Recomendaciones en Ajedrez 365

martes, 27 de noviembre de 2012

El ajedrez en La Pobla de Lillet (I): I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955, triunfo de García Orús

Artículo de Alejandro Melchor y Joaquim Travesset

La Pobla de Lillet es un municipio enclavado al norte de la provincia de Barcelona, en la comarca del Berguedá y punto de entrada a una parte del Pirineo. Es un lugar privilegiado con unos alrededores dignos del mejor cuadro pintado jamás por artista alguno. El célebre escritor canadiense James Oliver Curwood (1878/1927) terminaba así unas de sus excelentes novelas, Donde el río nace: ”Sumidos en la inmensa y misteriosa belleza de la noche, ambos enamorados callaron. Una mujer había encontrado su felicidad. Un hombre había pasado de las tinieblas a la luz”. Y es así como puede sentirse alguien cuando contempla los paisajes majestuosos de los alrededores de La Pobla de Lillet.

Francisco García Orús
Francisco García Orús, en tres épocas diferentes

A pocos kilómetros se encuentran las Fuentes del Río Llobregat -Castellar de N’Hug-, el macizo del Catllaràs, con el marco incomparable y paradisíaco del Pla del Joc de Pilota y sus innumerables fuentes de un agua fría y cristalina. En sus inmediaciones ronda el ganado que pasta por doquier y se puede encontrar todavía, durante el mes de julio, mes ideal, la preciosa flor de nieve, o edelweiss. Una flor de singular belleza que solamente crece escasamente y de forma esporádica en terrenos calizos, algo más común en la zona de Ordesa y en algunos puntos de Suiza y Austria.

Vacas en la pista forestal hacia el Pla del Joc de Pilota
Pista forestal hacia el Pla del Joc de Pilota

Flor de nieve o edelweiss
Flor de nieve o “edelweiss”

También se encuentran vestigios románicos, como la Iglesia de Santa Cecilia de Riutort (siglo XI), ermita abandonada. En la carretera que une La Pobla de Lillet con Sant Jaume de Frontanyà, se encuentra la Font del Bisbe, un paraje idílico, donde el agua del riachuelo deja caer su contenido, desde una altura de doce metros, formando una cavidad por su erosión milenaria. En lo alto de las cumbres, a 1.400 m. sobre el nivel del mar, se halla el Santuario de Santa María de Falgás, un lugar apropiado para el reposo, y en cuyo hostal se jugó alguna ronda del torneo…

Santuario de Santa María de Falgás y escudo del Club Ajedrez Lillet
Santuario de Santa María de Falgás

Árbol y detalle en los Jardines Artigas
Detalle de los Jardines Artigas

Dentro del propio municipio se encuentra el célebre parque de los Jardines Artigas, obra del celebérrimo Antoni Gaudí quien, a parte de construir algunas edificaciones para su patrocinador, el Conde Güell, también edificó un Xalet en el citado macizo del Catllaràs. Chalet que sirve para alojar a diferentes colonias de excursionistas. Lo podemos ver en la foto siguiente que data de unos treinta años atrás. La Pobla de Lillet es, quizás, después de Barcelona, el municipio donde más obras construyó Antonio Gaudí.

El restaurado Xalet del Catllarás en 1980
Xalet del Catllarás, en 1980, ya restaurado,
con notables diferencias sobre el de Gaudí


Xalet del Catllaràs de Antonio Gaudí en 1904
Así era el Xalet del Catllaràs, de Antonio Gaudí,
en 1904, época de su construcción


Pero hay muchísimos más rincones magníficos, que ya no citaremos aquí, puesto que nuestro objetivo es tratar del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet. Os pedimos que disculpéis esta pequeña licencia que nos hemos tomado para explicar estas cuatro cosas sobre La Pobla de Lillet que, a nuestro entender, ayudarán a situarse mejor al lector que no conozca estos parajes.

Aunque pudiera parecer un lugar recóndito y reducido, este pueblo lleva realizadas veintidós ediciones de un torneo abierto, y doce de una representación de Ajedrez Viviente con figuras humanas.

Si bien es cierto que la afición al ajedrez en el Valle de Lillet se remonta probablemente a fechas que escapan a nuestros actuales antecedentes (ver artículo una pieza de ajedrez del Castillo de Mataplana), por lo que a tiempos modernos nos atañe, el nacimiento de la Peña Ajedrez Pobla debemos buscarlo a finales del año 1950 cuando un grupo de entusiastas aficionados y amigos –los señores Ciríac Asensio, Felip Viñas, General Soler, y los hermanos Llorenç y Joan Canut- crean la entidad debido al gran interés que había en el pueblo por el juego del Ajedrez.

La Pobla de Lillet en los años 50
La Pobla de Lillet en los años 50
(Una fotografía que parece sacada de una estampa navideña)

En el mismo acto se formulan las bases que debían regir la marcha del Club, y se instituye el organigrama básico de funcionamiento recayendo el lugar de Presidente en D.Ciríac Asensio, auxiliado por General Soler como Tesorero, y Felip Viñas como Secretario.

Al cabo de un mes, se comprueba que la Peña recién fundada cuenta con 18 socios inscritos y 3 socios protectores. Pocos días después se plantea una reunión para dar a conocer los planes de futuro, y así, el 15 de diciembre cristaliza la idea de adquirir textos de ajedrez, organizar torneos locales y con clubs de localidades próximas, y de ser posible, presentar algún maestro Nacional del tablero.

El día 11 de enero de 1951, en el local social del Casal Católico se inaugura el primer torneo con la inscripción de 17 participantes, torneo que debía servir de base para clasificar a los aficionados en tres categorías. Sería el primero de una larga lista de torneos “oficiales” de La Peña Ajedrez Pobla. El vencedor final sería Joan Canut, lo que le convierte en primer tablero de la Peña. Junto a él, los siete siguientes clasificados (por estricto orden, Felip Viñas, Llorenç Canut, General Soler, Joan Barnola, Enric Espelt, Pedro Izquierdo y Pelegrín Vilella) engrosarían la lista de los jugadores de “primera” categoría, los ocho siguientes se encuadraron en la “segunda”, y los restantes en la “tercera”.

La primera actividad “formal” estuvo en una sesión de simultáneas a cargo de Matías de Llorens, notable jugador de primera categoría nacional, quien aun residiendo en Barcelona, -era hijo adoptivo del pueblo y su padre era el médico municipal-, se ofreció a ello de manera desinteresada y digna de elogio. Así pues, la mañana del día 14 de Julio da inicio la sesión contra 23 tableros, y fue tal el éxito de concurrencia, que el mismo jugador se ofrece para dar una sesión de partidas a la ciega por la tarde, que dicho sea de paso, ganó con autoridad…

Durante varios años, el interés de sus promotores es tan alto que continúan organizando todo tipo de iniciativas. Así, se instauran torneos por categorías, encuentros con localidades vecinas, concursos de problemas, de apertura obligada, torneos juveniles e incluso un match de solteros contra casados. Es en el verano de 1953 cuando, encontrándose una vez más en el pueblo, el ajedrecista Matías de Llorens -verdadero artífice de todos los torneos- lanza la idea de que debería organizarse un Torneo veraniego con figuras de indiscutible renombre y que él mismo, toda vez que tenía amistad con fuertes jugadores, proporcionaría los medios para llevar a cabo lo que sería, sin duda, una gran acontecimiento. Así se quedó en estudiar el proyecto para el siguiente año y mientras tanto diversas personas se afanaron por construir los relojes y los tableros de manera totalmente artesanal. Pero todo ello no hubiera sido posible si el Alcalde de La Pobla de Lillet, Salvador Palomera, no se hubiera volcado de forma entusiasta en la consecución de estos objetivos. Tanto en las proyecciones de cine, que luego hablaremos, como en la propaganda, boletines que se editaban diariamente, etc.

Sin embargo, con la llegada del nuevo año 1954 y cuando el 12 de agosto ya se tenía planeado organizar el Torneo Nacional, éste no pudo llevarse a cabo porque las figuras con las que se contaban, no pudieron desplazarse. Es digna de mención la aportación que el Ayuntamiento había ofrecido y que consistía en 2.000 pesetas en metálico, lo que visto ahora en la “distancia” de la época, era una cantidad nada despreciable. Se confió en el año siguiente para que se pudiese realizar lo que en este no pudo ser posible.

Hasta aquí, una pequeña parte de la historia del Club Ajedrez Lillet, con objeto de que conozcamos un poco la situación y ambiciones de un club novel.

Así, esta “inquietud” organizativa se trasladó a la Fiesta Mayor de 1954. Y es cuando el 4 de Octubre se consigue que el entonces actual Campeón de España, Francisco José Pérez, ofreciera una sesión de partidas a la ciega a DIEZ tableros en el Local Social. El maestro condujo las partidas con una facilidad asombrosa; la sesión duró cuatro horas y el resultado fue de siete victorias y tres tablas. El paso definitivo estaba dado.

Francisco José Pérez jugando ajedrez
Francisco José Pérez: Campeón de España 1954 y
recordman nacional de partidas a la ciega


Cartel anuncio de las simultáneas de Francisco José Pérez
Cartel anuncio de las simultáneas de Francisco José Pérez

El ajedrecista Francisco José Pérez
Fotografía de Francisco José Pérez

Pero este tipo de celebraciones no eran las únicas que se celebraban en La Pobla. Desde siempre existió una afición al ajedrez muy enraizada. Las fotos siguientes nos dan fe de nuevos actos de activa competición.

El reverendo Luis Barrera en la entrega de premios del IV Torneo Local de Ajedrez de La Pobla de Lillet
El reverendo Luis Barrera, cura párroco de La Pobla
de Lillet, dirigiendo la palabra a los asistentes a la
entrega de premios del IV Torneo Local (19-12-1954)


Selección comarcal contra el Club Ajedrez Lillet en 1954
1954 – Selección comarcal contra el Club Ajedrez Lillet
¿Por qué no utilizaron relojes?


No se utilizaron relojes porqué no los tenían. Veamos la nota que figura en la Historia del Club Ajedrez Lillet:
“En vista de los escasos medios con que se cuenta, se acuerda confeccionar cinco tableros de reglamento y dos relojes de control de jugadas. Los tableros y caja de los relojes los confeccionó el socio y jugador, de profesión carpintero, Pedro Fiol Mercadé. La maquinaria de los relojes corrió a cargo de un especialista en relojería, Jaime Arnau. El dibujo de los cuadros en los tableros lo realizó un socio del club y el barnizado de relojes y tableros, un especialista en barnizados.

Estas piezas que son hoy de museo, aún pueden observarse en el local social y los relojes en buen estado de funcionamiento. Todo con un coste de CERO pesetas.”

Es de suponer que todo ello, la confección de tableros y relojes, iba encaminado a disponer de los suficientes para poder realizar el sueño de los dirigentes del club: celebrar un Torneo Nacional de Ajedrez.

Ajedrecistas poblatanes
Y aquí otro grupo de jugadores poblatanes, ahora con reloj incluido

Es a mediados de 1955 cuando, una vez mas, gracias a las gestiones del amigo y entusiasta Matías de Llorens, se dispone la posibilidad de organizar el Torneo Nacional (lo que ahora llamaríamos un Cerrado) en las mejores condiciones económicas posibles y para ello se solicitó al Ayuntamiento una subvención de 2.500 Pts., así como a las empresas locales, particulares, simpatizantes y a la Caja de Pensiones, para que se pudiese disponer de presupuesto. Y esta vez, ¡sí se consiguió el objetivo!

Veamos quienes fueron los protagonistas del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955, torneo que finalmente pudo llevarse a cabo del 1 al 7 de agosto de 1955:
  • Miquel Albareda: exsubcampeón de España, campeón de Cataluña y campeón de España de ajedrez postal.
  • Ángel Ribera: excampeón de Cataluña.
  • Francisco García Orús: revelación del año 1955, 6º en el Campeonato de España y 4º en el de Cataluña.
  • Juan Sola: veterano jugador de los Campeonatos de Cataluña y de España y campeón del club Ruy López-Tívoli.
  • Matías de Llorens: fuerte jugador de 1ª categoría del club Paz y Justicia. Promotor del presente torneo.
  • Felip Viñas y Llorenç Canut: campeón y subcampeón locales que jugaron alternativamente por el Club Ajedrez Lillet.

Ajedrecistas participantes en el I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Los 7 artífices de la lucha escaqueada
De izquierda a derecha: Sola, Matías de Llorens, Viñas,
A. Ribera, García Orús, Albareda y Llorenç Canut


En la historia del Club Ajedrez Lillet figura el párrafo que sigue, en el que nos podemos dar perfecta cuenta de la ilusión de los organizadores en la recepción de cada uno de los jugadores foráneos que iban llegando…
“A finales de julio el primero en llegar es Miquel Albareda con su familia. El 28 de julio salen los programas anunciadores del acontecimiento; un gran cartel luminoso, “solemnes jornadas ajedrecísticas del 1 al 8 de Agosto”, será el heraldo permanente, en la calle, de la semana grande de nuestro Club. El 31 ¡el tan esperado día por fin ha llegado! Los sueños del C.A. Lillet empiezan a cobrar realidad. Ribera, Sola, García Orús y Matías de Llorens, acaban de llegar y una Comisión de la Junta los recibe y les acompaña al Hotel.”

Cartel del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Cartel del I Torneo Nacional de Ajedrez
de La Pobla de Lillet 1955


Tenía que jugar, y así rezaba el programa del torneo, tal como podemos ver más arriba, Francisco José Pérez, que había quedado Campeón de España hacía poco tiempo. Así fue que el torneo quedó cojo, con número impar de participantes. A pesar de ello el Presidente del Club, Ciríac Asensio, que fue el Director del torneo, auxiliado por Joan Barnola y General Soler, no dio marcha atrás y ordenó su comienzo. El inconveniente era que en cada ronda debía descansar un jugador.

Programa del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Programa del I Torneo Nacional de Ajedrez
de La Pobla de Lillet 1955


Antes de proseguir, observemos la clasificación final de este torneo. Así nos daremos cuenta visual de los resultados obtenidos por cada uno de los jugadores participantes:

Clasificación según orden de sorteo del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Clasificación final por orden del sorteo inicial

Clasificación según puntuación del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Clasificación final por puntuación

Como hemos podido ver, Francisco García Orús fue el vencedor del mismo. García Orús, que lamentablemente nos dejó hace unos pocos meses, había nacido en Barcelona, el 28 de septiembre de 1930. Empezó a jugar al ajedrez a los 17 años. Este mismo año del torneo había quedado campeón del Club Ajedrez Español, uno de los clubs catalanes más laureados de la época. En 1953 fue campeón de Barcelona de partidas rápidas. Y con posterioridad a estos torneos quedó subcampeón de España. Fue seleccionado para formar parte del equipo de Barcelona en el match Barcelona-Madrid-Lisboa. Defendió a España en numerosas ocasiones. Alguna de ellas ya las habíamos relatado en otro de los artículos de este blog (Match España-Suiza 1961), con importantes victorias sobre los jugadores suizos. Conquistó diferentes trofeos, entre ellos el Trofeo Dr.Puig y Puig, el Trofeo Fundador Domecq y el Trofeo Dr. Bofill y Pitchot, trofeos todos ellos muy apreciados en Cataluña. García Orús fue un jugador muy sólido, capaz de entablar con el gran Gligoric. Según los entendidos, decían que tenía un punto flaco: jugar con negras contra 1.e4, pero que con el tiempo supo sobrevivir a este contratiempo. Hombre de una corrección modélica y ejemplar. Imperturbable tanto en la victoria como en la derrota.

De Ángel Ribera, Miquel Albareda y Juan Sola ya hemos hablado en diferentes ocasiones. Los tres eran jugadores de una calidad contrastada. Y de Matías de Llorens, casi lo hemos dicho todo al principio. Añadiremos que era la cordialidad personificada. Hombre simpático, desprendido y amigo de todos los que le rodeaban. Fue el motor de este torneo… y también de los siguientes. Y con su juego táctico era capaz de hacer saltar la sorpresa en cualquier partida.

Y hubo sorpresas, como no. Sólo empezar y Albareda cedió el punto a García Orús. Más adelante Matías de Llorens vencía a Ángel Ribera, en una partida que el jurado calificó como la mejor del torneo. Sin olvidar que el local Llorenç Canut venció al propio Matías de Llorens.

El ajedrecista Miquel Albareda
Miquel Albareda

El ajedrecista Ángel Ribera
Ángel Ribera

El ajedrecista Juan Sola
Juan Sola

Viñas, García Orús, A.Ribera, Sola, Albareda, Matías de Llorens y el alcalde Salvador Palomera
Viñas, García Orús, A.Ribera, Sola, Albareda y Matías de Llorens
apoyado en la mesa, el Alcalde de la Villa, Salvador Palomera


Acto de presentación del I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Viñas, Matías de Llorens, Albareda y Ribera,
en el acto de presentación del Torneo


Familiares y participantes en el I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955
Y aquí, poco antes de la presentación del Torneo, con bastantes
familiares. El tercero por la izquierda es Ángel Ribera, le sigue
su esposa y la de Albareda, cuya cabeza asoma un poco por encima
de ellas. Al fondo, de frente, Matías de Llorens. A su derecha
Juan Sola y a su izquierda Joan Barnola


Así durante siete días los jugadores disputaron su supremacía. Por las noches se completaba la jornada con una sesión de simultáneas y al mismo tiempo se proyectaban documentales en el Cine del Casal Católico. Estos actos despertaron la simpatía del pueblo que de una manera insospechada se lanzó a la calle sorprendiendo a los propios jugadores y organizadores. Igualmente la prensa cubrió ampliamente la información.

Finalmente la victoria fue para el joven Francisco García Orús, sumando un total de 5 puntos y que desde el comienzo dio muestras de una gran seguridad y voluntad de vencer. Matías de Llorens obtuvo el Premio de Belleza en su partida contra Ángel Ribera en una buena muestra de su estilo agresivo y combinativo, tal como ya habíamos dicho antes.

Diariamente, después de cada ronda, aparecían los boletines con todos los resultados y anécdotas. Estos eran realizados, de forma gratuita, por el impresor de La Pobla y comarca, Ángel Armenteras. Un trabajo arduo y laborioso que daba categoría al torneo… y que los jugadores valoraban. Un colaborador más de los tantos que hubo.

En las 22 simultáneas que realizaron cada uno de los cinco maestros barceloneses, destacó Juan Sola, el formidable jugador del Ruy López-Tívoli por su manera rápida de jugar. Los resultados fueron:
García Orús y Juan Sola : 22 ganadas.
Albareda: 21 ganadas y 1 tablas.
Ribera y Llorens: 21 ganadas y 1 perdida.

Estas simultáneas no habrían tenido la relevancia que tuvieron de no haber sido por las proyecciones que se realizaron de las mismas. Proyecciones y documentales que fueron posibles gracias a la Embajada Americana y por mediación del Alcalde de La Pobla, Salvador Palomera y de Josep Pons, dueños del cine Casal. Evidentemente, éstos ponían la maquinaria y los trabajos de proyección, realizados por Josep Pons Trafí, quien estuvo durante todo el torneo a disposición permanente. Dichas proyecciones se realizaban en las terrazas, frente al bar donde se hacían las simultáneas. La falta de televisión en aquellos tiempos ayudaba a que la gente saliera a la calle y más en aquel agosto que el calor sofocaba.

En los siguientes torneos ya se proyectaban películas de largo metraje, que venían a ser las mismas que se daban en el cine Casal. Tanto Palomera como Pons, que eran los socios fundadores, las ofrecían gratuitamente, así los ajedrecistas también tenían sus momentos de relax.

El día 7 de Agosto en el local social y con la presencia de las autoridades se procedió al reparto de premios.

Planilla de la partida de ajedrez Albareda-García Orús
Planilla Albareda-García Orús

De la importancia del Torneo dio cuenta incluso la prestigiosa revista de la época El Ajedrez español (nº 3, 1955) en un artículo firmado por Pere Cherta, con la inclusión de tres partidas. Veamos el recorte…

Recorte de la revista El Ajedrez Español sobre el I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955

Recorte de la revista El Ajedrez Español sobre el I Torneo Nacional de Ajedrez de La Pobla de Lillet 1955 (2)
Recorte de la revista “El Ajedrez Español”

Con este artículo hemos empezado una pequeña historia de los Torneos Nacionales que se jugaron en La Pobla de Lillet entre 1955 y 1958. Tenemos previsto articular los otros tres en un próximo futuro. Adjuntamos pgn con cinco partidas de este torneo. Pese a nuestros esfuerzos no hemos conseguido encontrar más. Pero si alguno de nuestros lectores las poseyera, nos gustaría que nos la hiciera llegar.

Antes de terminar quisiéramos dar las gracias a nuestro amigo Joan Barnola, de quién hemos obtenido valiosa información escrita y gráfica que nos ha ayudado en la confección de todas estas líneas dedicadas al I Torneo de La Pobla de Lillet 1955, así como de la información que en todo momento le fue facilitada por General Soler, a quién también agradecemos su gesto desinteresado.

Y es así, con las pequeñas-grandes cosas que se consiguen de ajedrecistas entusiastas, muchas veces anónimos, que han tenido la constancia de guardar recuerdos, tanto escritos como gráficos, que hoy en día se puede llegar a recomponer una pequeña parte de la Historia General del Ajedrez. A todos ellos nuestro más expresivo agradecimiento.

Alejandro Melchor y Joaquim Travesset
22 de noviembre de 2012


2 comentarios:

Pau Pascual dijo...

Me parece muy interesante esta recuperación histórica del ajedrez en un pequeño pueblo de montaña. Quizás faltaba concluir en que derivó todo esto, ya que esta presencia ajedrecística dejó un legado. Me consta que actualmente en verano se organiza un prestigioso evento de ajedrez, con torneos, charlas, partidas vivientes,... Y todo en un entorno perfecto. Para amantes del rey de los juegos.Ya hace tiempo que tengo intención de asistir cuando me lo pueda permitir.
Enhorabuena y seguid con la llama del ajedrez.

Joaquim dijo...

En los próximos tres artículos que seguirán a éste, esperamos que podrás seguir el hilo de la historia del Ajedrez en La Pobla de Lillet.



Jugar al ajedrez