Recomendaciones en Ajedrez 365

viernes, 6 de diciembre de 2013

El peón “d” aislado (peón de dama aislado)

Fue el gran ajedrecista Nimzowitch el que bautizó a este tipo de estructura con el nombre de isolani, sin duda una manera divertida de identificarla. El peón “d” aislado (o peón de dama aislado) se trata de una posición de ajedrez que es fundamental conocer y dominar tanto posicional como tácticamente, todo ello debido a diversos motivos que a continuación mencionaremos.


Estructuras típicas del peón "d" o de dama aislado

El primer motivo es que a dicha estructura se llega a través de una enorme variedad de aperturas. Si jugamos con blancas el peón “d” aislado es una estructura típica del gambito de Dama Aceptado, del gambito de Dama Rehusado (en sus variantes Cambridge Springs, Eslava, Lasker, Ortodoxa, Semi-Eslava y Semi-Tarrasch), defensa Alekhine, defensa Caro-Kan, defensa Escandinava, apertura Inglesa y defensa Siciliana (variante Alapín). Y si jugamos con negras, también se llega a la misma en el gambito de dama (variantes Tarrasch y Manhattan) o en la defensa Francesa.

Por otro lado, el peón “d” aislado muestra de forma muy clara las concepciones estáticas y dinámicas del ajedrez moderno como son la armonía de piezas, la actividad y el ataque sobre las debilidades estructurales de casillas y peones.

Y como último motivo, nos encontramos con que el isolani es una estructura muy rica en posibilidades tácticas, existiendo un buen número de maniobras típicas de este tipo.

Ideas generales sobre el peón “d” aislado


Existen dos ideas generales que dominan las posiciones con peón “d” aislado, una se refiere a los puntos de apoyo e5 y c5 para el caballo, el cual debe colaborar armónicamente con el resto de piezas en el ataque de casillas decisivas del rival.

La otra hace referencia al isolani como una debilidad si se llega al final, ya que el peón aislado requerirá defensa y, por otro lado, la casilla frente a dicho peón es ideal para que se sitúe una pieza enemiga bloqueando su avance.

Maniobras típicas en el peón “d” aislado


El jugador que llega a una estructura de este tipo debe intentar rentabilizarla con alguna de las siguientes maniobras típicas que a continuación mencionamos:
  • Ocupar la casilla e5 con un caballo amenazando g6 y f7, situar la torre en e1 y el alfil de casillas blancas presionando sobre las diagonales b1-h7 o a2-g8.
  • Avanzar el peón “f” para intentar abrir esta columna.
  • Llevar las piezas pesadas, en especial una de las torres, a la tercera fila y desde allí dirigirla hacia el flanco de rey para atacar el enroque enemigo.
  • Cambiar piezas en la casilla d5 intentando que el peón d4 quede bloqueado por un peón negro y utilizar esta circunstancia para aprovecharse de las debilidades que pueda tener el contrario en el flanco de dama.
  • Abrir la posición realizando el avance d4-d5, de manera que el blanco pueda aprovechar la mejor centralización de sus piezas y la ventaja de espacio.

También conviene saber que una maniobra típica del peón “d” aislado suele ser transformarse en una estructura de peones colgantes, cuyo conocimiento podría ser perfectamente materia de otro de nuestros artículos.

La siguiente partida es un magnífico ejemplo de como las blancas pueden aprovecharse de las dos primeras maniobras mencionadas anteriormente.

Mikhail Botvinnik - Milan Vidmar
Nottingham (1936)
Gambito de Dama Rehusado, defensa Ortodoxa (D60)


1. c4 e6 2. Cf3 d5 3. d4 Cf6 4. Cc3 Ae7 5. Ag5 O-O 6. e3 Cbd7 7. Ad3 c5 8. O-O cxd4

Debido a que las piezas negras no se han desarrollado lo suficiente como para poder atacar las estructura del peón “d” aislado, la línea más recomendable en este punto es continuar con 8...dxc4 9 Axc4 a6 10 a4 Te8.

9. exd4 dxc4 10. Axc4

Llegándose a la clásica posición con el peón “d” aislado donde la ventaja de espacio y los chances de ataque sobre el enroque compensan la debilidad estructural.

Partida de ajedrez Botwinnik-Vidmar, 1936, clásica posición del del peon de dama aislado
Posición después de 10. Axc4
Clásica posición del peón “d” aislado


10... Cb6 11. Ab3 Ad7

Aquí Vidmar inicia un plan ciertamente arriesgado en vista de que las blancas van a tener buenas perspectivas de ataque sobre el flanco de rey. La situación del caballo de rey de las negras, que parece no tener problemas en este momento, en unos breves instante se tornará bastante desagradable. Lo más adecuado en esta posición hubiera sido jugar 11...Cfd5 con buenas perspectivas de juego para el negro.

12. Dd3! Cbd5

Seguía siendo más preciso 12...Cfd5 13 Ac2 g6.

13. Ce5 Ac6 14. Tad1 Cb4?

Un segundo error después del cual el ataque de las blancas se torna tremendamente fuerte. Mucho mejor es la jugada 14...Tc8 que permite responder a 15 Dh3 con 15...Cxc3 16 bxc3 Ae4.

15. Dh3 Ad5

Este último intento tampoco ayuda a resolver los problemas de defensa ya que las blancas conservan su potente alfil de casillas blancas.

16. Cxd5 Cbxd5 17. f4!

Ahora la columna “f” se abre al ataque blanco.

Partida de ajedrez Botwinnik-Vidmar, 1936, posición después de 17. f4!
Posición después de 17. f4!
2ª maniobra típica en el peón “d” aislado


17… Tc8

Otra posibilidad sería 17... g6 18. Ah6 Te8 19. Aa4 con clara ventaja y si 17... Ce4 18. Cxf7! Rf7 19. Tde1 con ventaja decisiva.

18. f5 exf5 19. Txf5 Dd6?

Partida de ajedrez Botwinnik-Vidmar, 1936, peon dama aislado
Posición después de 19... Dd6?

Esta jugada pierde inmediatamente. La única opción era 19...Tc7, después de la cual las blancas mantienen su clara ventaja presionando sobre f7 con 20. Tdf1 seguido de un eventual Dh4.

20. Cxf7!

Sencilla y definitiva. Vidmar ya no puede evitar la pérdida de material que le obligará a abandonar.

20... Txf7 21. Axf6 Axf6

Si 21... Cxf6 22. Txf6 Axf6 23. Dxc8+ ganando.

22. Txd5

Más fuerte que 22 Axd5.

22... Dc6 23. Td6 De8 24. Td7 1-0

Y a continuación otra partida de ajedrez ejemplo con la tercera maniobra como protagonista.

Raymond Keene - Anthony Miles
Torneo de Ajedrez de Hastings 1975
Gambito de Dama Rehusado, defensa Semi-Tarrasch (D42)


1. Cf3 Cf6 2. c4 c5 3. Cc3 Cc6 4. e3 e6 5. d4 d5 6. cxd5 Cxd5 7. Ad3 cxd4

Probablemente sea mejor 7...Ae7 manteniendo la tensión central.

8. exd4 Ae7 9. O-O O-O

Partida de ajedrez Keene-Miles, 1975, clásica posición del del peon de dama aislado
Posición después de 9... O-O
Otra clásica posición del peón “d” aislado


10. Te1 Cf6 11. Ag5 !?

En la época en que se jugó esta partida estaba de moda 11. a3, pero la jugada por Keene no es mala. Las piezas blancas son desarrolladas a gran velocidad mientras que las negras tienen problemas para completar el desarrollo de su flanco de dama.

11... Cb4

Con esta jugada las negras quieren controlar la casilla temática d5 de forma instantánea, pero el intento es algo prematuro. Parece mejor 11...b6.

12. Ab1 b6

Ahora esta jugada no parece aconsejable. Más adecuada es 12...Ad7 planeando desarrollar el alfil por Ac6.

13. Ce5 Ab7

No parece que las negras tengan demasiadas dificultadas, pero ahora las blancas inician un sorprendente ataque haciendo uso de la tercera maniobra base de las posiciones de peón “d” aislado.

14. Te3!

Aunque es una jugada temática de este tipo de posiciones, al jugarla se debe tener muy claro que los chances de ataque en el flanco de rey compensan la falta de desarrollo en el flanco de dama y la extraña situación de la torre en la tercera fila.

Partida de ajedrez Keene-Miles, 1975, posición después de 17. Te3!
Posición después de 14. Te3!
3ª maniobra típica en el peón “d” aislado


14... g6

Obviamente el negro tiene que evitar 15 Axf6 Axf6 16 Axh7+ Rxh7 17 Dh5+ seguido de 18 Th3.

15. Tg3!

Esta jugada parece ciertamente rara si consideramos que la torre parece situarse frente a un peón (el de g6) sólidamente defendido. La opción 15. Th3 parece más natural, pero con ella no se consigue nada.

15... Tc8?!

Parece una mejor opción sacrificar la calidad jugando 15...Cc6! 16 Ah6 Dxd4! que para de lleno el ataque blanco y las negras, a pesar de su calidad de menos, tienen una posición muy sólida que ofrece bastantes oportunidades de tablas.

Ahora Keene en breve iniciará una bonita maniobra táctica que le dará la victoria.

16. Ah6 Te8 17. a3 Cc6

Partida de ajedrez Keene-Miles, 1975, posición después de 17... Cc6
Posición después de 17... Cc6

18. Cxg6! hxg6 19. Axg6 fxg6

Tampoco consigue gran cosa el negro con las variantes 19...Af8 20. Ac2+ Rh8 21. Axf8 Txf8 22. Dd2 Cg8 23. Th3+ Rg7 24. Df4 f5 25. Dg3+ Rf6 26. Th7+- o 19...Ad6 20. Axf7+ Rxf7 21. Tg7+ Rf8 22. Df3+-.

A pesar de su notable ventaja de material las posición negra es desesperada.

20. Db1!

La dama ocupa una curiosa casilla para rematar la posición, pero ni con 20. Dd3 Ce5 ni 20. Dc2 Ce5! 21 dxe5 Ce4 (aprovechando la clavada del caballo) se conseguían los efectos deseados.

20... Ce5 21. dxe5 Ce4

Ahora con el caballo en libertad esta jugada es desesperada.

22. Cxe4 Rh7 23. Cf6+ Axf6 24. Dxg6+ Rh8 25. Ag7+ Axg7 26. Dxg7++ 1-0

Y aquí otra partida de ajedrez claro ejemplo de la cuarta maniobra.

Mikhail Botvinnik - Alexander Alekhine
AVRO (1938)
Gambito de Dama Rehusado, defensa Semi-Tarrasch (D41)


1. Cf3 d5 2. d4 Cf6 3. c4 e6 4. Cc3 c5 5. cxd5 Cxd5 6. e3 Cc6 7. Ac4 cxd4 8. exd4 Ae7 9. O-O O-O 10. Te1

Partida de ajedrez Botvinnik-Alekhine, 1938, clásica posición del peon “d” aislado
Posición después de 10. Te1
Típica posición del peón de dama aislado


10... b6 11. Cxd5 exd5 12. Ab5

La idea del cambio en d5 después de b6 es conseguir eliminar los alfiles de casillas blancas y aprovecharse de la debilidad de las casillas blancas en el flanco de dama.

Partida de ajedrez Botvinnik-Alekhine, 1938, posición después de 12. Ab5
Posición después de 12. Ab5
4ª maniobra típica en el peón “d” aislado


12… Ad7?!

Después de lo dicho anteriormente parece mejor 12… Ab7 13. Da4 Tc8. Ahora las blancas culminan su estrategia de cambios.

13. Da4 Cb8

No vale 13… Tc8 por 14. Af4 a6 15. Axc6 Txc6 (si 15… Axc6 16. Dxa6) 16. Ce5 Td6 17. Cxd7 Dxd7 18. Dxa6 con ventaja.

14. Af4 Axb5 15. Dxb5 a6 16. Da4 Ad6 17. Axd6 Dxd6 18. Tac1 Ta7 19. Dc2

El dominio blanco es claro.

19… Te7 20. Txe7 Dxe7 21. Dc7 Dxc7 22. Txc7 f6 23. Rf1

Llegándose a un final netamente favorable a las blancas que Botvinnik conducirá con gran maestría aprovechándose de las debilidades negras y de su clara ventaja de espacio.

Partida de ajedrez Botvinnik-Alekhine, 1938, posición después de 23. Rf1
Posición después de 23. Rf1

23... Tf7 24. Tc8 Tf8 25. Tc3 g5 26. Ce1 h5 27. h4 Cd7 28. Tc7 Tf7 29. Cf3 g4 30. Ce1 f5 31. Cd3 f4 32. f3 gxf3 33. gxf3 a5 34. a4 Rf8 35. Tc6 Re7 36. Rf2 Tf5 37. b3 Rd8 38. Re2 Cb8 39. Tg6 Rc7 40. Ce5 Ca6 41. Tg7 Rc8 42. Cc6 Tf6 43. Ce7 Rb8 44. Cxd5 Td6 45. Tg5 Cb4 46. Cxb4 axb4 47. Txh5 Tc6 48. Tb5 Rc7 49. Txb4 Th6 50. Tb5 Txh4 51. Rd3 1-0

Como contrarrestar el peón “d” aislado


En la estructura de peón “d” aislado, una de las decisiones más delicadas es la que concierne a los cambios de piezas. Lo normal es que sea el bando que lucha contra dicha estructura el que provoca los cambios dentro del plan estratégico de llegar a un final donde el peón “d” sea una debilidad.

En el siguiente ejemplo veremos una partida en la que las negras se aprovechan magníficamente de esta circunstancia.

Viktor Korchnoi - Anatoly Karpov
Campeonato del Mundo de Ajedrez de 1981
Gambito de Dama Rehusado, variante Uhlmann (D55)


1. c4 e6 2. Cc3 d5 3. d4 Ae7 4. Cf3 Cf6 5. Ag5 h6 6. Ah4 O-O 7. Tc1 dxc4 8. e3 c5 9. Axc4 cxd4 10. exd4 Cc6 11. O-O

Partida de ajedrez Korchnoi-Karpov, 1981, clásica posición del peon “d” aislado
Posición después de 11. O-O
Otra típica posición del peón de dama aislado


11... Ch5 12. Axe7 Cxe7 13. Ab3 Cf6 14. Ce5 Ad7 15. De2 Tc8 16. Ce4?

Partida de ajedrez Korchnoi-Karpov, 1981, posición después de 16. Ce4?
Posición después de 16. Ce4?

Aquí las blancas debieron jugar 16. Tfe1 que impide Ac6 por Cxf7!. Ahora las negras están en disposición simplificar la posición con el cambio de piezas, hecho del que Karpov, como veremos a continuación, se aprovechó con una maestría admirable.

16… Cxe4 17. Dxe4 Ac6 18. Cxc6 Txc6

Los cambios realizados han aumentando la debilidad del peón aislado.

19. Tc3

Parece más seguro 19. Txc6 Cxc6 20. d5 exd5 21. Axd5. Ahora Karpov hace todo un alarde de técnica incrementando poco a poco la presión sobre el peón aislado.

19… Dd6 20. g3 Td8 21. Td1 Tb6! 22. De1 Dd7!

Con la idea de triplicar las fuerzas sobre la columna “d”.

23. Tcd3 Td6 24. De4 Dc6 25. Df4 Cd5 26. Dd2 Db6 27. Axd5 Txd5 28. Tb3 Dc6 29. Dc3 Dd7 30. f4 b6 31. Tb4 b5 32. a4 bxa4 33. Da3 a5 34. Txa4 Db5! 35. Td2

Partida de ajedrez Korchnoi-Karpov, 1981, posición después de 35. Td2
Posición después de 35. Td2

Parece que las blancas han conseguido defender el fuerte pero…

35… e5!

Magnifica ruptura que da clara ventaja a las negras.

36. fxe5 Txe5 37. Da1 De8!

Una jugada genial que deja a las blancas sin opciones de defensa.

38. dxe5 Txd2 39. Txa5 Dc6 40. Ta8 Rh7 41. Db1 g6 42. Df1 Dc5 43. Rh1 Dd5 0-1

Artículo relacionado: la combinación en ajedrez.

0 comentarios:



Jugar al ajedrez