cuando se habla de ajedrez. No hace falta decir que es muy difícil que en un final de partida, o bien de composición, se pueda asegurar al cien por cien que las variantes y comentarios, que han introducido los jugadores y/o compositores, sean la  verdad absoluta. Muchas veces en el juego del ajedrez puede hallarse un pequeño resquicio a partir del cual todo el trabajo de horas y días se desmorona. A veces la gloria es para aquel que ha encontrado la "solución" y otras lo es la pena que debe producir al compositor, que ve truncada su ilusión.

En mi casa siempre he tenido revistas de ajedrez, libros, etc, que se incrementaron notablemente con las de mi suegro, el que fue campeón de Cataluña y dos veces subcampeón de España, Ángel Ribera Arnal. De esta forma es normal que tenga a mano, por ejemplo, El Ajedrez Español (en la foto podéis ver la portada del número 1), completo, o casi completo, así como tantas otras revistas de un gran número de países.

Y así fue que, ojeando un día el nº 17 de El Ajedrez Español, enero de 1957, página 36, me encontré con este final, que, por cierto, la misma revista repetía en el año 1961, pág. 650, y dentro del apartado “Remate esta partida”, con el comentario sobre el resultado final equivocado en ambas. Y ahí quedó el recuerdo.

Pasa el tiempo y en el año 2006, con el nº 405, vuelve a aparecer ante mis ojos el mismo final, ahora en el periódico La Vanguardia… y también con el error inicial de El Ajedrez Español. Quizás por aquello del “recorta y pega”.

El comentario del cronista decía que el blanco ganaba después de 5. Cxe5 y gracias a la amenaza de 6. e7 se perdía el caballo negro y la partida.

Y ahora sí que me dispuse a escribir al periódico haciendo constar las variantes que había encontrado y que alteraban, según mi criterio, el resultado indicado.

La partida de ajedrez de la que se extrajo la posición protagonista de este artículo (ver diagrama) fue disputada entre Bernard Freedman y  Thompson en 1949. Pero antes de empezar con el análisis ajedrecístico me gustaría hablar un poco de Freedman. Si mis archivos no fallan, Freedman nació en Amberes, Bélgica, el 22 de enero de 1894 y murió en Toronto, Canadá, el 10 de abril de 1983, ciudad a la que se había trasladado en 1911. Fue vicepresidente de la FIDE y organizó el campeonato mundial juvenil de 1957 que fue ganado por Boris Spassky.

Partida de ajedrez: Bernard Freedman - Thompson.
Torneo: postal canadiense, 1949.

La solución al problema de ajedrez comenzaba como sigue:

1. Cb6+! Rb8

[1...axb6?? 2.Ta2+ Rb8 3.Ae5+ Rc8 4.Ta8# ]

2. Th2!!

[2.Cd7+?! Ra8!= (2...Rc7? 3.Tc2+ Rd6 4.Ae5+ Re7 5.Th2+- ) ]

2... Dxh2
3. Ae5+! Dxe5
4. Cd7+

Y aquí Thompson abandonó, pero aún había mucha lucha… y la victoria del blanco es más que discutible. Veámoslo:

4...Rc7!

[4...Rc8? 5.Cxe5 Ce2 6.e7 Cg3+ 7.Rg1 (=7.Rf2 ; =7.Re1 ) 7...f2+ 8.Rxf2 Ce4+ 9.Re3 Cf6 10.Rf4+- Y el rey negro está mal ubicado.]

5.Cxe5 Ce2!!

Parece única para intentar salvar los muebles.

6.e7

La mejor, a mi entender. [6.Rf2 Rd6! 7.Cg6 (7.Cxf3 Cf4 8.Cg5! (8.Cd4?! Cd5, Y ahora el negro tiene la ventaja de los peones libres) 8...Cd5 9.Cf7+ Re7 10.Rf3= ) 7...Cd4! (‹7...Cc3?! 8.Rxf3 Cd5 9.Re4 Cf6+ 10.Rd4 b5= ; 7...a5?! 8.e7 Rd7 9.f6 Re810.Rxf3 a4 11.Rxe2 a3 12.Ch4 a2 13.Cf5 a1D 14.Cd6+ Rd7 15.e8D+ Rxd6 16.De7+ Rc6 (16...Rd5 17.Dxb7++- ) 17.f7 Db2+ 18.Rf3 Dc3+19.Rf4 Dd2+ 20.De3 Dd6+ 21.Rf5 Dd5+ 22.Rf6 Dd8+ 23.Rg7+- ) 8.e7 Rd7 9.f6 Re8 10.Cf4 (10.Ce5 Cf5 (=10...a5 ) 11.Rxf3 Cxe7=, y aquí se acaba la película. 10.Re3?! a5!=/+, y ahora es el blanco quién deberá ir con cuidado) 10...Cc6 11.Cd5Rf7 12.Rxf3 Ce5+ 13.Re4 Cd7=, y las tablas son evidentes. 6.Cxf3? Cg3+ 7.Re1 Cxf5-+ ]

6...Cg3+

Otra jugada única y, a la vez, sorpresiva por el que será el desarrollo del  final.

7.Rf2

Y, si no, ¿dónde jugar? [=7.Re1 f2+!! ''Como en la variante siguiente, la jugada que salva la partida: El rey blanco no tiene un escaque adecuado. Si toma el peón, el caballo llega a tiempo a f6. Y si no lo toma el peón  negro corona. 8.Rxf2 Ce4+ 9.Rf3 Cf6 como en la variante principal.; =7.Rg1 f2+!!  8.Rxf2! (8.Rh2? f1D 9.e8D Df2+ 10.Rh3 Cxf5-+ ) 8...Ce4+ 9.Rf3 Cf6 10.Rf4 Rd6! (10...Cd5+? 11.Rg5 Cxe7 12.f6+- ) 11.Cg6 a5 12.Rg5Ce8 13.f6 Re6 14.Cf8+ Rf7 15.Cd7 Cxf6-+ ]

7...Ce4+
8.Rxf3 Cf6

Y el caballo ha llegado a la tierra prometida. [8...Cd6?? 9.f6!+- b6 10.e8C+! Cxe8 11.f7+- ]

9.Rf4

[9.Cg6 Rd7 10.Rf4= ; 9.Cg4 Ce8= 10.Ch6 (10.f6 Rd6 11.f7 Rxe7= ) 10...a5 11.Cg8 Rd7 12.Re3 Cd6 13.f6 Re6 14.Rd4 b6-/+ ]

9...Rd6
10.Cg6 b5
11.Rg5 Ce8
12.f6 Re6!=

Y las tablas son evidentes.

Al cabo de un cierto tiempo el cronista de La Vanguardia me contestó, diciendo que estaba en lo cierto, lo que significó una satisfacción para mí.

Es evidente que existen algunas variantes más que, a mi entender, no bastan para ganar. De todas formas me abro a todos aquellos comentarios que sobre el tema decidan los visitantes de este blog.

Si el tiempo y Pepelu me lo permiten espero que este final comentado no sea el último.

Saludos a todos.
Joaquim Travesset.

0 comentarios:



Jugar al ajedrez